SINDICATO UNITARIO DE LA GOBERNACI脫N DEL VALLE DEL CAUCA
NOSOTROSCONTACTO 29 Sep, 2022

7 lecciones que le dej贸 el paro nacional al sindicalismo colombiano

El sindicalismo colombiano debe someterse a un cuidadoso auto an谩lisis para aplicar correctivos. Se han cometido errores. No podemos ocultarlo. Un an谩lisis de la situaci贸n actual.

El sindicalismo colombiano debe someterse a un cuidadoso auto an谩lisis para aplicar correctivos. Se han cometido errores. No podemos ocultarlo. Un an谩lisis de la situaci贸n actual.

Por Fernando Alexis Jim茅nez

El m谩s reciente Paro Nacional en Colombia que marc贸 un hito en la historia, dej贸 clara una realidad: Los sindicalistas ya no somos los 鈥chachos de la pel铆cula鈥. En pocas palabras, progresivamente hemos ido perdiendo el protagonismo.

Soy consciente de que mi planteamiento desatar谩 una tormenta sin precedentes, y no faltar谩 quien se rasgue las vestiduras. Sin embargo, antes que contemplar la posibilidad de considerarme hereje y que se proponga mi lapidaci贸n, pido me concedan unas pocas palabras con las que sintetizo mi argumento:

1.- La corrupci贸n y la politiquer铆a han infiltrado el sindicalismo. Para nadie es desconocido que algunos de quienes se denominan dirigentes, establecen nexos con los patrones, lo que por supuesto, va en detrimento de los trabajadores. De la mano con esta realidad, otra igualmente desalentadora: hay quienes comprometen su labor con los partidos tradicionales, los mismos que legislan para golpear a quienes deber铆an defender: los obreros.

2.- Se ha ido desdibujando la beligerancia. Las batallas que se libran con el sindicalismo, no son las de otras 茅pocas, ni las que marcaron un distintivo como la huelga de las bananeras o el accionar de Jorge Ignacio Torres o Mar铆a de los 脕ngeles Cano M谩rquez (Mar铆a Cano), la primera mujer que lider贸 la organizaci贸n de los trabajadores en diferentes regiones del pa铆s.

3.- Las acciones de car谩cter pol铆tico-sindical est谩n perdiendo fuerza. El ejercicio del sindicalismo tiene una incidencia pol铆tica no partidista, que, a la fecha, o bien perdi贸 su norte o no tiene la fuerza de antes. Pese a ello, en muchos escenarios queda en evidencia que incurren en la improvisaci贸n, el inmediatismo y se dejan de lado las actividades con incidencia en la b煤squeda de reivindicaciones para la clase obrera.

4.- Falta de capacitaci贸n y formaci贸n de cuadros sindicales. La generaci贸n sindical que nos toc贸, la que llamamos de vanguardia, demanda la formaci贸n pol铆tica y de liderazgo antes de ocupar un cargo. Eso significar铆a que el dirigente se desenvuelva a conciencia, con un solo norte: la defensa de la clase trabajadora. A esto se debe sumar que no se est谩n preparando cuadros que puedan contribuir, en el corto plazo, a la renovaci贸n generacional en las organizaciones sindicales.

5.- Toma fuerza la divisi贸n del sindicalismo. Antes que propiciar un fortalecimiento de los sindicatos, como un bloque monol铆tico, salta a la vista que hay fuertes huracanes de divisionismo. Esta tormenta alimenta el surgimiento de nuevas organizaciones d茅biles que favorecen los intereses de los patrones. Hay tantos sindicatos como religiones en el mundo.

Es cierto que los pretendidos dirigentes quedan amparados por el fuero sindical, pero el creciente fraccionamiento no ha hecho otra cosa que debilitar el movimiento obrero.

6.- Paulatinamente se va perdiendo la capacidad de convocatoria. Retomo el tema del Paro Nacional. Mientras que en las calles brillaron por su ausencia muchos sindicatos鈥攔epresentados en sus lideres y afiliados–, se hizo evidente que s铆 salieron a manifestarse otras expresiones populares: ind铆genas, campesinos, comunales, estudiantes y quienes jam谩s hab铆an marchado y que integraron la llamada primera l铆nea.

7.- Seguimos usando el lenguaje de hace veinte a帽os. Que no queremos a los yanquis, que las pol铆ticas neoliberales nos est谩n hundiendo y que las trasnacionales acaban con toda garant铆a laboral, son entre otros, hechos que conocemos a ciencia cierta. Sin embargo, seguimos utilizando el mismo lenguaje de otras 茅pocas y no estamos llegando de manera clara a las nuevas generaciones y al ciudadano del com煤n.

ES HORA DE HACER UN ALTO EN EL CAMINO

Desconozco c贸mo quiera usted rotular la situaci贸n actual del sindicalismo colombiano. Desde mi perspectiva, que no refleja una verdad revelada鈥攑or supuesto–, estamos experimentando una crisis sin precedentes y, adem谩s, profunda.

Dadas las actuales circunstancias es tanto como encontrarnos en medio de un puente. No podemos llegar a la frontera sin retorno, porque ser谩 la clase trabajadora la que lleve la peor parte.

En ese orden de ideas, adem谩s de hacer un alto en el camino, urge reorientar el movimiento sindical para que responda a las expectativas de la actual situaci贸n y de las futuras, porque es evidente que los politiqueros querr谩n seguir atornillados en el poder atropellando a la clase trabajadora. 聽

Blog del autor: https://cronicasparalapaz.wordpress.com/

Fernando Alexis Jim茅nez

Fernando Alexis Jim茅nez - Ejerce el periodismo desde hace m谩s de 30 a帽os. Ha trabajado para radio y prensa y, en esta 煤ltima etapa, para medios digitales. Curs贸 una licenciatura en ciencias religiosas en la fundaci贸n universitaria Bautista. Tiene columnas permanentes en portales internacionales como KaosEnLaRed, Am茅ricaXXI, Alainet, Rebeli贸n y Prensa Bolivariana, entre otras. Se identifica como un seguidor de la teolog铆a de la liberaci贸n promovida por Leonardo Boff, Gustavo Guti茅rrez, Elder C谩mara y Frey Beto. Actualmente es dirigente sindical del SUGOV.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Nosotros

El Sindicato Unitario de la Gobernaci贸n del Valle del Cauca-Diverso pero Unitario, es una Organizaci贸n Sindical de Industria y/o rama de actividad econ贸mica de primer grado y mixta, que tiene en su seno a Servidores P煤blicos adscritos en los Niveles Central-Descentralizado, EICES-ESES-de Nivel Dptal. y Funcionaros de Educaci贸n planta FODE .


CONT脕CTENOS

LLAMENOS


  • Registro Sindical No. 00002597 de Noviembre 2 de 2010
  • Nit: 900393920-1


Suscripci贸n


    Categorias