SINDICATO UNITARIO DE LA GOBERNACIÓN DEL VALLE DEL CAUCA
NOSOTROSCONTACTO 26 Oct, 2021

El día en que conocí a Uribe

El presidente Duque dejó esperando a los indígenas en Caldono. ¿Quién dijo miedo?


Por Raúl Ranírez | Periodista caleño

La fecha no la recuerdo con precisión. Solo sé que fue en uno de los primeros meses del 2002 cuando arreciaba la campaña presidencial. El día anterior, viernes, recibí una llamada de mi jefe en Bogotá. “Raúl, mañana esté temprano en el aeropuerto. Allí lo va a recoger un helicóptero que lo va a llevar a un sitio. Cubra esa nota. Guarde discreción”, fue la tajante orden.
Al día siguiente estaba con mi camarógrafo en el aeropuerto Palmaseca de Palmira, ese que muchos llaman Alfonso Bonilla Aragón, de Cali. Nos acosó la inquietud hasta que nos dijeron que podíamos bajar a la pista, que ya el helicóptero había llegado.
La sorpresa fue enorme cuando al subir a la cabina, vi adentro a un hombre pequeño, con gafas y de acento paisa. “Buenos días, sigan, pónganse cómodos”, fue su amable recibimiento. Era Álvaro Uribe Vélez, quien por esos días hacía campaña a la presidencia de Colombia y su principal bandera electoral era la derrota de las FARC.  
En el helicóptero solo viajaban los dos tripulantes, una periodista de otro canal de tv, el candidato, mi camarógrafo y yo. El político me explicó que nos dirigíamos a Caldono, una población caucana enclavada en la cordillera central. Allí, el día anterior, la guerrilla se había tomado el pueblo, logró hacer rendir a los policías que los enfrentaron y cuando se aprestaban a llevárselos montaña adentro, los habitantes de ese municipio salieron a las calles, se opusieron a las pretensiones de los insurgentes y evitaron la retención masiva de los policías.
Este, uno de los primeros actos de resistencia civil registrado en esas montañas, encajaba en el discurso electoral del candidato, quien sin dudarlo- y pese a que el peligro acechaba desde las montañas- no temió montarse en un helicóptero, volar sobre el lugar, aterrizar y fundirse en abrazos con los indígenas paeces y animarlos a repetir esa hazaña.
De ida y de venida, y en tierra, un temor nos invadía: a qué horas un francotirador, un tatuco o una granada atacan el helicóptero o al candidato. Seriamos daño colateral.
17 años después de este suceso, hoy las FARC no existen; y esta mañana el presidente Iván Duque estuvo en el mismo municipio al que en plena guerra, sin ser invitado, llegó su tutor. Para sorpresa de todos sus habitantes, sin el poderío bélico que tenían las FARC y con un impresionante dispositivo de las Fuerzas Militares y de la Guardia Indígena, el presidente adujo que por razones de seguridad no se reunía en la plaza principal con la Minga en donde lo esperaban cinco mil personas. Los nativos no aceptaron esa excusa y se sintieron burlados. Ante el desplante, no se sabe qué pasará mañana en la Vía Panamericana.
Definitivamente una cosa es estar en campaña electoral y otra cosa es estar en el Poder.

Álvaro Ruiz

Cali, Abril/58. Economista con estudios pos universitarios Universidad de la Habana-Cuba. Especialización Administración Pública UNIVALLE. Directivo Sugoviano y Líder Comunitario –JAC, Coordinador de Cuadra. Escribe desde 1984, siendo su primer fragmento “Tristeza y Alegría”. Desde entonces no ha cesado de trazar unas cuantas líneas denominadas MI VOZ. Su escuela literaria su Tío el Escritor caleño Arturo Alape. Prepara compilación de sus trazos diversos pero unitarios: Imaginar Futuro como lo decía Galeano.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Nosotros

El Sindicato Unitario de la Gobernación del Valle del Cauca-Diverso pero Unitario, es una Organización Sindical de Industria y/o rama de actividad económica de primer grado y mixta, que tiene en su seno a Servidores Públicos adscritos en los Niveles Central-Descentralizado, EICES-ESES-de Nivel Dptal. y Funcionaros de Educación planta FODE .


CONTÁCTENOS

LLAMENOS


  • Registro Sindical No. 00002597 de Noviembre 2 de 2010
  • Nit: 900393920-1


Suscripción


    Categorias