SINDICATO UNITARIO DE LA GOBERNACIÓN DEL VALLE DEL CAUCA
NOSOTROSCONTACTO 25 Oct, 2021

¿En qué momento el celular se convirtió en una necesidad?

La sociedad de consumo nos volvió esclavos de los celulares hasta tal punto, que hoy no pasar un día sin ellos…

Dedicado al compañero Álvaro Ruíz, que jamás se ha sujetado a esa esclavitud…

Por Fernando Alexis Jiménez

Compró el celular con la prima de diciembre. Grande, extraplano. De aquellos que otrora llamaríamos panela, pero que hoy son sinónimo de estatus. Desde que lo adquirió, no pasaban tres minutos sin que consultara la pantalla táctil, y de limpiarla con el dorso de la camisa. Estaba feliz. Se lo mostraba con orgullo a todos sus amigos como si se tratara de un trofeo.

— Lo compré barato–, se ufanaba.
— ¿Cuánto?
— Millón setecientos, pero con un 30% de descuento.
— Ja, ¡Valiente ganga! Con esa plata compro ropa y lleno el perchero.
— Ropa sí, pero no distinción. Vos sabés, no todos tienen un teléfono como éstos.

Desde ese momento su vida cambió. A duras penas saludaba a su esposa y miraba a sus hijos. Se limitaba a un lacónico “Hola”. De inmediato se ponía a chatear. Y para llamarlo a cenar, bastaba con enviarle un mensaje de texto: “Ya está servido. Lo esperamos en la mesa”, así se encontrara a menos de tres metros de distancia. Leía el correo y la prensa online, descargaba vídeos y hasta veía allí la televisión. “Esto es una maravilla”, repetía con la misma fascinación de Aureliano Buendía cuando su padre lo llevó a conocer el hielo allá en Macondo.

Toda su existencia giraba alrededor del celular, hasta que se le perdió. No recordaba dónde. Marcó a su número, pero habían apagado el aparato; se iba a buzón. Emprendió la yincana por el restaurante, la farmacia, el centro comercial y el último sitio en el que había estado. Todos coincidían en asegurar: “Aquí no lo dejó.”

Incluso, un ladrón desocupado, que lo vio con ese desespero de secuestrado en fuga, le dijo con una sonrisa: “Si lo encuentra, me avisa.”

Sin teléfono móvil, sintió que el mundo se hundía bajo sus pies. Experimentaba una indescriptible sensación de vacío y ansiedad. Creía estar desconectado del mundo. Y me contaron hoy al llegar a la oficina, que lo vieron tramitando un crédito en el fondo de empleados, para comprarse uno nuevo, aunque más caro…

Álvaro Ruiz

Cali, Abril/58. Economista con estudios pos universitarios Universidad de la Habana-Cuba. Especialización Administración Pública UNIVALLE. Directivo Sugoviano y Líder Comunitario –JAC, Coordinador de Cuadra. Escribe desde 1984, siendo su primer fragmento “Tristeza y Alegría”. Desde entonces no ha cesado de trazar unas cuantas líneas denominadas MI VOZ. Su escuela literaria su Tío el Escritor caleño Arturo Alape. Prepara compilación de sus trazos diversos pero unitarios: Imaginar Futuro como lo decía Galeano.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Nosotros

El Sindicato Unitario de la Gobernación del Valle del Cauca-Diverso pero Unitario, es una Organización Sindical de Industria y/o rama de actividad económica de primer grado y mixta, que tiene en su seno a Servidores Públicos adscritos en los Niveles Central-Descentralizado, EICES-ESES-de Nivel Dptal. y Funcionaros de Educación planta FODE .


CONTÁCTENOS

LLAMENOS


  • Registro Sindical No. 00002597 de Noviembre 2 de 2010
  • Nit: 900393920-1