SINDICATO UNITARIO DE LA GOBERNACIÓN DEL VALLE DEL CAUCA
NOSOTROSCONTACTO 26 Oct, 2021

Otras Voces

Álvaro Ruiz07/19/2021
Marchas.jpg

4min1210

Emputados por la clase media que medio confundida sale a la calle con medio cacerola y que si escucha a Uribe-Duque medio le gusta y si habla un Petro medio también

En Colombia Emputecido es sinónimo de indignación. La emputecida es definida por el diccionario como hombre en estado de emberracamiento. Mujeres y hombres con el alma emputada ante la vida. Mujeres y hombres emputados ante la historia.  

¿Por qué los emputados estaremos marchando el 20 de julio de 2021?

PORQUE…

Emputados, de la injusticia socio -económica agudizada por el Gobierno DUQUE

Emputados, da los Innumerables compatriotas asesinados, desaparecidos, encarcelados, torturados, violados, durante estos meses de PARO NACIONAL

Emputados, por el desplazamiento forzado de campesinos, indígenas y negros de sus tierras por los terratenientes clásicos y emergentes

Emputados, por los miles de  fallecidos por el COVID 19, gracias a    las nefastas  decisiones del Gobierno Nacional  para controlar  la enfermedad, agudizado por la crisis estructural del sistema de salud

Emputados, por una juventud sin futuro alguno en un país que la violenta todos los días y la acusa de subversiva, terrorista por exigir sus derechos

Emputados por el  genocidio  cometido contra decenas lideres -lideresas sociales asesinados, desaparecidos todos los días, convirtiéndose el hecho en un dato estadístico más

Emputados por un país convertido en fábrica de mercenarios, contratados para desestabilizar hoy día a Venezuela-Cuba-Haití

Emputados por la clase media que medio confundida sale a la calle con medio cacerola y que si escucha a Uribe-Duque medio le gusta y si habla un Petro medio también

Emputados por de mis compañeros -compañeras de oficina, que se quedan en sus puestos de trabajo esperando un miserable aumento salarial

Emputados  por aquellos burócratas sindicales que asisten a reuniones con la patronal estatal a llorar por el no pago de tiquetes aéreos para poder realizar el turismo sindical.  

Le pregunto a usted que lee esta invitación de un arrecho-indignado- embejucado.

Usted -como bien lo expresara Eduardo Galeano- es un indigno o un indignado, es decir, ¿un Emputado?

Si es un arrecho, lo esperamos este 20 de julio a marchar, a imaginar futuro. Ellos tienen el poder. Nosotros los arrechos por ahora, la calle

Si es un emputado, ya sabe para donde coger este 20 de julio

Un emputado muere luchando…

Álvaro Ruíz Erazo, Julio15 de 2021


Álvaro Ruiz06/11/2021
Colombia-2-3-e1623418773397.jpg

13min2370

Covid 19 más las pretendidas reformas neoliberales de Duque. ¿Serán insumos suficientes para inicio de un estallido social en Colombia?

Son las 7:24 pm de junio 5 de 2021. Inicio estas líneas motivado por la marcha del pasado junio 3, que culminó en la histórica plaza San Francisco –plaza de la resistencia del pueblo vallecaucano -. Líneas enfocadas a los dos años de crisis que atraviesa el planeta en materia de salubridad-covid 19, y a los 41 días del  Paro Nacional que prosigue como consecuencia de  la política draconiana de Duque, basada en presentar y hacer aprobar a punta de mermelada, unas reformas: tributaria-salud-laboral y pensional, orientadas por la Ocde –organización para la cooperación y desarrollo económico–la escuela neoliberal por excelencia

Esta situación nefasta: pandemia más reformas, avivaron rabia, odio, desesperanza, incertidumbre, hacia esa elite de potentados criollos que conllevó a un grueso de la población a lanzarse a las calles aquel 28a.  Población lesionada históricamente. Recuerdo que en abril 15 de 2021, escribí “28a de 2021, que sea inicio de otro país posible, necesario y urgente “ y en uno de sus pasajes expresaba: 

Hoy no es ayer. la humanidad de abajo le está quedando claro que su norte es el sur e indiscutiblemente le urge definir socialismo o barbarie. el capital es infame. el capitalismo está vaciado de humanismo periódico voz”, más adelante decía:

Les convoco por segunda vez a que “escuchen mi voz a todo pulmón”, voz orientada a que salgamos este 28a a tomarnos la calle, a recuperarla. la calle es nuestra. “el cambio social siempre proviene de las calles..”. Howard Zinn. Es hora de gritarle a este gobierno neoliberal ¡no más! ¡basta ya!

EL PARO NACIONAL PROSIGUE, MÁS FIRME QUE NUNCA

Son 41 días de resistencia con efectos nefastos para ese 99%. son 41 días en los cuales el sistema burgués ha mostrado toda su crueldad, odio de clase, dispuesta a morir por defender su sistema putrefacto sin importarle poner en riesgo todos los días el futuro del planeta.

Decía en mi escrito citado: “Gobierno indigno que aprovechando la pandemia capitalista e inoculando por todos nuestros poros el miedo, prepara la propuesta de reforma tributaria que será presentada por el gobierno nacional al congreso de la república, la cual han querido promocionar como un alivio social pero que en realidad solo atenta contra la estabilidad económica de los trabajadores, pensionados, clase media y personas de menores ingresos.”  Tomado de www.pacocol.org,

reiteraba: “Por tanto, hoy, 15a de 2021 compañero-compañera unamos nuestras voces con otras voces-muchas voces para gritarle a todo pulmón a este gobierno indigno ¡¡basta ya!aquí estamos los indignados ¡dispuestos a vencer o morir por otro pais posible, necesario y urgente.  Esa clase anacrónica con duque a la cabeza como peón de auv, nos esta llevando a tomar decisiones históricas: capitalismo o humanidad. duque es un monstruo, maquiavélico que a través del decreto 575 de 2021-ha posibilitado la intervención militar en ciertas regiones del país con la finalidad de devolverle la tranquilidad a la economía -al mercado”.

La indignación popular, que se mantiene viva, enciende nuevos fuegos en las marchas del Paro Nacional. El Paro no para…

CIFRAS DE DOLOR QUE INDIGNAN

Las cifras de desaparecidos -muertos-detenidos- violaciones -allanamientos son imprecisas. nunca conoceremos la realidad.  lo cierto es que ello va en ascenso, ya que la burguesía es una clase vengativa y no cesará de matar a sus potenciales enemigos -especialmente los jóvenes, quienes han sido el motor de la resistencia.  el capitalismo ha demostrado abiertamente que es un matón por principios. por tanto, si queremos construir otra Colombia posible- necesaria y urgente, hay que generar las condiciones subjetivas que se pongan a tono con las existentes condiciones objetivas.

En “Diccionario de Pensamientos de Fidel Castro”, de Salomón Susi Sarfati, se indica acerca de  los factores objetivos, como aquellos derivados del propio desarrollo de la sociedad humana y que determinan los acontecimientos. factores subjetivos, han hecho avanzar o retroceder los desenlaces

En mismo texto, sobre conciencia revolucionaria: “ …en el orden subjetivo existía descontento por la pobreza, desempleo, opresión material y moral, pero no existía una consciencia de la causas de esos problemas y se atribuía muchas veces  a factores  como gobiernos incapaces, corruptos, privilegios…” “ la consciencia se crea no solo con cambios de estructura sino con la lucha de clases, la educación política y la incesante información

En cuanto a resistir, en el citado libro,   se indica:  “ es el arma a la que no pueden renunciar jamás los pueblos escoger el camino de la resistencia significa que no solo seremos capaces de resistir sino de vencer

Por tanto, a nivel subjetivo se debe contar con un movimiento sólido, unitario en medio de su diversidad, con la formación de cuadros desde la base, luchando con la base y por la base. como dicen los zapatistas. una población altamente politizada, con una actitud de clase. puede ocurrir que pandemia más reformas, corrobore lo que dicen otras voces:

  • Hay décadas en las que no pasa nada y, semanas en las que pasan décadas
  • Somos los indignados. Hemos despertado. Nos quitaron tanto, que hasta el miedo perdimos
  • No somos oposición. Somos alternativa de poder-poder popular
  • Llego la hora de apagar la tv-encender la calle
  • Si no nos dejan soñar -no los dejaremos dormir
  • Resistencia, es el arma a la que no pueden renunciar jamás los pueblos

Los indignos como Duque, nos han querido meter miedo en el desayuno, al almuerzo y en la comida, cuando despertamos, cuando nos acostamos, miedo las 24 horas del día, pero no han logrado convertirnos en ellos. Por eso estamos en pie de lucha en resistencia, en la calle.

… Este gobierno nos ha estado meando todo el tiempo y dice que ha estado lloviendo

… Basta de dar pena.  Empecemos a dar miedo

… Todavía no se ha inventado el ladrillo que oculte un sueño ni el muro que impida el paso de la esperanza

Nos han acostumbrado a olvidar lo que merece la memoria y a recordar lo que merece olvido

Queremos la paz, pero no la de los sepulcros o claudicación de las reivindicaciones sino la paz con democracia y justicia social

De vez en cuando es necesario sacudir el mundo, para que lo putrefacto caiga a tierra

Y va a caer- y va a caer, el mentiroso de duque va a caer.

Activando la movilización ciudadana desde todos los rincones de la patria, se puede aspirar a construir colectivamente otra Colombia posible- necesaria y urgente

La resistencia es la victoria de la memoria colectiva contra el miedo y el olvido

La calle es nuestra. El cambio social siempre proviene de las calles y no de la arena electoral

Y envueltos en amenazas que nos infunden gran valentía. Estamos todos y todas, los de abajo, los indignados, los precariados, contrariados, destechados, desempleados, desahuciados, en paro nacional sin temores no cobardía

¿siempre los muertos los vamos a poner nosotros?  ¿hasta cuándo?

Alerta-alerta lo dice la historia de los pueblos. Serán las calles las que definirán el futuro

Pasemos de la estrategia de la resistencia a la estrategia de la toma del poder, desde abajo-con los de abajo -para los de abajo

 los pueblos despiertan, aunque suelen dormitar largos periodos. En Colombia estamos despertando de ese marasmo a que nos ha sometido duque

Covid 19 mas las pretendidas reformas de duque. ¿insumos suficientes para inicio de un estallido social en Colombia? O ¿simplemente un intento fallido más de tantos que se han dado en Colombia amarga? Usted- si usted, no se duerma. Despierte y dígale a duque: aquí estamos los indignados ¡dispuestos a vencer o morir por otro país posible, necesario y urgente.

Ojalá que esta situación sea la toma del poder por el pueblo, para el pueblo y por pueblo

Álvaro Ruíz Erazo,

A las orillas del río Pance, junio 8 de 2021


Álvaro Ruiz04/14/2021
FOTO-SECOP-II-1.jpg

7min1130

En diciembre de 2020, les compartí Escuchen mi voz a todo pulmón”, donde plasmé en unas cuantas líneas que reflejaban dramáticamente lo que viví durante aquellos meses del 2020 con la aparición del bicho covid 19.

Un encierro obligatorio que considero una cárcel sin rejas, que manifestó en toda su plenitud que los seres humanos somos sujetos de cristal. Pero también demostró que se estaba en un proceso de concientización sobre la posibilidad-necesidad y urgencia de construir colectivamente desde abajo, con los debajo y para los de abajo, una nueva normalidad, un nuevo amanecer, en rechazo a la impuesta normalidad capitalista.

Iniciando abril se observa todo un proceso de desgaste propagandístico en torno a la vacunación como medida paliativa contra el pandemonio. Van y vienen los vacunólogos sobre ventajas-desventajas de X o Y biológica de tal o cual farmacéutica.

Los gobiernos alertan sobre la tercera ola pandémica, advirtiendo su alto grado de agresividad y amenazan con retornar al confinamiento obligatorio si los de abajo, los sin nadie, los indisciplinados, no se someten a los dictados del valor de cambio – el dios dinero, ya que en este medio mercachifle. “la burguesía compra y vende de todo: el amor, la dignidad, y la conciencia” S. Utkin . Urss

Sin embargo, hoy no es ayer. La humanidad de abajo le está quedando claro que su norte es el sur e indiscutiblemente le urge definir socialismo o barbarie. El capital es infame. El capitalismo está vaciado de humanismo – Periódico Voz

Por ello, hoy, 15A de 2021 a pocos días de haber conmemorado en Colombia, “… el 9 de abril, día nacional de las víctimas de crímenes de Estado recuerda el aleve asesinato de Jorge  Eliécer  Gaitán  y  los  millones  de  compatriotas  muertos  bajo  el  genocidio  político continuado  y  extendido,  los  operativos  de  guerra  sobre  la  población  civil, las  masacres,  la eliminación de ex combatientes que firmaron un Acuerdo de Paz con el Estado, el exterminio de lideresas y líderes sociales, indígenas y miembros de comunidades negras, defensoras y defensores  de  los derechos  humanos.” (Del portal www.pacocol.org), les convoco por segunda vez a que “escuchen mi voz a todo pulmón”, VOZ orientada a que salgamos este 28A a tomarnos la calle, a recuperarla. La calle es nuestra. “El cambio social siempre proviene de las calles..”. Howard Zinn. USA y gritarle a este Gobierno Neoliberal ¡No más! ¡Basta ya!.

Gobierno indigno que aprovechando la pandemia capitalista e inoculando por todos nuestros poros el miedo, prepara la propuesta de reforma tributaria que será presentada por el Gobierno Nacional al Congreso de la República, la cual han querido promocionar como un alivio social pero que en realidad solo atenta contra la estabilidad económica de los trabajadores, pensionados, clase media y personas de menores ingresos. (Del portal www.pacocol.org),

Gobierno indigno, lacayo, cipayo, anti bolivarianoque todos los días ataca la Venezuela de Bolívar y Chávez, que minimiza los avances extraordinarios de la ciencia cubana para combatir el bicho neoliberal

Por tanto, hoy, 15A de 2021 compañero-compañera unamos nuestras voces con otras voces-muchas voces para gritarle a todo pulmón a este gobierno indigno.

¡Basta ya!

Aquí estamos los indignados ¡dispuestos a vencer o morir por otro pais posible, necesario y urgente.

¡Viva¡

EL Paro Nacional del próximo 28ª

“Los sueños, las esperanzas, los sufrimientos, los sacrificios y toda la energía rebelde de nuestros pueblos latinoamericanos no pueden seguir siendo expropiados. Nos merecemos algo más que un miserable capitalismo con rostro humano y una mugrienta modernización de la dominación. Néstor Kohan

En esta etapa nefasta para la humanidad y en especial para la humanidad de abajo-nos aconseja Bertolt Brecht “No aceptes lo habitual como cosa natural. Porque en tiempos de desorden, de confusión organizada, de humanidad deshumanizada, nada debe parecer natural. Nada debe parecer imposible de cambiar

Pregunta fregona, propia de los comunicados de mi sindicato Sugov…

¿Usted hace parte de los indignados o de los indignos?… la respuesta está en sus manos…

Santiago de Cali, riberas de Pance, abril 15 del 2021.


Álvaro Ruiz03/09/2021
DIADELAMUJER-e1615341353839.jpg

5min1530

Clara Zetkin, militante comunista alemana, fue quien propone  en 1910, la Resolución que convierte el 8 de marzo, como día internacional de la mujer, en memoria de las 129 trabajadoras incineradas en la fábrica Cotton de Nueva York

Compañeras… 8 marzo

No es Rumba. No es Desfile de modas. No es Conversatorio virtual sobre temas baladíes, no es un desenfrenado día para consumir las baratijas ofertadas a bajos precios y sobre todo el aproveche la crisis generada por la pandemia

8 marzo

Es un día para conmemorar las mil y una luchas de ustedes   como seres humanos y no como objetos-valores de cambio en la Colombia pandémica, en manos de un puñado de mercaderes arrodillados a los dictados del nuevo inquilino de casa blanca, mr Biden

Es un día de organización, unidad, movilización, por una nueva nación…

Es un día de exigir y no pedir toda la verdad, justicia, reparación y no repetición.

Es un día de exigir y no pedir todas las garantías, por una paz estable y duradera

Compañeras

Todos los días son ninguneadas por el modelo neoliberal

Todos los días son desplazadas por el conflicto social y armado  

Todos los días son víctimas de los feminicidios

Todos los días y todos los días los diarios publican, mujeres expulsadas, violadas, mercantilizadas, ignoradas, precariados, contrariadas, discriminadas, pisoteadas, prostituidas y un largo y tendido listado de derechos violentados.

Compañeras

Nos están jodiendo el presente y confiscando el futuro. Únanse a P.U.T.A.SPor Una Transformación Autentica de la Sociedad.

Cuando la sangre es de una Mujer maltratada, la herida es de todos. Únanse a P.U.T.A.SPor Una Transformación Autentica de la Sociedad.

Muévanse, luchen, reivindiquen sus derechos únanse a P.U.T.A.S –Por Una Transformación Autentica de la Sociedad.

Juntemos todas las voces y todas las rebeldías. Únanse a P.U.T.A.SPor Una Transformación Autentica de la Sociedad.

El capitalismo mata. Matemos al capitalismo. Únanse a P.U.T.A.SPor Una Transformación Autentica de la Sociedad.

Compañeras

Todos los días, se corrobora que, sin ustedes nada es posible

Compañeras,

La lucha no es contra el hombre. Es contra el hambre

La lucha no es contra los síntomas.  Es contra la enfermedad

Ustedes deciden

Hasta la victoria siempre

Venceremos

Nota importante: Los escritos que publicamos en el Portal comprometen a sus autores y no necesariamente interpretan el pensamiento sugoviano.


Álvaro Ruiz01/29/2021
sobrepoblacion.jpg

8min247

En mi etapa universitaria, tuve la fortuna de ver la asignatura ECONOMIA POLITICA, que contribuyó a estructurar mi formación política y por ende, a ir definiendo mi papel en la sociedad que me ha tocado SOBREVIVIR.

En el diccionario de Economía Política de Borisov-Zhamin-Makarova. Ediciones Armadillo. Bogotá, 1980, dice al  respecto: “Ciencia que trata el desarrollo de las relaciones sociales de producción, estudio de las leyes económicas que rigen ,  la producción, distribución,  cambio y consumo de los bienes materiales en la sociedad humana, en los diversos estadios  de su desarrollo”, es decir, comunidad primitiva, esclavismo, feudalismo, capitalismo, socialismo y comunismo.

Gracias a esa formación proporcionada por la Economía Política-teoría y praxis– , es que me ha quedado claro el origen de la PANDEMIA –CAUSA-EFECTO-, que obedece a unos intereses económicos y políticos de la clase que detenta el poder en la etapa  actual de la humanidad, como lo es el Capitalismo.

En esa dirección, teniendo claridad sobre lo que encierra  la ECONOMIA POLTICA, es que podemos conocer la esencia del bicho COVID 19, siendo esa el CONTROL MALTHUSIANO DE LA POBLACION.

Que es el CONTROL MALTHUSIANO DE LA POBLACION?. Como indicaba inicialmente, en mi fase de estudiante de ECONOMIA, me entere que un tal THOMAS ROBERT MALTHUS -1766-1834-economista burgués reaccionario, retardatario, neocons, con el fin de defender los intereses de la clase dominante ante la decadente Sociedad Feudal, afirmaba que la población se duplica cada 25 años, es decir, crece en progresión geométrica, mientras los medios de subsistencia lo hacen aumentar en progresión aritmética. Por tanto, a su entender reaccionario, inhumano, los medios principales para contener esa avalancha,  ese alud humano, esa sobrepoblación, había que generar enfermedades, hambre, epidemias, guerras humanitarias, renuncia al matrimonio, control natal,operarse, etc.

Hoy día,  sigue por supuesto vigente esa  teoría macabra denominándose  NEOMALTHUSIANISMO. Plantean sus apologistas que es imposible la industrialización, el desarrollo de los países atrasados, subdesarrollados y que por tanto la única vía del progreso de esas regiones devastadas por el hambre, el desplazamiento es regular su incremento. COMO?. Algunos países como USAMERICA-Acusando sin fundamento alguno  a gobiernos de fabricantes de armas nucleares caso IRAK-, señalando a ciertos gobiernos como desestabilizadores, violadores de derechos humanos –casos  Siria, Libia, Cuba, Venezuela, etc,,  proceden a intervenir generando miles de muertos y por supuesto, apoderándose  de sus riquezas como Petróleo, Gas, Coltan, etc.  En otras zonas del planeta siguiendo el libreto del control de la población, provocan  epidemias, pandemias acusando a Rusos, Chinos responsables del hecho.

Por tanto, La PANDEMIA no es obra y gracia del espíritu santo,  ni un evento natural ni tampoco un accidente. Es  una POLITICA DEL ESTADO BURGUES fundamentada en la ECONOMIA POLITICA de controlar la población con el fin de apoderarse de las pocas riquezas que quedan aún en el planeta tierra. Esto es una LUCHA DE CLASES. En su obra  EL CAPITALOCENO, el profesor Renán Vega Cantor ratifica lo antes expuesto, cuando comentando sobre los LÍMITES DEL CAPITALISMO, que le impiden funcionar armónicamente como hace años, los cuales son infranqueables que señalan que estamos en una CRISIS CIVILIZATORIA, menciona el LIMITE DEMOGRAFICO, que pone en apuros al sistema, en alerta como una bomba de tiempo a raíz de la miseria, exclusión social y que para ello empieza a reducirla, eliminando a los más pobres a través de epidemias, hambrunas, guerras y otros MECANISMOS MALTUSIANOS  de control demográfico

La Pandemia está provocando miles de muertos. Está colapsando un sistema de salud en crisis estructural. La vacuna está siendo concentrada en pocos países. Está generando efectos colaterales. En Colombia, las UCI saturadas. Los dueños de la salud le prohíben a la población enfermarse. Un alto % de pequeños-medianos empresarios básicamente del sector servicios se han declarado en quiebra. Ya se observan concentraciones exigiendo a los Alcaldes soluciones. Los toques de queda y ley seca se volvieron costumbre y los fines de semana ya es natural estar en confinamiento obligatorio.

Colombia supera los 50 mil muertes por coronavirus, es la noticia del día 22 de Enero. No se dice y nunca lo dirán, que % de los fallecidos pertenece a los históricamente.  NINGUNEADOS.

En un artículo publicado recientemente en www.rebelion.org, se indicaba: Ya sumamos dos millones de muertos: La OMS alerta que especulan con las vacunas. Isabella Arria. 18/01/2021 Conocimiento Libre.  En total, el planeta ya tiene casi 94 millones de contagiados. . La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que el 95% de las vacunas contra el coronavirus está concentrado en diez países( Estados Unidos, China, Reino Unido, Israel, Emiratos Árabes Unidos, Italia, Rusia, Alemania, España y Canadá).

TEORIA MALTHUSIANA- CONTROL POBLACION – PANDEMIA, desnuda por enésima vez a lo que está dispuesta la INDIGNA BURGUESIA por mantener sus privilegios como CLASE EN EL PODER y el rol histórico que les corresponde ejecutar a los INDIGNADOS –NINGUNEADOS –hacia  la TOMA DEL PODER que es NECESARIO-POSIBLE –URGENTE.

ALVARO RUIZ                                                           ENERO 28 DE 2021


Álvaro Ruiz06/22/2020
thpub_700X400_66683-1.jpg

34min1250
Es importante analizar con cuidado los pro y los contra del teletrabajo.

En estos tiempos de pandemia del Covid-19 se ha promocionado hasta la saciedad, lo que se denomina el “teletrabajo”, como una opción que permite seguir aportando a la comprometida productividad de la empresas (no lo digo yo, tomo las palabras de los gremios empresariales y de voceros de gobierno, muy sensible a esta realidad). Ahora mismo, existen pocos datos disponibles que permitan compartir un análisis de los sectores donde se está implementando o la cantidad de personas que lo están realizando, pero sí creo oportuno proponer una problematización de este asunto, con el objeto de contribuir a debate necesario que debemos dar los trabajadores y las trabajadoras ante esta “nueva realidad”, desde nuestros intereses de clase. De esta manera se aportan a la discusión de cinco elementos / problemas, a saber: “Teletrabajo” como destino manifiesto y símbolo de prestigio, la externalización de costos, la organización del trabajo, en relación al tiempo de descanso, las condiciones seguras y saludables, finalizando con las organizaciones laborales, negociaciones colectivas y legislaciones sobre la modalidad.
Lo hago con el ánimo de aportar a la discusión, que recién se enciende.
Una pequeña historia para comenzar.
Dicen que hay hogares en los cuales se trabaja desde hace mucho tiempo.
Me cuentan que en los cerros de Caracas, hay familias que van una vez a la semana a las fábricas textiles ubicadas al sur de la ciudad y buscan “los cortes”, que luego llevan a sus casas y cosen, en sus máquinas instaladas en la sala, en la habitación o en la terraza. Dicen que la madre, el padre, el hijo, la hija y hasta la abuela trabajan, por el miserable salario de uno (me viene a la mente, uno de esos que le diría a este hecho: “trabajo colaborativo”). Me cuentan más. Me cuentan que no hay horario, lo que existen son metas y estas dependen de tu voluntad, es decir de tus ganas de “prosperar” (ahora digo yo, de tus ganas de comer en la semana). Siguen contando, que luego regresan a las factorías con las prendas listas para exhibir en las vitrinas de los centros comerciales de moda, a un precio que quien las confecciona jamás podrá pagar. Me dicen que esto no solo ocurre aquí, que también ocurre en Centroamérica, en Asia.
Agregan al cuento que estas personas no están sindicalizadas, ya que lo importante es competir. Agregan al cuento que estas personas no son consideradas trabajadoras, sino contratistas independientes, que en sociedad con la empresa contratante, tienen fines comunes, pero tasas de ganancia muy diferenciadas.
Sobre estas personas, cuyo trabajo se expresa en vida cotidiana de cada quien, poco se habla. Sobre estas relaciones laborales, poco se escribe, se analiza o se legisla. Es un espacio laboral invisibilizado.
Ahora sí, comenzamos
Primeramente respondámonos dos preguntas claves, la primera: ¿de qué trata el teletrabajo? Podemos decir que es una característica / condición (temporal o permanente) de la relación de trabajo (que debe estar expresada regular y expresamente en el contrato de trabajo), donde las actividades para la cual fue contratado el trabajador o la trabajadora, se realizan en instalaciones distintas a la de la empresa contratante, en este caso su lugar de residencia. Ciertamente, la denominación de “teletrabajo” habría que revisarla, puesto que no refleja en mi opinión la naturaleza real de lo que se pretende definir.
La segunda pregunta es: ¿Todas las actividades son susceptibles de desarrollar esta modalidad? Por definición, no. Muchas pueden ser susceptibles sin mayores limitaciones, mientras que para otras se pueden desarrollar creativos métodos (para desarrollarlas total o parcialmente), pero algunas jamás lo serán, como por ejemplo la limpieza de plazas y jardines, el transporte de personas, entre otras.
Teniendo claras las respuestas anteriores, problematicemos.
“Teletrabajo” como destino manifiesto y símbolo de prestigio
El teletrabajo es una opción que se presenta como moderna, de vanguardia, un paso más en la evolución del trabajo, además ajustadas a las nuevas tecnologías de la información y comunicación. El mercadeo del teletrabajo en tiempos de pandemia es fenomenal, de allí que los gurúes nos digan que llegamos forzosamente al futuro. De tal manera que llegamos a un puerto predestinado.
La estética con la que se presenta el “teletrabajo” es estimulante, ya que se muestran a las personas felices laborando en su casa, desde un ordenador y teniendo como asistente su teléfono celular. No se exhibe problema alguno a este nuevo “desafío laboral”, al que muchos estamos llamados. En la perspectiva del filósofo Byung-Chul Han se presenta como: puedes hacerlo (Geli, 2018).
Todo este montaje propagandístico tiene un fin, la legitimación del teletrabajo como una opción necesaria. Para que los trabajadores y las trabajadoras lo asumamos de manera acrítica y voluntaria.
Ante esto es necesario afirmar primero, que eso que se ha convenido denominar “teletrabajo”, no es nuevo (como podemos observar en la historia introductoria). Forma parte de los mecanismos que se viene utilizando en los países en desarrollo como una forma de flexibilización de las relaciones laborales (y los derechos) y que en escenario de la pandemia del Covid-19 se mercadea a la clase trabajadora global como una opción de prestigio laboral.
Recordemos lo que ahora se denomina la economía gig, economía bajo demanda o economía compartida, de la cual participan un creciente número de trabajadores y trabajadoras y en el cual se labora en un ambiente de flexibilización aguda de los derechos laborales. Un reportaje sobre este asunto (Fedyushin, 2019) indica: “Así, en la lista de las 500 compañías más ricas del mundo se encuentran cada vez más empresas que explotan el trabajo de ‘empleados independientes’, según consta en un estudio publicado por Morgan Stanley. Uno de cada cuatro trabajadores estadounidenses participa en la economía ‘gig’, y para un 10,1 % de ellos, es su principal fuente de ganancias, calcula el proyecto científico colaborativo ‘Gig Economy Data Hub’.”
De segundo esta característica de la relación de trabajo, como cualquier otro cambio sí que presenta problemas y estos pueden ser nocivos para los trabajadores y las trabajadoras. El hecho de no visibilizar los problemas, no los elimina, al contario pospone las medidas para implementar soluciones.
Las palabras Byung-Chul Han se validan una vez más en cuanto al teletrabajo: “Ahora uno se explota a sí mismo figurándose que se está realizando” (Geli, 2018).
El “teletrabajo” como mecanismo de externalización de costos
Carlos Martínez García, nos cuenta en un artículo titulado “De la destrucción del trabajo, el teletrabajo y el paro masivo” lo siguiente:
“Decía un compañero de trabajo mío, mucho mayor que yo en la combativa metalurgia de los años setenta que la ambición del patrono no solo era que el obrero trabajara, sino que pusiera su herramienta, o sea, descubría el teletrabajo impuesto de forma masiva gracias al coronavirus y al que tantas loas se le hacen. Es ya el culmen del sueño del patrono y de la explotación; la trabajadora o trabajador ponen su herramienta y no solo, sino que transforman su comedor en centro de trabajo y de paso las mujeres concilian de gratis para las empresas, ponen todas y todos su propio ordenador o portátil, pagan el recibo de internet, pagan la luz, ponen su móvil y pagan su tarifa a la compañía de telefonía y encima trabajan más horas. Incluso hay tipos que se llaman progresistas y están contentos.”
Trabajar en un lugar diferente a la empresa es, implícitamente, una forma de externalización de costos. La empresa puede proveer parte de los medios para realizar las actividades para la cual se contrata al trabajador o la trabajadora, el restante forma parte del patrimonio del trabajador o la trabajadora, tal como lo expone de manera desencarnada el sabio y viejo amigo de Martínez García.
Ante este hecho, recientemente la Unión General de Trabajadores en España, exige un debate sobre el punto y demanda que “la empresa alquile el espacio utilizado por los trabajadores y que le pague una tarifa fija mensual o prorrateada en función del espacio por uso, conexión, energía, calefacción, limpieza y otros costos de mantenimiento.” (Nuevatribuna.es, 2020). Ahora, me pregunto ¿esto es suficiente?, ¿qué medidas son necesarias realmente?, ¿se soluciona monetizando los medios que pone a disposición el trabajador o la trabajadora?
La organización del trabajo y el tiempo de descanso (y la privacidad)
En las relaciones de trabajo clásicas hay una clara diferencia entre tiempo productivo y el tiempo reproductivo, dado que la localidad donde ambos se desarrollan, está claramente diferenciada. Con la modalidad del “teletrabajo” esta frontera se vuelve difusa, pues al desarrollarse la actividad laboral, en un mismo lugar, preferentemente en el hogar; surge la pregunta: ¿Dónde termina uno y comienza el otro?.
En tiempo laborable, dicho en términos clásicos, se expresa en el horario, que es una característica de la organización del trabajo y que en esta modalidad no está clara, como si otras, como que la dirección de la empresa tiene precisadas y prescribe las metas, tareas, y parámetros de cumplimiento.
Asociado a esta difusa frontera, encontramos un aspecto clave: la disponibilidad de trabajador y los parámetros de desconexión con el momento productivo. En ese sentido conviene apuntar que la ubicuidad, es decir la posibilidad de que las tareas se puedan hacer en cualquier lugar, y la hiperconectividad, colocan en situación de vulnerabilidad al trabajador o trabajadora, ya que puede ser contactado por la dirección de la empresa en cualquier momento para que labore.
Carolina Martínez Elebi expone que “Según un informe de Randstad Workmonitor del último trimestre de 2019, el 49% de los argentinos aseguraba que su empleador le pedía estar disponible durante las vacaciones y el 59%, que también recibía pedidos para responder consultas fuera de horario laboral” y agrega: “Ahora, con los trabajadores en sus casas, esa tendencia previa ha sufrido una brusca aceleración. Los mensajes y tiempos laborales se salieron de control, e irrumpen en la cena familiar o en la tarde del domingo, en medio del descanso, y se tornan inseparables el trabajo de la vida familiar.” (Martínez, 2020).
Sobre este aspecto es incipiente el desarrollo de legislaciones y siguiendo a Martínez Elebi, solo Francia tiene hasta ahora una legislación que aborde el asunto y en Argentina ya se comienza a deliberar en el parlamento, en tal sentido un legislador afirma: “Uno ve, a medida que las cosas van mutando, que el trabajador y la trabajadora necesitan protección. Para eso necesitamos una regulación. En el proyecto, planteamos que el trabajador tiene el derecho a la desconexión digital fuera de su jornada de trabajo y durante las licencias, sin que ello signifique una sanción y sin que se premie a quien no haga uso de ese derecho” (Citado por Martínez Elebi).
Abordar este asunto es clave, pues en cualquier escenario debemos asegurar el disfrute el tiempo libre o de descanso por parte del trabajador o la trabajadora y más allá de eso: el disfrute pleno de la vida.
Finalmente un aspecto que me parece importante incorporar y que puede estar asociado a lo abordado en este punto, es la intimidad o la privacidad del trabajador o trabajadora. Estamos claros que vivimos en un mundo donde esas dos palabras tienen escaso valor para las corporaciones que nos proporcionan “servicios gratuitos”, pero ahora ¿cómo se comporta al desarrollarse la vida laboral y personal preferentemente en un solo lugar? Y lo complejizo más, ¿cuáles son las previsiones necesarias, para controlar los medios que proporciona el empleador o empleadora para laborar en nuestro hogar? ¿Cómo evitar que sean un caballo de Troya?
La salud y la seguridad en el “teletrabajo”
Es inevitable interpelarnos de entrada en este aspecto. ¿Cómo el patrono controla los procesos peligrosos a los que está expuesto un trabajador o trabajadora en su casa? Ya es complejo controlar los procesos peligrosos en una entidad de trabajo, que tiene una realidad dinámica. ¿Cuánto más complejo es identificar y controlar los procesos peligrosos que surgen de cada hogar de cada trabajador?
En la realidad, tendríamos que en vez de una entidad de trabajo donde laboran cincuenta trabajadores o trabajadoras, se pasaría a cincuenta hogares donde se trabaja. ¿Qué mecanismos se implementan para asegurar ambientes seguros y saludables?
Me causa inquietud, por ejemplo, como se garantizan las condiciones seguras y saludables, en cuanto a la ergonomía de los medios que debe utilizar el trabajador o la trabajadora, los “puestos de trabajo” y los ambientes en los que estos se ubican en el hogar. Me vuelve a la mente otra vez la frase “externalización de costos”. Además de considerar aspectos físicos, hay realidades desde el ámbito psicosocial a considerar y por ello considero pertinente sumar lo que Gloria Poyatos Matas expone en una nota titulada “Teletrabajo y violencia de género: el «nuevo» riesgo laboral que trajo el COVID-19”, es decir, su preocupación por lo que puede significar esta modalidad para las trabajadoras, solo por el hecho de ser mujer y estar en un sociedad organizada bajo un enfoque patriarcal (Matas, 2020).
En el caso venezolano la Constitución Nacional establece: “Todo patrono o patrona garantizará a sus trabajadores o trabajadoras condiciones de seguridad, higiene y ambiente de trabajo adecuados” (Artículo 87). ¿Cómo se operacionaliza esta responsabilidad? En una perspectiva global en necesario interrogarse: ¿Cómo se aplican las obligaciones de salud y seguridad laboral expuestas en las distintas legislaciones nacionales?
Y en caso de ocurrencia de accidentes o enfermedades a los trabajadores y trabajadoras, por estar expuestos a condiciones inseguras e insalubres ¿Cómo determinar que efectivamente son accidente de trabajo o una enfermedad ocupacional?
Todo un terreno donde no hay que perder tiempo
Organizaciones laborales, negociaciones colectivas y legislaciones claras antes de avanzar en el “teletrabajo”
El “teletrabajo” como escenario de labor, supone nuevas exigencias para las organizaciones de los trabajadoras y trabajadoras, en particular a nuestros sindicatos. Una clave es operar en contextos de atomización laboral, contrario a lo que siempre fue, la concentración de la masa trabajadora en el mismo lugar. En Europa los trabajadores y trabajadoras vinculados a la economía gig han avanzado en organización y movilización, de tal manera que han logrado el reconocimiento de la relación laboral, en vez de la comercial que promueven las empresas (Fedyushin, 2019).
Se requiere que nuestras organizaciones sindicales existentes logren vincularse con las organizaciones que surgen en estas realidades laborales y que también reconozcan cuál es su papel en estos nuevos espacios para sumar afiliaciones y representar efectivamente los intereses de los agremiados. Evitar quedarse en la acera, siendo espectador de un mundo laboral que cambia.
Para nuestras organizaciones sindicales una tarea fundamental es promover las regulaciones necesarias para abordar los cambios en las relaciones de trabajo, en particular de las que surgen por el “Teletrabajo«. Estas regulaciones se pueden dar en el plano de las convenciones colectivas de una empresa o sector en particular o en el plano de las legislaciones nacionales, como mecanismos efectivos que permita asegurar el respeto de los derechos laborales. Asimismo promover las deliberaciones en los organismos multilaterales especializados, como la Organización Internacional de Trabajo para generar una legislación base que aborde esta realidad laboral. Todo este desafío debe darse con la participación efectiva de los trabajadores y las trabajadoras que viven estas nuevas realidades.
Cierro recordando a Bauman y su planteamiento sobre la erosión de las certidumbres que la modernidad nos proporcionó, pero la lógica del capital sigue intacta y digamos que afinada, por ello no podemos claudicar y ni renunciar a las conquistas laborales históricas. Son otros tiempos, pero nuestra lucha organizada sigue siendo nuestra herramienta fundamental como clase trabajadora.
—-
Bibliografía
Fedyushin, V. (26 de Abril de 2019). Multado por haber muerto trabajando: ¿Qué es la economía ‘gig’ y cómo explota a los empleados? Obtenido de Rusia Today: https://actualidad.rt.com/actualidad/312978-muerte-multa-trabajadores-plataformas-digitales
Garcia, C. M. (14 de Mayo de 2020). De la destrucción del trabajo, el teletrabajo y el paro masivo. Obtenido de Nueva Tribuna: https://www.nuevatribuna.es/opinion/carlos-martinez-garcia/destruccion-trabajo-teletrabajo-paro-masivo/20200514214414174858.html
Geli, C. (18 de febrero de 2018). “Ahora uno se explota a sí mismo y cree que está realizándose”. Obtenido de El Pais: https://elpais.com/cultura/2018/02/07/actualidad/1517989873_086219.html
Martínez, C. (30 de Mayo de 2020). El teletrabajo apura el debate por el derecho a la desconexión. Obtenido de Agencia Latinoamericana de Información: https://www.alainet.org/es/articulo/206891
Matas, G. P. (30 de Mayo de 2020). Teletrabajo y violencia de género: el «nuevo» riesgo laboral que trajo el COVID-19. Obtenido de Huffintong Post: https://www.huffingtonpost.es/entry/teletrabajo-y-violencia-de-genero-el-nuevo-riesgo-laboral-que-trajo-el-covid-19_es_5ed03d15c5b6f1a49994edd8
Mexi, M. (Abril de 2020). El trabajo después del coronavirus. Obtenido de Nueva Sociedad: https://nuso.org/articulo/digitalizacion-trabajo-coronavirus-futuro-capitalismo/


Álvaro Ruiz05/19/2020
ALEGRÍA.jpg

5min1020

El tiempo transcurre y seguimos sumidos en una total incertidumbre.

El confinamiento impuesto para controlar la peor pandemia de la historia moderna ha cercenado de tajo nuestras libertades esenciales, cercándonos con un muro de imposiciones surgidas desde centros de poder, los mismos que hace apenas unos meses eran objeto de fuertes manifestaciones de protesta a lo largo y ancho del planeta.

A decir verdad, el ataque de este virus desconocido y aparentemente indestructible ha venido a crear un estado de impunidad muy conveniente para aquellos gobiernos que hasta no hace mucho vacilaban en la cuerda floja.

Esto, sin embargo, no es nuevo; las tragedias y catástrofes, naturales o no, han servido siempre como excusa para facilitar el acceso a mecanismos extremos de poder político a individuos y grupos cuyo desempeño, tarde o temprano, les hubiera costado la pérdida de autoridad.

Nuestra realidad se ha reducido de pronto a callar y obedecer, no importa cuán desatinadas sean las órdenes superiores dictadas e impuestas por medio del miedo y la represión.

En la mayoría de nuestros países, a la población se la acorrala y reduce a una obediencia humillante mediante la fuerza de las armas, con ejércitos patrullando las calles y policía agrediendo sin compasión a los más pobres, premunidos de una autoridad capaz de transformar en delito actos tan elementales como la búsqueda de medios para sobrevivir.

De modo inexplicable, el simple hecho de salir de casa es hoy un acto subversivo merecedor de un castigo ejemplar y, aún cuando el confinamiento sea una medida acertada y necesaria para detener la pandemia, el modo de imponerlo ha significado, en muchos países, la abolición (mediante la violencia) de derechos garantizados por la Constitución y las leyes.

Callar y obedecer parece ser la consigna del momento. Por un razonamiento lógico (detener los contagios y evitar la pérdida de vidas humanas) se mantiene a la ciudadanía incapacitada para disentir y se la deja a merced del criterio de otros, quienes decidirán su vida y su futuro.

En realidad y fuera de toda lógica, los sectores más poderosos, es decir, esos “otros” que han atrapado el poder mediante la corrupción y el pillaje, han logrado el estatus soñado: tener a la sociedad en un puño.

Si hay algo más peligroso que un virus mortal, es el miedo y la desinformación, capaces de anular la capacidad de las personas para retomar las riendas de su libertad y decidir sobre su vida.

Callar y obedecer es hoy y ha sido siempre una mordaza amarga impuesta a lo largo de la historia. Es un precepto capaz de debilitar de golpe las bases de las democracias incipientes y largamente anheladas por los Pueblos latinoamericanos, tras innumerables golpes de Estado y atentados constantes contra los derechos humanos, políticos y económicos.

Callar y obedecer es lo que ha incapacitando a grandes sectores por medio de la explotación y la pobreza, impidiéndoles acceder al conocimiento y transformando las leyes en instrumentos propicios para obstaculizar su derecho a la participación ciudadana, activa y consciente.

Callar y obedecer es la anti democracia por excelencia y el virus la impone con todo su poder letal, amparándose en el miedo a la muerte pero, sobre todo, en esa sensación de impotencia ante la capacidad de otros para apoderarse de nuestro destino.

El silencio y la obediencia, después de todo, son producto de esa larga secuencia de abusos a los cuales estamos tan acostumbrados como para seguir eligiendo a lo peor de la oferta política para administrar nuestro presente y empeñar, con total descaro, nuestro futuro.

A MEDIDA QUE EL SILENCIO SE IMPONE, NUESTROS DERECHOS RETROCEDEN


Álvaro Ruiz05/12/2020
OTRAVOZjaim.jpg

7min1030

Por Nelson Lombana Silva

Victorioso marcha a la eternidad el comandante fariano, Jaime Guaraca. Murió el 5 de mayo de 2020. Su profundo amor por el pueblo humilde y desamparado por esta rancia oligarquía, lo llevó a dedicar toda su vida a la causa noble de la paz, la justicia social y la revolución socialista en Colombia. No ahorró energías. Fue consecuente con los anhelos del pueblo.

A pesar de las crudas torturas de las fuerzas militares en Cali y posteriormente en la Gorgona, donde infamemente fue recluido en las más inhumanas condiciones que se pueda someter a un ser humano, el heroico guerrillero Jaime Guaraca no se rindió, ni le hizo una sola concesión  a la burguesía nacional y al imperialismo norteamericano. Se mantuvo firme y decidido a luchar por la segunda y definitiva independencia.
Su obra es inmortal. Su ejemplo de sencillez y abnegación continuarán brillando en la conciencia de las presentes y futuras generaciones, que tomarán su legado cristalino y avanzarán hacia la toma del poder en Colombia, contra viento y marea. Fue quizás el hombre de más confianza del legendario comandante Manuel Marulanda Vélez. Durante un período fue el número dos en la comandancia de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo (FARC – EP).

Desde muy niño fue empujado por el estado y el militarismo recalcitrante a la violencia, violencia que se manifestó en el terrorismo de Estado que gobiernos como Guillermo León Valencia y los que siguieron en ese puesto, desataron contra los pobres y los campesinos. Ese terrorismo de Estado, obligó a Jaime Guaraca a empuñar las armas para defenderse y defender al pueblo del sur del Tolima, principalmente. Su lucha pródiga, consecuente y férrea brilló en el firmamento colombiano. Realmente, el comandante fariano Jaime Guaraca batalló por la reforma agraria, obras de desarrollo comunitario para todos y todas. Fue un apóstol defensor de los oprimidos y explotados de Colombia. Por orden del secretariado de esta organización política-militar, pasó sus últimos años en la Habana (Cuba).

Humano muy humano

El comandante Jaime Guaraca fue ante todo una persona humana muy humana. Un campesino trabajador y emprendedor, que tuvo que dejar el surco para tomar las armas. Todos sus hermanos fueron asesinados durante la violencia bipartidista. Realmente Jaime fue un sobreviviente de ese genocidio contra el pueblo colombiano, genocidio que continúa en el siglo XXI.
Era hijo de Concepción Durán y Eliodoro Guaraca. Nació el 5 de abril de 1938, en la finca San Isidro, vereda la Estrella, municipio de Planadas (Tolima). De niño en la escuela, se cuestionaba por qué unos tenían de sobra y otros no. “Yo decía: ¿Por qué unos tienen capacidad de llevar todo lo que necesitan a la escuela y otros no? Había unos que llevaban unas pizarras buenísimas, muy bonitas, en cambio otros como nosotros, era una pizarra chiquita en la que habían estudiado los primeros hermanos y ahí las teníamos todavía”.
A los diez años y cuatro días de nacido, ocurrió el abominable magnicidio del caudillo liberal Jorge Eliécer Gaitán, iniciándose la más espantosa violencia impulsada fundamentalmente por los dos partidos tradicionales: El Liberal y el Conservador. A esa edad, se encontró con tres campesinos asesinados y torturados, teniendo que dejar su casa e irse a dormir en el monte con sus padres y demás miembros de la familia. La pacífica región del sur del Tolima dejaba de serlo y la zozobra de la muerte asechaba en caminos y veredas del sur del Tolima, por obra y gracia de personajes siniestros como Mariano Ospina Pérez, Laureano Gómez, Guillermo León Valencia, Carlos Lleras Restrepo, etc.
Se desarrolla la más brutal violencia y no había guerrilla. Eso demuestra claramente que la guerrilla no generó la violencia en Colombia, como suele decir el establecimiento. El verdadero generador de la violencia fue el Estado, la guerrilla surge como respuesta a esa violencia y a esa ausencia de posibilidades del pueblo salir adelante.
Jaime Guaraca, hizo parte de la resistencia de Marquetalia, el plan de tierra arrasada de inspiración gringa con el uso descomunal de más de 10 mil militares contra 47 campesinos liderados por Manuel Marulanda Vélez y Jaime Guaraca, entre otros. Así las cosas, la guerrilla surge como necesidad histórica de defenderse de las tropelías del binomio militar-paramilitar que se ensañó contra el pueblo colombiano.
Participó de varias amnistías, todas incumplidas por la burguesía. No fue tenido en cuenta en los diálogos de la Habana a pesar de su lucidez mental y política. Y a pesar de tener reparos en el acuerdo final, el comandante se mantuvo fiel a la decisión tomada por la mayoría, en cumplimiento del centralismo democrático. “Toda la dirección participó de las conversaciones, luego, ella debe responderle a la organización y al pueblo colombiano”, dijo.
A toda la familia, amigos y relacionados nuestro saludo de solidaridad. Las ideas revolucionarias y políticas de Jaime seguirán brillando sin mancha en el firmamento y en la conciencia de millones de seres humanos que luchan por la paz y el socialismo en Colombia.


Álvaro Ruiz05/12/2020

16min1030
Nuestras voces están silenciadas por esta pandemia que contribuye a la explotación.


PorAlvaro Ruíz Erazo | Dirigente del SUGOV

Mi Voz Prisionera sin rejas por culpa del Covid 19, ha estado gritando a todo pulmón lo que ha venido experimentando en la coyuntura pandémica.

Ese Grito a todo Pulmón, lo lancé en Marzo 31:¡ PANDEMIA- CORONA VIRUS-COVID 19- EN EL OCASO DEL CAPITALISMO¡.  Luego en Abril 12, vociferé: esto es ¡UN ENCIERRO SIN REJAS: BARROTES INVISIBLES EN EL CONTEXTO DEL COVID 19¡.  Ya en Abril 19 románticamente retomando una frase de Cuba, grité a las cuatro paredes:¡ SI NOS DISTANCIAMOS AHORA, MAÑANA ESTAREMOS MÁS CERCAAl día siguiente, con más ahínco manifesté que la pandemia había  demostrado inequívocamente que…¡EL SER HUMANO, ES UN SUJETO DE CRISTALEn Abril 25  ante la presión empresarial burguesa, proteste a los cuatro vientos:¡ LAVIDA O LA ECONOMIA. CRECIMIENTO O  DECRECIMIENTO ECONOMICO¡

En Mayo 11, iniciando la IV etapa de confinamiento obligatorio en Colombia programado hasta el 25 de Mayo, Grito desesperadamente: ¡ ESTOY MAMADO ¡ Esa protesta en solitario choca contra las paredes de la casa.

Formado desde muy joven en el accionar de AGIPRO-Agitación y Propaganda- en las calles frías Bogotanas, difundiendo Voz en los buses urbanos, especialmente en el Sur y, en uno de los lugares  emblemáticos y combativos de la época: El aguerrido y formador de luchadores populares, Barrio Policarpa. No obstante con ese historial, Mi Voz AGIPRO esta virtualizada como la Protesta Social

Mi Voz es un GRITO DESESPERADO E IMPOTENTE al ver por la TV oficialista o al leer la prensa alternativa, como aumenta el número de contagiados y de fallecidos y, eso que todavía no se ha llegado al tope. La angustia se acrecienta cuando por un medio XY se dice que se está estudiando la necesidad de elevar el número de sitios de cremación porque habrá -dice quien transmite la noticia fúnebre- 500 fallecidos por día. De igual forma, se expresa que para Junio se llegaría  al tope provocando ello un elevado número de contagiados.

Mientras las noticias van y vienen como esta perla que denuncia la CUT en www.pacocol.org.Mayo 9 de 2020”..¡Abajo la reforma laboral de Duque y Vargas Lleras!, o esta dramática extractada de www.kaosenlared.net.Mayo10, la Organización Internacional del Trabajo (OIT) alertó el pasado jueves que 1.600 millones de trabajadores informales en todo el mundo se están enfrentando al dilema de «morir de hambre o morir por el virus», ante la falta de medios materiales para subsistir durante los periodos de confinamiento y medidas extraordinarias establecidas por varios gobiernos a nivel mundial”.

Nosotros prisioneros sin rejas, observamos como ese bicho natural o no pero indiscutiblemente Neo malthusiano continua en las calles que antes eran nuestras, jorobando la paciencia. Malthus, economista ingles de fines del siglo XVIII e inicios del XIX para justificar el régimen capitalista, inventó una ley según la cual el crecimiento de la población rebasa el incremento de la producción de los medios de subsistencia… por ello el Neomaltusianismo postula medidas para controlar la población como las guerras y las epidemias….Materialismo Histórico de Konstantinov. Seguramente el coronavirus está cumpliendo con la ley Malthus.


La depresión, la ansiedad se disparan y aún más se agudizan cuando esa Voz Prisionera es de un Parkinsoniano y Adulto Mayor. Mi Voz AGIPRO, no obstante, es testaruda, obcecada y grita a todo pulmón así sea a las cuatro paredes de la casa ¡COMPAÑEROS-COMPAÑERAS DE LUCHA, HASTA CUANDO VAMOS A CONTINUAR PRISIONEROS ¡e inmediatamente para darme animo escucho RESISTIRE 2020.

Santiago de Cali, 11 de Mayo del 2020.


Álvaro Ruiz05/07/2020

12min820
Las calles, donde el pueblo libra sus luchas, lucen vacías por cuenta de la pandemia y las medidas restrictivas de los gobiernos.



Por Álvaro Ruíz Erazo– Dirigente sugoviano

El ESTADO BURGUÉS en su objetivo clasista de golpear-golpear a la clase trabajadora-en particular y al pueblo en general, no ahorra esfuerzo para hacerlo. Por ello, está usando covid 19 para acuartelar, encerrar la protesta social. Las diversas organizaciones de base se han dejado llevar por esa campaña mediática de terror, aceptando quedarse en casa y optando por los comunicados, teleconferencias, redes sociales, whatsap como vías para protestar y su máxima expresión fue el primero de mayo pasado

El ESTADO BURGUES en defensa del Capital ha emprendido acciones para reactivar la economía. La protesta del Capital ha ganado mientras que la protesta de la base ha sido virtualizada   Solo chispazos del personal de la salud, sectores aislados de los barrios populares protestando ante el incumplimiento del gobierno, se han tomado las calles. Solo chispazos. El grueso de la población y en particular las distintas organizaciones que agrupan a millones de trabajadores se han quedado en casa. ¿Es el miedo desenfrenado al síntoma o a la enfermedad? Años de lucha callejera años de logros, gracias a la calle, toma de las plazas, del espacio, han quedado petrificados.

El Capital está ganando en esta fase, está saliendo fortalecido. Los de abajo a través de sus organizaciones y dirigencia quedaron debilitados y que complicado les será recuperar nuevamente la calle. Mientras continúan en sus conferencias virtuales, en Colombia por  ejemplo un político ha propuesto recientemente lo siguiente:

“..reducción de salarios, la revisión de contratos de trabajo y convenciones colectivas con suspensión incluida, el salario mínimo por horas, flexibilizar la jornada laboral, sin reconocer dominicales, festivos y recargos nocturnos, eliminar las primas de junio y diciembre, suspender las cesantías y los intereses a las cesantías, eliminar los subsidios de transporte y las dotaciones obligatorias, flexibilizar los costos de despido, y quién sabe cuántas atrocidades más, y lo expone con cinismo, “yo sé que todas estas propuestas son delicadas e impopulares, pero necesarias si se quiere evitar una masacre laboral” , por último señala que la nueva emergencia económica que va a decretar el gobierno de Duque, debería usarla como sustento constitucional para expedir las reformas laborales planteadas..”www.pacocol.org. Mayo 7 de 2020.

Sin embargo hay propuestas de pasos a seguir para evitar perder ese espacio histórico de resistencia. Lo dice Jorge Riechmann en su articulo “la necesidad de luchar contra un mundo virtual www.desdeabajo.net: “..todo apunta a que en los próximos meses nos va a tocar defender maneras de poder encontrarnos físicamente, inventar o retomar espacios de discusión pública en estos tiempos difíciles en los que se darán muchas batallas decisivas. Sin duda, todo lo anterior tendrá que hacerse con la idea en mente de minimizar los riesgos de contagio. Pero la vida digital no puede ser un sustituto permanente de la vida real, y los sucedáneos de debate que hoy se realizan por internet no podrán nunca reemplazar la presencia en carne y hueso y el diálogo de viva voz. …. Cada cual debe reflexionar desde este momento sobre el modo de defender el derecho de reunión (reuniones de vecinos, asambleas populares, manifestaciones), sin el cual los derechos políticos son imposibles y sin el cual es imposible construir una posición de fuerza, imprescindible para dar existencia a cualquier tipo de lucha…”

Es claro el mensaje del compañero. Las redes sociales, el celular, la protesta virtual, el whasap, jamás reemplazaran el encuentro de carne y hueso en la calle. Ha sido-es y será porque la historia lo está recordando, donde se gana o se pierde luchando, donde se miden fuerzas es en la calle, espacio donde han retumbado las voces de los inconformes, los desahuciados, los sin techo, desempleados, los arrojados por el sistema como desechables, los despectivamente llamados habitantes de calle.

Finalmente… Donde las calles y plazas de las ciudades se han convertido en parte constitutiva de las expresiones de descontento y organización ciudadana (Benski, Langman, Perrugoría y Tejerina, 2013). “El descontento se hace visible, se exterioriza, el malestar aflora a la superficie. El resultado inmediato es la recuperación de los espacios públicos. Se toman las plazas, convirtiéndolas en fortines de ciudadanía” (Roitman, 2011, p. 5).

Santiago de Cali, Colombia, 6 de mayo de 2020.



Nosotros

El Sindicato Unitario de la Gobernación del Valle del Cauca-Diverso pero Unitario, es una Organización Sindical de Industria y/o rama de actividad económica de primer grado y mixta, que tiene en su seno a Servidores Públicos adscritos en los Niveles Central-Descentralizado, EICES-ESES-de Nivel Dptal. y Funcionaros de Educación planta FODE .


CONTÁCTENOS

LLAMENOS


  • Registro Sindical No. 00002597 de Noviembre 2 de 2010
  • Nit: 900393920-1


Suscripción


    Categorias