SINDICATO UNITARIO DE LA GOBERNACI√ďN DEL VALLE DEL CAUCA
NOSOTROSCONTACTO 26 Sep, 2022

Las paredes gritan, la universidad calla

Hay irregularidades en Bellas Artes, entre ellas acoso sexual a las estudiantes, sobre las cuales la Administración ha guardado absoluto silencio.

Renata Cabrales – Tomado del Semanario Voz

Diferentes grafitis iban apareciendo poco a poco en algunos ba√Īos de la instituci√≥n a manera de denuncia o de incentivo para que las j√≥venes dejaran el miedo y se unieran para denunciar los casos de acoso sexual a los que supuestamente, hab√≠an sido sometidas por algunos docentes: ‚Äú¬Ņusted se ha sentido acosada por el profesor fulano de tal, usted sabe qu√© es acoso? No est√°s sola, denuncia. T√ļ no eres la √ļnica‚ÄĚ.
A comienzos del primer semestre del presente a√Īo, empezaron a aparecer, poco a poco, nombres de cada vez m√°s profesores que se iban sumando a la lista de supuestos acosadores que las j√≥venes denunciaban. Las paredes de los ba√Īos no daban abasto, cada vez era necesario un espacio m√°s para la denuncia, as√≠ que ahora las denuncias de acoso y los nombres de los responsables aparec√≠an en todos los ba√Īos de la instituci√≥n. Diferentes tipos de letras y m√°s nombres de profesores indicaban que el n√ļmero de v√≠ctimas de acoso sexual iba en aumento.
‚ÄúLuego empezaron a escucharse rumores en los pasillos, como tal profesor me hizo esto‚Ķy estos rumores empezaron a generar molestia, incluso unas estudiantes dec√≠an que no quer√≠an entrar a la clase del profesor que tanto hab√≠a sido mencionado en los ba√Īos‚ÄĚ. Afirma Alejandra Fern√°ndez, una de las estudiantes que lidera el grupo Las Victorias, el cual surgi√≥ a ra√≠z de todas estas manifestaciones de inconformidad de muchas estudiantes de la universidad. VOZ se reuni√≥ con algunas j√≥venes que hacen parte del colectivo y convers√≥ con la estudiante anteriormente citada y que es una de las fundadoras de este.
‚ÄúLos grafitis no fueron nuestra iniciativa y ni siquiera a√ļn nos hab√≠amos conformado como grupo. Eso fue algo que sucedi√≥ como consecuencia del malestar de las estudiantes de bellas artes‚ÄĚ ‚Ķ Despu√©s de una reuni√≥n con el rector y la decana se limpiaron y se pintaron los ba√Īos, y el rector dijo que eso era algo que ellos ten√≠an que hacer, pues estaba supuestamente en el plan de aseo de la universidad y que no ten√≠a nada que ver con los grafitis de denuncia. Nosotras le dijimos que est√°bamos inconformes porque esa era una forma an√≥nima de denunciar, que no nos pon√≠an atenci√≥n y antes lo que hac√≠an era taparlos con pinturas‚ÄĚ, contin√ļa Fern√°ndez.
Las pocas acciones de las directivas
A finales de marzo de 2019 se convoc√≥ una reuni√≥n extraordinaria con el rector de la instituci√≥n Ram√≥n Daniel Espinosa Rodr√≠guez, por parte de estudiantes que no quer√≠an asistir a las clases de uno de los docentes se√Īalado de acoso sexual por medio de los grafitis en las paredes de los ba√Īos. A dicha reuni√≥n asistieron m√°s j√≥venes de lo esperado, dos docentes y varios estudiantes hombres. All√≠ se realizaron denuncias p√ļblicas por parte de las estudiantes hacia diferentes docentes narrando hechos que ocurrieron no solo dentro de la instituci√≥n sino tambi√©n por fuera de esta. ‚ÄúEl acuerdo al que se lleg√≥ en esta reuni√≥n, entre estudiantes y rector√≠a, fue el de entregar las cartas directamente al rector para llevar un proceso inmediato, tambi√©n se acord√≥ crear una ruta de atenci√≥n para este tipo de denuncias y dar informaci√≥n p√ļblica de c√≥mo se est√° llevando a cabo este proceso‚ÄĚ, afirma Fern√°ndez.
En vista de que las estudiantes no han recibido ninguna respuesta por parte de la institución, se han visto en la obligación de realizar un derecho de petición con el fin de solicitar a la institución la creación de una mesa de ruta de atención, para la recepción de los diferentes casos de acoso sexual y violencia de género.
En cuanto a la indiferencia por parte de la instituci√≥n ante la solicitud de las estudiantes, afirma, Alejandra: ‚ÄúA pesar de que hemos pedido crear la ruta de atenci√≥n para estas denuncias y dar informaci√≥n p√ļblica de c√≥mo se est√° llevando a cabo este proceso, se solicit√≥ que de las denuncias ya hechas, de parte de dos estudiantes sobre maltrato verbal, y acoso sexual, de las cuales hay dos procesos abiertos hace casi un a√Īo, sean respondidos oportunamente, y no ha habido ninguna respuesta contundente‚ÄĚ.
M√°s acciones de denuncia
A pesar de todo, las estudiantes decidieron seguir denunciando y fue as√≠ como, el 2 de abril de este a√Īo, estudiantes del II semestre de artes pl√°sticas ampliaron a tama√Īo de pliego una carta en la cual solicitan al rector de la instituci√≥n, Ram√≥n Espinosa, no ser obligadas a ver m√°s clases con su profesor de dibujo por tener comportamientos inapropiados con las estudiantes. La carta fue expuesta en un caballete en la sala alterna de la instituci√≥n y como acto performativo, las y los estudiantes se quedaron sentados alrededor de la carta que hab√≠a sido firmada por ellos.
D√≠as despu√©s, una estudiante de dise√Īo gr√°fico radic√≥ una carta en rector√≠a denunciando los tratos inadecuados de su profesor de dise√Īo: ‚Äúpor esta denuncia, ella fue citada a una reuni√≥n privada con el rector, el profesor denunciado, la decana de la facultad y el abogado de la instituci√≥n, pero la estudiante se neg√≥ a participar de la reuni√≥n luego de haber recibido asesor√≠a de la Fundaci√≥n Casa Matria, externa al plantel educativo, pues una abogada le explic√≥ su derecho a no confrontarse con su victimario‚ÄĚ, comenta Fern√°ndez.
Como colectivo, se hizo la acci√≥n de las tizas: ‚Äúpedimos el permiso de mostrar la sala alterna donde se rayaron las paredes con tizas y empezamos a colocar frases que nos dec√≠an en la instituci√≥n que hac√≠a que nos sinti√©ramos inc√≥modas o que nosotras pens√°bamos que era acoso o abuso de la autoridad por algunos profesores y m√°s de una empez√≥ a escribir. Como es un corredor, dejamos las tizas en una tablita y la gente se acercaba a escribir mensajes, al otro d√≠a el personal de aseo lav√≥ las paredes y al d√≠a siguiente las pintaron, cosa que no se hac√≠a hace muchos a√Īos‚ÄĚ, colectivo Las Victorias.
A ra√≠z de esta situaci√≥n y de las dificultades ante la recepci√≥n de las denuncias, el colectivo Las Victorias decide realizar un conversatorio en el auditorio de la universidad, ‚ÄúAqu√≠ nos respetamos‚ÄĚ, al que asistieron como panelistas, una experta en violencia de g√©nero, Claudia Leal Valencia; sobre nuevas masculinidades, Gustavo Calle Quintero, un fiscal, Arbey Pedrosa, acerca de las rutas de atenci√≥n en caso de violencia de g√©nero y Renata Cabrales sobre la utilidad del periodismo con enfoque de g√©nero en el caso de este tipo de denuncias.
El conversatorio se llev√≥ a cabo el d√≠a 21 de mayo de este a√Īo y para sorpresa de las estudiantes el auditorio se llen√≥ completamente, lo cual mostr√≥ la importancia de hablar sobre temas de acoso sexual y violencia de g√©nero, pues las y los estudiantes, muchas veces desconocen cu√°les son sus derechos y si est√°n siendo v√≠ctimas de violencias de este tipo, adem√°s de ser una forma de presi√≥n para que las directivas tomen cartas en el asunto.
Estadísticas
Tambi√©n en abril de 2019, El Tiempo publica un art√≠culo: Acoso sexual en universidades: estudiantes ponen el tema sobre la mesa‚ÄĚ, que trata sobre c√≥mo las estudiantes que padecen este flagelo, reclaman acciones concretas ante estas situaciones, que cada vez se hacen m√°s visibles.
Para la investigaci√≥n sobre c√≥mo se viene tratando el tema en el pa√≠s, El Tiempo consult√≥ ocho de las principales universidades del pa√≠s, Universidad de los Andes, Externado, Nacional de Colombia, Distrital Francisco Jos√© de Caldas, del Valle, Cauca, Rosario y Pedag√≥gica Nacional, y el resultado fue que solo la mitad respondi√≥ cu√°ntos casos hab√≠a registrado de acoso sexual y laboral. Por otra parte, seg√ļn el estudio de este medio, la Fiscal√≠a tampoco tiene datos precisos sobre este tipo de sucesos y dijo ‚Äúpor el sistema de informaci√≥n que tiene no puede clasificar de una manera tan espec√≠fica esos datos (delito de abuso sexual en universidades)‚ÄĚ.
En conclusi√≥n, a partir de esta investigaci√≥n con resultados tan pobres en los casos de denuncias y su recepci√≥n, se da cuenta adem√°s, del papel que cumplen las redes sociales en estos casos, ya que se han convertido en una plataforma que sirve para hacer visibles hechos de acoso sexual y que tambi√©n, despu√©s del boom del MeToo, las mujeres y j√≥venes estudiantes violentadas han dejado el miedo y se han atrevido a denunciar p√ļblicamente sus hechos de victimizaci√≥n.

√Ālvaro Ruiz

Cali, Abril/58. Economista con estudios pos universitarios Universidad de la Habana-Cuba. Especializaci√≥n Administraci√≥n P√ļblica UNIVALLE. Directivo Sugoviano y L√≠der Comunitario ‚ÄďJAC, Coordinador de Cuadra. Escribe desde 1984, siendo su primer fragmento ‚ÄúTristeza y Alegr√≠a‚ÄĚ. Desde entonces no ha cesado de trazar unas cuantas l√≠neas denominadas MI VOZ. Su escuela literaria su T√≠o el Escritor cale√Īo Arturo Alape. Prepara compilaci√≥n de sus trazos diversos pero unitarios: Imaginar Futuro como lo dec√≠a Galeano.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Nosotros

El Sindicato Unitario de la Gobernaci√≥n del Valle del Cauca-Diverso pero Unitario, es una Organizaci√≥n Sindical de Industria y/o rama de actividad econ√≥mica de primer grado y mixta, que tiene en su seno a Servidores P√ļblicos adscritos en los Niveles Central-Descentralizado, EICES-ESES-de Nivel Dptal. y Funcionaros de Educaci√≥n planta FODE .


CONT√ĀCTENOS

LLAMENOS


  • Registro Sindical No. 00002597 de Noviembre 2 de 2010
  • Nit: 900393920-1


Suscripción


    Categorias