SINDICATO UNITARIO DE LA GOBERNACIÓN DEL VALLE DEL CAUCA
NOSOTROSCONTACTO 17 Oct, 2021

La “salvajada” de Maduro, ¿es una acción de Izquierda?

Por Fernando Alexis Jiménez

Lo que está haciendo el Presidente Maduro con los colombianos es una salvajada, aun cuando mis compañeros de izquierda pretendan justificar la decisión de cerrar la frontera aduciendo que es un asunto de Estado, y que obedece al propósito de defender la Nación de incursiones paramilitares.

Y digo que mostró la barbarie, que riñe con cualquier postulado político de izquierda—y si no es así, espero me desmientan—porque atropelló a los más vulnerables, a quienes residen en San Antonio y San Cristobal—en el Estado del Táchira—y en un abrir y cerrar de ojos los dejó sin casa, sin enseres y lo peor: Huyendo por la trocha del río fronterizo, como si fueran delincuentes.


Pero a la actitud atrabiliaria se suma otra: Salió en televisión sonriente para decir que todos aquellos que comprobaran residencia legal en ese país, tendrían derecho a restitución mediante la construcción de apartamentos si es que sus casas habían sido demolidas. ¿Cómo podrán comprobarlo si a todos los sacó –y sigue haciéndolo–de Venezuela?

Uno no entiende una medida así, aunque la rotulen como excepcional, ya que está arrasando con todo y equiparando a los colombianos con delincuentes.

¿Acaso adolescentes son paracos?¿En qué momento mujeres de 60 años empuñan un fusil?¿Y es que las mujeres embarazadas son capaces de portar equipos de campaña en territorio llano o en la montaña? Pero la miopía de Nicolás Maduro, de quien siempre se ha dicho tiene raíces en Colombia, no le permite ver la realidad ni en su propio territorio—donde su pensamiento cavernícola ha generado protestas—ni en el territorio vecino, con el que está cazando peleas sin motivo.

El cierre de fronteras, algo que se veía venir

El ánimo camorrero de Nicolás Maduro no es algo nuevo. Ha sido histórico. Estaba buscando motivos. Y le pone una fresa al helado cuando dice, a través de la televisión, que respeta a Santos y a los colombianos pero no puede soportar a los paracos. 

Y justo a quienes está sacando a sombrerazos de territorio venezolano, es a los colombianos de  a pié, a quienes el único delito que han cometido en esta vida es creer que podían buscar un destino distinto cruzando la frontera. Pero lo más irónico: La mayoría de ellos votó por Maduro, cuando en campaña, prometía brindarles garantía de residencia…

Por supuesto estos planteamientos despertarán discusiones acaloradas y hasta críticas. Las asumo, si se presentan, y uno que otro compañero de lucha considere que estoy fuera de foco. Pero como “amor no quita conocimiento”, el hecho de que creamos en un mundo diferente mediante un esquema de izquierda, no nos debe sustraer de la realidad: En Venezuela se están dando demostraciones evidentes de abuso de poder.

Lamentablemente no es el único caso. En muchos países donde la estructura económica es socialista o abiertamente comunista, también se han cometido desafueros.

Irónicamente cuando los izquierdistas marchamos por las calles reclamando libertad de expresión y la posibilidad de ejercer al derecho a la protesta social, nos indignamos cuando nos arremete la fuerza pública con garrote y gases lacrimógenos con los que quieren disuadirnos de avanzar. No obstante, cuando justamente líderes de izquierda asumen el poder, atropellan más que los militan en la derecha.

El problema: La falta de equilibrio

La derecha comete errores. El modelo estructural y económico que utilizan dista mucho de generar las condiciones para que se ejerza la justicia social y para que disminuya la enorme brecha que separa a los pobres de los ricos. Pero, con todo y las falencias, se permite protestar. Insisto: Con todo y arremetidas.

Lo contrario ocurre en muchos gobiernos que dejaron de ser esquemas legítimos, así sean hoy de izquierda, para convertirse en dictaduras. El que hable o proteste, se va para la cárcel. ¿Ejemplos? Lo ocurrido con Leopoldo López, el alcalde de Caracas y otros líderes de oposición en Venezuela.

¿En qué momento el que se encuentra en la otra orilla, que piensa diferente que yo, no puede protestar?¿Acaso no somos los militantes de izquierda los que reclamamos libertad de expresión? Si es así, ¿por qué irnos lanza en ristre contra quienes dicen algo que no se ajusta a nuestro esquema de pensamiento?

Millares de colombianos sufriendo las vejaciones y atropellos en la frontera de Cúcuta, muestran un drama del que no podemos ser ajenos. Y sin duda, esa acción troglodita de Maduro no debería asumirla la izquierda y, desde nuestra perspectiva, asumir la autocrítica para reconocer que al Presidente se le fue la mano y hasta las de caminar, con las que parece que también piensa.

Autores como James Robinson y Tohomas Piketty han insistido en la necesidad de revisar el esquema económico y de Estado promovido por el socialismo, bajo el argumento de que colapsó. Y es así. No podemos negarlo. Por supuesto, líderes de izquierda no comparten sus opiniones y los acusan de “retrógradas”.

Sin embargo lo que plantean Robinson y Piketty gira alrededor de la necesidad imperante de encontrar un punto intermedio, en el que se busquen alternativas económicas para eliminar la desigualdad social sin desconocer, que el Estado debe agenciarse recursos para operar.

Y por encima de todo, creería que se debe quitar de en medio a salvajes como Maduro, que se auto proclaman como de izquierda, pero  a la postre, le están haciendo un enorme perjuicio a la izquierda con sus acciones que golpean al pueblo-pueblo.

NOTA IMPORTANTE:El autor asume la responsabilidad por el presente artículo por considerar que no necesariamente encarna el pensamiento del movimiento sugoviano.

Sugov

El Sindicato Unitario de la Gobernación del Valle del Cauca-Diverso pero Unitario, es una Organización Sindical de Industria y/o rama de actividad económica de primer grado y mixta, que tiene en su seno a Servidores Públicos adscritos en los Niveles Central-Descentralizado, EICES-ESES-de Nivel Dptal. y Funcionaros de Educación planta FODE .


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Nosotros

El Sindicato Unitario de la Gobernación del Valle del Cauca-Diverso pero Unitario, es una Organización Sindical de Industria y/o rama de actividad económica de primer grado y mixta, que tiene en su seno a Servidores Públicos adscritos en los Niveles Central-Descentralizado, EICES-ESES-de Nivel Dptal. y Funcionaros de Educación planta FODE .


CONTÁCTENOS

LLAMENOS


  • Registro Sindical No. 00002597 de Noviembre 2 de 2010
  • Nit: 900393920-1