SINDICATO UNITARIO DE LA GOBERNACI脫N DEL VALLE DEL CAUCA
NOSOTROSCONTACTO 03 Dic, 2021

Censura a los medios alternativos en el cubrimiento de Paro Nacional

Si algo qued贸 en evidencia durante el Paro Nacional, es que los medios tradicionales de informaci贸n, asumieron la tarea de difundir mentiras a favor del gobierno nacional, mientras que los medios alternativos, enfrentaron la "censura oficial".

Si algo qued贸 en evidencia durante el Paro Nacional, es que los medios tradicionales de informaci贸n, asumieron la tarea de difundir mentiras a favor del gobierno nacional, mientras que los medios alternativos, enfrentaron la “censura oficial”.

Por Fernando Alexis Jim茅nez | Dirigente sugoviano.

(Ponencia ante el Encuentro de Periodistas en Caracas, Venezuela, con participaci贸n de medios alternativos latinoamericanos)

Uno de los bastiones de la democracia, en un pa铆s que se precia de serlo, se fundamenta en la libertad de expresi贸n. Sin embargo, Colombia mostr贸 lo contradictorio e incoherente de su discurso, el mismo que aviva en diferentes escenarios internacionales, porque durante los meses que dur贸 el Paro Nacional, se registraron agresiones, detenciones y destrucci贸n de material de 300 comunicadores, principalmente de medios alternativos.

La Fundaci贸n para la Libertad de Prensa (FLIP), de Colombia, denunci贸 que los periodistas fueron v铆ctimas de agresiones durante los dos meses de intensas protestas sociales en聽 el pa铆s –mayo y junio–, de las cuales se han podido documentar unas 260 hasta el momento. Se estima que, tres de cada cinco agresores, pertenec铆an a la fuerza p煤blica. Su intervenci贸n, al margen de como deber铆a ser una intervenci贸n legal, la amparaban en presuntos aspectos de 鈥渟eguridad鈥.

Los lugares donde se presentaron los principales puntos de resistencia de la protesta, como Bogot谩 (73), Valle del Cauca (45), Antioquia (36) y Cauca (18), se convirtieron, tambi茅n, en escenario de mordaza a derecho constitucional a informar y ser informados.

El 1 de julio, el senador Iv谩n Cepeda Castro, trin贸 en su cuenta de Twitter: “Miembros de la Fuerza P煤blica son responsables de 3.455 agresiones a manifestantes en Colombia. Al menos 44 de los asesinatos sucedieron a manos de los uniformados. Conozcan aqu铆 otras cifras reveladas por Temblores ONG e Indepaz.” Entre los afectados, se encontraban comunicadores populares.

La Voz de Am茅rica (VOA) visibiliz贸, en el mes de julio, este delicado asunto al se帽alar que “Seis periodistas son agredidos cada d铆a en Colombia en el marco de las protestas”. Las agresiones a los medios alternativos se convirtieron en parte del escenario cotidiano en un pa铆s en el que, los tres o cuatro medios que monopolizan la informaci贸n, vend铆an al mundo entero la imagen de un pa铆s sitiado por las movilizaciones, pero desconoc铆an la realidad interna: el estallido fue la consecuencia apenas natural, de la inconformidad acumulada por espacio de muchos a帽os; de ah铆 que las expresiones de protesta fueran superiores a las del hist贸rico Paro del 14 y 15 de septiembre de 1977.

Las intervenciones del Esmad fueron de una brutalidad sorprendente.
Las intervenciones del Esmad fueron de una brutalidad sorprendente.

P脡RDIDA DE CREDIBILIDAD DE LOS MEDIOS TRADICIONALES

A fuerza de repetir lo mismo, los medios tradicionales en Colombia (radio, prensa y televisi贸n), buscaban promover una realidad distinta a la que se vio en las calles. Bajo la batuta de Iv谩n Duque M谩rquez, quien pasar谩 a la historia como un presidente que empa帽o la democracia para imponer una dictadura, se asumi贸 la t谩ctica de la ilusi贸n de la verdad, como se le conoce en psicolog铆a.

No es otra cosa que la estrategia nazi de propaganda, atribuida a Joseph Goebbels, y que gira alrededor de la premisa: “Repite una mentira con suficiente frecuencia, y se convierte en verdad“.

Pese a ello, a su empe帽o las veinticuatro horas del d铆a, infinidad de colombianos optaron por los medios alternativos, los mismos que por meses y a帽os pasaron desapercibidos en ciudades y municipios.

Me refiero a los blogs, redes sociales, emisoras comunitarias e, incluso, espacios donde habitualmente se escrib铆an grafitis. Durante el Paro Nacional y, frente a la censura medi谩tica, se convirtieron en instrumentos para socializar informaci贸n. No obstante, en algunos casos como las transmisiones en vivo, a trav茅s de Redes Sociales, se evidenciaron 鈥渂loqueos de se帽al鈥 muy cerca donde los uniformados de la polic铆a arremet铆an con la los j贸venes de la 鈥減rimera l铆nea鈥 y diferentes expresiones populares. 驴Qui茅n lo har铆a? Todos saben la respuesta y no viene al caso, porque es un hecho que los colombianos repudiaron.

PERIODISTAS AMENAZADOS DURANTE EL PARO

Varios comunicadores populares del pa铆s, fueron amenazados y, otros, agredidos brutalmente, al tiempo que destru铆an sus c谩maras y grabadoras. Un caso relevante, el de Jos茅 Alberto Tejada, del canal 2 de televisi贸n en Cali, en el mes de junio. Denunci贸 amenazas, ya que transmit铆a en directo las protestas.

Periodista Jos茅 Alberto Tejada, amenazado durante el Paro Nacional

En uno de sus en vivo, el comunicador denunci贸 que un uniformado le dijo: 鈥Est谩 bueno como para pegarle un tiro鈥. 聽Los hostigamientos contra 茅l y su equipo, prosiguieron.

En Medell铆n un periodista del Portal de noticias LaDirekta, fue duramente agredido. Sus equipos fueron destruidos. Los hechos ocurrieron en el sector de Moravia el 28 de julio del 2021.

PRESENTE Y FUTURO DE LOS MEDIOS ALTERNATIVOS

La realizaci贸n del Paro Nacional evidenci贸 que los medios alternativos son, hoy por hoy, la 煤nica v铆a para estar informados, al margen de los datos ama帽ados que suministran radio, prensa y televisi贸n, adeptos al sistema.

Es evidente, adem谩s, que han surgido nuevos veh铆culos de informaci贸n, y la idea es que sigan emergiendo. Nada mejor para que la realidad no quede encriptada, a conveniencia del gobierno de Duque. Sin embargo, el quid del asunto radica en las garant铆as que requieren los periodistas para informar libremente.

En ese orden de ideas, es claro que se requiere una intervenci贸n de organismos de prensa internacionales que ayuden a garantizar el respeto del gobierno nacional al derecho constitucional de informar y ser informados鈥 Si es que nos dejan vivir…聽

Fernando Alexis Jim茅nez

Fernando Alexis Jim茅nez - Ejerce el periodismo desde hace m谩s de 30 a帽os. Ha trabajado para radio y prensa y, en esta 煤ltima etapa, para medios digitales. Curs贸 una licenciatura en ciencias religiosas en la fundaci贸n universitaria Bautista. Tiene columnas permanentes en portales internacionales como KaosEnLaRed, Am茅ricaXXI, Alainet, Rebeli贸n y Prensa Bolivariana, entre otras. Se identifica como un seguidor de la teolog铆a de la liberaci贸n promovida por Leonardo Boff, Gustavo Guti茅rrez, Elder C谩mara y Frey Beto. Actualmente es dirigente sindical del SUGOV.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Nosotros

El Sindicato Unitario de la Gobernaci贸n del Valle del Cauca-Diverso pero Unitario, es una Organizaci贸n Sindical de Industria y/o rama de actividad econ贸mica de primer grado y mixta, que tiene en su seno a Servidores P煤blicos adscritos en los Niveles Central-Descentralizado, EICES-ESES-de Nivel Dptal. y Funcionaros de Educaci贸n planta FODE .


CONT脕CTENOS

LLAMENOS


  • Registro Sindical No. 00002597 de Noviembre 2 de 2010
  • Nit: 900393920-1


Suscripci贸n


    Categorias