SINDICATO UNITARIO DE LA GOBERNACIÓN DEL VALLE DEL CAUCA
NOSOTROSCONTACTO 23 Oct, 2021

“Vuelve la burra al trigo”: Continuará el 4 x 1.000, dice Santos

“Vuelve la burra al trigo”: Continuará el 4 x 1.000, dice Santos
 

Siga echando lápiz, compañero porque el cuatro por mil permanecerá vivo…


El problema no es de su vecino sino mío y suyo compañero, porque después de anunciar su desmonte en el 2015 con el ánimo de agarrar incautos electores, Santos ahora sale a decir que el cuatro por mil seguirá… Comenzó a mostrar lo que será su segundo período de gobierno…

Por Fernando Alexis Jiménez

Santos contra-ataca. De la sonrisa bonachona con la que recorrió muchas regiones del país hablando de paz y de una orientación social de cara a su reelección, no quedan más que fotografías y discursos ventijulieros. ¿La razón? En el primer Consejo de Ministros –tras su posesión para el segundo período–, se fue lanza en ristre contra Juan Pueblo al anunciar la continuidad del ingrato gravamen del cuatro por mil. El proyecto será presentado al Congreso de la República bajo el argumento de que con esos pesitos que le quitará del bolsillo a los colombianos –junto con la ampliación de la base del Impuesto al Patrimonio–, financiará los 12,5 billones de pesos que faltan para financiar el Presupuesto Nacional del 2015.

Vuelve la burra al trigo”, como dice don Armando, o también: “Vaca rompelona no olvida su portillo”. El Ministro de Hacienda, Mauricio Cárdenas, salió a decir con una sonrisa de oreja a oreja que ese anuncio era lo más sobresaliente de la reunión que sostuvo el fin de semana el Presidente con sus inmediatos colaboradores. Y digo que salió sonriendo porque a alguien como Cárdenas, que proviene de una élite productora de café—en cuyas fincas los cosechadores aprendieron en carne propio lo que es la explotación–, que no debió soportar el miserable ajuste del 2.98% decretado por el piloto del avión sin rumbo, que no viaja en transporte masivo y que no se ve azarado por el pago de matrículas de Universidad para los hijos, la continuidad del cuatro por mil constituye la mejor salida para capitalizar la Nación y asegurar el cumplimiento del Plan de Gobierno Santos.

Alcanzar la meta propuesta de 216 billones de pesos para el próximo año, demanda ingresos extras complementarios por 12,5 billones de pesos. Ese es el fundamento para permanezca vivo y coleando el abusivo impuesto, que nos duele a los colombianos cada vez que nos llega el registro de las transacciones. Pero el descaro de Santos y Cárdenas no tiene límites: Prometen que el cuatro por mil sólo se extenderá por cuatro años más… Y después de ese tiempo, encontrarán el nuevo Presidente y su Ministro de Hacienda, otra excusa para tornar vitalicio ese atraco a la clase trabajadora.
 

Santos comienza a sacar las uñas… Y Juan Pueblo a llevar del bulto…

El día que les metieron la mano al bolsillo a los trabajadores

Ante la crisis que se produjo en el sector bancario, el Gobierno Nacional emitió el Decreto 2331 de 1998. Inicialmente se dijo que tendría una vigencia temporal, de un año para ser más específicos.

La  Corte Constitucional falló mediante Sentencias C-122 y C-136 de 1999 sobre la constitucionalidad de las medidas, pero especificaba que sólo tendrían aplicación en el sector bancario de carácter público,  a las cooperativas financieras y a los alivios para los deudores del sistema Upac (Unidad de Poder Adquisitivo Constante, que en ese entonces, era usada para calcular los créditos de vivienda). Con esta decisión, la banca privada quedó excluida de recibir recursos de este impuesto para salir de la crisis.

La capitalización de la banca privada fue asumida con recursos propios de sus accionistas (20%) y con créditos de Fogafín, a tasas de mercado (80%) y respaldados por el patrimonio de los accionistas, en caso de incumplimiento.

Una vez superada la crisis financiera, en 1999 y al amparo del terremoto en la zona cafetera, el famoso cuatro por mil se prolongó otro año más, y se modificó el destino de los recaudos. Se dijo entonces que se orientarían a financiar los gastos de la reconstrucción de las poblaciones más perjudicadas por la catástrofe natural. 

En el 2000, el gravamen fue convertido en un impuesto permanente y su tarifa inicial como contribución fue del dos por mil para los retiros realizados de las cuentas corrientes y de ahorro, los depósitos en el Banco de la República (BR) y la emisión de cheques de gerencia. Pasados unos meses, la tasa se incrementó a 3×1000 en 2000 (Ley 633) y en 2003 se elevó a 4×1000, de manera transitoria hasta 2007 (Ley 863). 

En 2006 la tarifa del cuatro por mil se fijó permanente en 0 (Ley 1111).Hasta la aprobación de la más reciente Reforma Tributaria, este impuesto tendría un desmonte gradual, pasando a ser de dos por mil entre los años 2014 y 2015, uno por mil entre los años 2016 y 2017 y a partir del año 2018 de cero por mil. Sin embargo, la crisis en el agro colombiano, obligó al Gobierno Nacional a replantear esta decisión.


Una ley para alimentar ilusiones y legitimar el engaño

El 10 de diciembre de 2013, el Gobierno aprobó la ley que extiende por un año este desmonte. Determinando así, que en el 2014 se mantenga el impuesto y el desmonte inicie a partir del 2015 con el dos por mil; en el 2016, con el uno por mil, y que desaparezca en 2018. Pero antes que se diera el desmonte, Santos dio un golpe de mano y zas… anuncia la prolongación del nefasto tributo, que pagamos los que andamos en el masivo MIO, los que prefieren no salir a los pitos y cacerolas esperando que los demás den la pelea, los que son conscientes que el piloto del avión sin rumbo siga dejando morir las instituciones culturales ante un silencio que resulta a la vez sumiso y cómplice.

Si mis apreciados lectores, entre los que se encuentran varios miembros del Gabinete por supuesto: El cuatro por mil seguirá vigente. Otros pesitos más que se nos van del bolsillo. Haga cuentas, eche lápiz, piénselo desde ahora, para que en el 2015 cuando se anuncie la negociación del Pliego Petitorio, así sea por dignidad, nos sumemos a la movilización y no permitir que ni Santos ni el piloto, nos sigan dando garrote mientras salen en la televisión con sonrisa bonachona a decir que la economía va bien. Claro, va bien, pero a costa de Juan Pueblo.

NOTA OBLIGATORIA: La presente columna interpreta los criterios de su autor y no necesariamente expresa el pensamiento sugoviano.


Sugov

El Sindicato Unitario de la Gobernación del Valle del Cauca-Diverso pero Unitario, es una Organización Sindical de Industria y/o rama de actividad económica de primer grado y mixta, que tiene en su seno a Servidores Públicos adscritos en los Niveles Central-Descentralizado, EICES-ESES-de Nivel Dptal. y Funcionaros de Educación planta FODE .


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Nosotros

El Sindicato Unitario de la Gobernación del Valle del Cauca-Diverso pero Unitario, es una Organización Sindical de Industria y/o rama de actividad económica de primer grado y mixta, que tiene en su seno a Servidores Públicos adscritos en los Niveles Central-Descentralizado, EICES-ESES-de Nivel Dptal. y Funcionaros de Educación planta FODE .


CONTÁCTENOS

LLAMENOS


  • Registro Sindical No. 00002597 de Noviembre 2 de 2010
  • Nit: 900393920-1