SINDICATO UNITARIO DE LA GOBERNACI√ďN DEL VALLE DEL CAUCA
NOSOTROSCONTACTO 25 May, 2022

Los corruptos han atrapado el poder para obligarnos a callar y obedecer

Por Carolina Vásquez Araya | Blog https://carolinavasquezaraya.com/2020/05/17/callar-y-obedecer/

El tiempo transcurre y seguimos sumidos en una total incertidumbre.

El confinamiento impuesto para controlar la peor pandemia de la historia moderna ha cercenado de tajo nuestras libertades esenciales, cerc√°ndonos con un muro de imposiciones surgidas desde centros de poder, los mismos que hace apenas unos meses eran objeto de fuertes manifestaciones de protesta a lo largo y ancho del planeta.

A decir verdad, el ataque de este virus desconocido y aparentemente indestructible ha venido a crear un estado de impunidad muy conveniente para aquellos gobiernos que hasta no hace mucho vacilaban en la cuerda floja.

Esto, sin embargo, no es nuevo; las tragedias y cat√°strofes, naturales o no, han servido siempre como excusa para facilitar el acceso a mecanismos extremos de poder pol√≠tico a individuos y grupos cuyo desempe√Īo, tarde o temprano, les hubiera costado la p√©rdida de autoridad.

Nuestra realidad se ha reducido de pronto a callar y obedecer, no importa cuán desatinadas sean las órdenes superiores dictadas e impuestas por medio del miedo y la represión.

En la mayor√≠a de nuestros pa√≠ses, a la poblaci√≥n se la acorrala y reduce a una obediencia humillante mediante la fuerza de las armas, con ej√©rcitos patrullando las calles y polic√≠a agrediendo sin compasi√≥n a los m√°s pobres, premunidos de una autoridad capaz de transformar en delito actos tan elementales como la b√ļsqueda de medios para sobrevivir.

De modo inexplicable, el simple hecho de salir de casa es hoy un acto subversivo merecedor de un castigo ejemplar y, a√ļn cuando el confinamiento sea una medida acertada y necesaria para detener la pandemia, el modo de imponerlo ha significado, en muchos pa√≠ses, la abolici√≥n (mediante la violencia) de derechos garantizados por la Constituci√≥n y las leyes.

Callar y obedecer parece ser la consigna del momento. Por un razonamiento lógico (detener los contagios y evitar la pérdida de vidas humanas) se mantiene a la ciudadanía incapacitada para disentir y se la deja a merced del criterio de otros, quienes decidirán su vida y su futuro.

En realidad y fuera de toda l√≥gica, los sectores m√°s poderosos, es decir, esos ‚Äúotros‚ÄĚ que han atrapado el poder mediante la corrupci√≥n y el pillaje, han logrado el estatus so√Īado: tener a la sociedad en un pu√Īo.

Si hay algo más peligroso que un virus mortal, es el miedo y la desinformación, capaces de anular la capacidad de las personas para retomar las riendas de su libertad y decidir sobre su vida.

Callar y obedecer es hoy y ha sido siempre una mordaza amarga impuesta a lo largo de la historia. Es un precepto capaz de debilitar de golpe las bases de las democracias incipientes y largamente anheladas por los Pueblos latinoamericanos, tras innumerables golpes de Estado y atentados constantes contra los derechos humanos, políticos y económicos.

Callar y obedecer es lo que ha incapacitando a grandes sectores por medio de la explotación y la pobreza, impidiéndoles acceder al conocimiento y transformando las leyes en instrumentos propicios para obstaculizar su derecho a la participación ciudadana, activa y consciente.

Callar y obedecer es la anti democracia por excelencia y el virus la impone con todo su poder letal, amparándose en el miedo a la muerte pero, sobre todo, en esa sensación de impotencia ante la capacidad de otros para apoderarse de nuestro destino.

El silencio y la obediencia, despu√©s de todo, son producto de esa larga secuencia de abusos a los cuales estamos tan acostumbrados como para seguir eligiendo a lo peor de la oferta pol√≠tica para administrar nuestro presente y empe√Īar, con total descaro, nuestro futuro.

A MEDIDA QUE EL SILENCIO SE IMPONE, NUESTROS DERECHOS RETROCEDEN

√Ālvaro Ruiz

Cali, Abril/58. Economista con estudios pos universitarios Universidad de la Habana-Cuba. Especializaci√≥n Administraci√≥n P√ļblica UNIVALLE. Directivo Sugoviano y L√≠der Comunitario ‚ÄďJAC, Coordinador de Cuadra. Escribe desde 1984, siendo su primer fragmento ‚ÄúTristeza y Alegr√≠a‚ÄĚ. Desde entonces no ha cesado de trazar unas cuantas l√≠neas denominadas MI VOZ. Su escuela literaria su T√≠o el Escritor cale√Īo Arturo Alape. Prepara compilaci√≥n de sus trazos diversos pero unitarios: Imaginar Futuro como lo dec√≠a Galeano.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Nosotros

El Sindicato Unitario de la Gobernaci√≥n del Valle del Cauca-Diverso pero Unitario, es una Organizaci√≥n Sindical de Industria y/o rama de actividad econ√≥mica de primer grado y mixta, que tiene en su seno a Servidores P√ļblicos adscritos en los Niveles Central-Descentralizado, EICES-ESES-de Nivel Dptal. y Funcionaros de Educaci√≥n planta FODE .


CONT√ĀCTENOS

LLAMENOS


  • Registro Sindical No. 00002597 de Noviembre 2 de 2010
  • Nit: 900393920-1


Suscripción


    Categorias