SINDICATO UNITARIO DE LA GOBERNACIÓN DEL VALLE DEL CAUCA
NOSOTROSCONTACTO 26 Oct, 2021

Análisis

Marcha.jpeg

12min1050

El SUGOV llegó a su aniversario número once. Una fecha especial que coincidió con la movilización social en el país. Ocasión para reafirmar nuestro compromiso con la lucha obrera.

Por Fernando Alexis Jiménez | Dirigente sogoviano

Los once años del SUGOV tuvieron una singular coincidencia: la movilización gigantesca de los trabajadores que inició en la sede del SENA, en Salomia, y concluyó frente a las instalaciones de la Regional del Trabajo, en la avenida de Las Américas.

La Alcaldía de Cali, como siempre, con sus pronunciamientos ramplones y destemplados, dijo que sólo participaron 800 representantes de la clase obrera.

El desplazamiento estuvo enmarcado en la cultura ciudadana, en la tolerancia y el respeto. No hubo bloqueos, tuvimos una marcha que llegó casi a 900 personas diciendo lo que les disgustaba. No hubo necesidad de utilizar la Fuerza Público, no hubo ningún evento que lamentar“, aseguró Carlos Soler, secretario de Seguridad de Cali. Por supuesto, su perspectiva es la de milico en retiro, a quien toda expresión de protesta social, le produce urticaria.

En Puerto Resistencia se realizó otra concentración. Como siempre, en esa zona del oriente caleño, con amplia participación ciudadana.

Miembros del ejecutivo de la CUT Valle

 

UN ESTADO DE ALERTA PROVOCADOR

La administración del Alcalde, Jorge Iván Ospina, realizó el martes 19 de octubre, un Consejo de Seguridad, en el cual y tal como lo registra la seudo-revista Semana (porque hay quienes opinan que es un pasquín uribista), se declaró en “alerta por lo que pudiera ocurrir”.

Compañeros Álvaro Ruíz Erazo y Yecid González, participando en la movilización del 20 de octubre

De acuerdo con su pronunciamiento, estarían alerta para proteger las estaciones y los buses del MIO, con lo cual, confirma la posición que lo ha caracterizado, de satanizar la protesta social. Pero se quedó viendo un chispero, porque todo transcurrió en el marco de la normalidad, sin que esa normalidad, por supuesto, deje de evidenciar la inconformidad del pueblo con Duque y su dictadura.

En consonancia con sus temores, militarizó la ciudad. Fueron 1600 agentes de policía y 320 del ejército. Temía un nuevo alzamiento. ¡Lo que hay que ver y oír, definitivamente!

EL ESMAD ACANTONADO EN LA GOBERNACIÓN DEL VALLE

Pero la gobernadora, Clara Luz Roldán González, no se le quedó atrás. Acantonó el Esmad en el Palacio de San Francisco, como ha sido su costumbre. ¿Por las protestas? No, claro que no. Trajo a los alegres muchachos del escuadrón móvil anti disturbios, porque el Sindicato Unitario de la Gobernación del Valle—SUGOV—celebraba sus once años, un aniversario que no íbamos a pasar de agache.

No sabemos qué pensaba la funcionaria. Y lo que hicimos así de subversivo o clandestino, fue presentar el grupo musical Viento y Madera (que interpretó canciones sociales) para recibir a los compañeros empleados y contratistas, y entregarles a todos un detalle. Fueron más de mil ejemplares de bolígrafos de lujo, estampados con el logo del SUGOV. Es nuestra forma de compartir con todos, sin odiosas distinciones, la alegría de cumplir once años al frente del cañón, en defensa de la clase trabajadora.

Fue una jornada maravillosa. Emocionante, si queremos ser más específicos. Recibimos muchas voces de aliento. La solidaridad flotaba en el ambiente. “Ustedes han luchado por todos nosotros, le han puesto el pecho a la brisa. Gracias, compañeros”. Fue una expresión recurrente que escuchamos en todos.

Tras entregarles un detalle del SUGOV, les reafirmamos a los agentes del Esmad: “Aunque tengan uniforme, ustedes son parte de nuestro pueblo.” También por ellos luchamos, porque son pueblo precarizado.

HASTA LOS COMPAÑEROS DEL ESMAD RECIBIERON SU DETALLE

Es cierto, sabemos que el Esmad reparte garrote con generosidad en la protesta social. Pero más allá de su uniforme de robocop, que resulta intimidante, para nosotros, son clase trabajadora. De hecho, funcionarios explotados a quienes, desde un escritorio, los altos oficiales les dan la orden de arremeter contra su propio pueblo, el mismo pueblo al que ellos pertenecen.

A ellos les dimos su detalle sugoviano. Lo guardaron furtivamente. “Lo vamos a usar, téngalo por seguro”, nos decían.

Incluso, se tomaron una foto con algunos de los dirigentes del SUGOV. Una foto para la historia que reafirma nuestro convencimiento de que ellos, desde nuestra perspectiva, son pueblo precarizado, hombres y mujeres que, al término de su jornada, regresan a casa y, al día siguiente, hacen fila en un supermercado, pagando altos costos por los alimentos. Al fin y al cabo, también golpeados por la dictadura de Duque.

En el marco de los 11 años del SUGOV, rendimos homenaje al compañero Álvaro Ruíz, uno de los fundadores de nuestra organización.

HOMENAJE AL COMPAÑERO ÁLVARO RUÍZ ERAZO

El 20 de octubre fue memorable. Celebramos once años de lucha ininterrumpida y comprometida con la clase trabajadora, pero, también, de aporte a la generación de conciencia alrededor de lo que somos: un pueblo explotado que debe despertar del marasmo y levantar su puño en alto para decir: “Basta ya de sometimiento”.

En el marco de este aniversario, se hizo un reconocimiento especial al dirigente y fundador sugoviano, Álvaro Ruíz Erazo. Un batallador de la clase obrera. Se formó inicialmente como economista en Colombia e hizo su especialización, por espacio de ocho años, en Cuba.

Y aunque le fue doloroso irse de La Habana, de las tardes de brisa junto al malecón de ocho kilómetros que bordea la ciudad y recibe como un abrazo gigantesco las olas del mar y el rumor de aguas embravecidas que traen desde tierras lejanas las voces de admiración por la lucha que han librado, Álvaro decidió regresar a su patria, a combatir ideológicamente desde otra trinchera: el sindicalismo clasista.

Álvaro Ruíz, primero en la margen derecha y enarbolando su brazo empuñado, ha sido un líder comprometido con la defensa de la causa obrera.

Desde su vinculación como profesional en la Gobernación del Valle del Cauca, Álvaro ha sido un defensor de la causa del pueblo, de los marginados, de los sin-techo, de los desempleados. Y fue, a la sazón, uno de los gestores del SUGOV porque no compartió—junto con quienes le acompañaron en esa gesta—la actitud sumisa del sindicato de siempre, el de marras, en el que su presidente siente orgullo de posar con el gobernante de turno, mientras que a los afiliados les habla con un discurso acomodado.

Álvaro Ruiz Erazo está en la antesala de su retiro tras entregar gran parte de su vida a la función pública. Pero ninguno de nosotros quiere que pase desapercibido su aporte al sindicalismo, porque como diría el coplero de los llanos venezolanos, Rafael Martínez, Álvaro es un “amigo sin condición, con trago y fuera de tragos”. Es decir, alguien en quien se puede confiar siempre.

Lo ocurrido el 20 de octubre lo llevaremos siempre en el corazón, porque once años de lucha, no se cumplen todos los días…


ppotes09/15/2021
TAYWGLNL5BGZDPYTZLJ37I4OMY.jpg

8min2110

El próximo 16 de septiembre la Fiscalía llamará a juicio al mayor Jorge Mario Molano, quien está suspendido. Será acusado por homicidio pues, según los cotejos periciales, todo indica que le disparó al joven Santiago Murillo en Ibagué sin que fuera necesario y desconociendo todas las directivas para el uso de armas. La defensa del policía sostiene que es inocente.

Tomado de El Espectador 

A las 2:40 de la madrugada del pasado 2 de mayo, el mayor Jorge Mario Molano (suspendido por la Policía) entregó su arma de dotación. Lo hizo en las instalaciones de la Fiscalía de Ibagué, horas después de que el joven Santiago Murillo, de 19 años, cayera baleado por un disparo que le perforó el corazón en la calle 60 con carrera 5 de la capital del Tolima. La pistola en manos de Molano, con serial SP 0169540, es una de las pruebas con las que la Fiscalía va a llevar a juicio al policía, pues el registro coincide con el proyectil encontrado en el hombro de la víctima, un joven quien no participaba del paro nacional y quien en su última noche regresaba de la casa de su novia.

El Espectador conoció el escrito de acusación en contra del suspendido mayor Molano que la Fiscalía preparó para el juicio que iniciará el próximo jueves 16 de septiembre. El policía asistirá a la audiencia desde la cárcel Picaleña (Ibagué), pues está preso preventivamente. En el documento, el ente investigador expuso su hipótesis sobre el homicidio de Murillo, basándose en informes periciales, documentación de investigadores de policía judicial y un total de 39 testimonios. Se trata del primer llamado a juicio por los homicidios atribuidos a miembros de la Fuerza Pública en el pasado paro nacional, los cuales podrían ser hasta a 77, según Temblores ONG y el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz).

Entre los fundamentos de la acusación, se describe que el pasado 1 de mayo, sectores sociales convocaron a movilizaciones en Ibagué. En la calle 50 con carrera 5, a eso de las 8:20 p.m., se presentaron desórdenes y algunos manifestantes lanzaron piedras contra miembros de la Policía y las instalaciones de una tienda Panamericana. “La situación es conocida por Jorge Mario Molano, quien para el momento de los hechos, fungía como comandante del CAI Norte o estación Norte, y el teniente Andrés Parra, adscritos a la Policía Metropolitana de Ibagué. Los dos oficiales se ubican en la calle 60 con carrera 6, en donde en dicha esquina desenfundan sus armas de dotación en ese primer momento y cada uno realiza detonaciones hacia el piso y al aire”, señala la Fiscalía.

UN BUEN MUCHACHO, ASEGURA SU FAMILIA

Miguel Murillo, su papá, lo recuerda como un muchacho querido por sus amigos, por su familia, por las mamás de sus amigos, por todos los que estaban a su alrededor. “Era un pelado educado, juicioso, sociable, una persona responsable, era un excelente niño”, relató y añadió que Santiago solía pasar mucho tiempo en la casa y que cuando salía, por lo general era con él a montar en bicicleta o con su novia Estefanía, y que, de vez en cuando, iba a la casa de su tía.

La policía representada en el Esmad, reaccionó violentamente ante la protesta social en Ibagué. Resultó muerto, en las movilizaciones, el joven Santiago Murillo.

Aunque algunas versiones previas señalaron lo contrario, el papá de Santiago dice que su hijo no participó en las protestas. Aunque se acercó a una zona de manifestaciones, quizá por curiosidad, Miguel tiene la certeza de que su hijo no estaba manifestándose ni mucho menos lo hizo lanzando piedras o con violencia, algo que de cualquier forma no justificaría, si es que así ocurrió, que recibiera un disparo de un integrante de la Policía.

“Él no era de las personas que participan en esas cuestiones. Yo soy hincha del Tolima, pero nunca le inculqué eso, porque a la edad de ellos me daba miedo que de pronto él pudiera ser parte de ese grupo”, explicó Murillo, quien resaltó que apoya las protestas y exigencias ciudadanas, pero jamás el vandalismo y los disturbios. “Ni yo, ni Santiago, nunca le di la educación para que hiciera eso”, explicó.

UN ASESINATO DE LA POLICÍA

Miguel Murillo pidió que termine la violencia y agradeció a todos los que han marchado por su hijo y le han dedicado homenajes. “Pero eso no me lo va a devolver, lo que quiero es que esto no se repita (…) que todo se resuelva y que no quede impune, porque eso fue un asesinato de mi hijo por parte de un policía”, sostuvo.

A pesar de la situación descorazonadora de Miguel, después de la pérdida de su único hijo, los trámites no dan espera. Estuvo toda la mañana en la Fiscalía y le informaron que la investigación ya está avanzando, pues solicitaron las grabaciones de las cámaras de seguridad. Además, el alcalde de Ibagué, Andrés Fabián Hurtado, también se acercó a él y le prometió que su gobierno se esforzará para que no haya impunidad en el caso.


Sugov08/29/2021
IMG-20210826-WA0074-1-1280x774.jpg

3min1520

El presidente Duque no abandona sus pretensiones de golpear a la clase popular. Con lo que no se esperaba es que el espíritu de protesta de los colombianos, sigue firme y hoy más beligerante que nunca.

Texto: Fernando Alexis Jiménez – Fotografía: Yecid González Sabi

La movilización del jueves 26 de agosto le recordó al presidente Iván Duque que el pueblo colombiano aún no se ha desmovilizado y que su disposición a evitar arbitrariedades y a protestar, sigue incólume.

Y lo decimos porque su pretensión de sacar adelante una Reforma Tributaria que golpea a la clase trabajadora estatal, es lesiva y busca el congelamiento salarial en un horizonte de diez años y, además, promover o bien el congelamiento de la nómina, o su reducción.

Esta por supuesto es una iniciativa retrógrada que desconoce derechos adquiridos, ahoga toda posibilidad de negociación futura de acuerdos laborales y menoscaba las condiciones de quienes se encuentran a las puertas de la jubilación.

Pero de la mano con estas propuestas al Congreso, hay otras que tratan con mano inmisericorde al común de la gente, es decir, a Juan Pueblo, que somos la gran mayoría.
La propuesta de la CUT es la realización de una agenda de protestas hasta el mes de diciembre y, como siempre, desde el SUGOV, vamos a decir presente…

 


ppotes08/23/2021
000_1MP1AT-e1629728157454.jpg

4min690

Lo que ha olvidado el gobierno de Duque–después de Álvaro Uribe, el peor presidente de Colombia–, es que el Paro Nacional no se ha “desmovilizado”. Por eso, este 26 de agosto salimos a marchar.

El Comité Nacional de Paro convocó para este 26 de agosto nuevas y masivas movilizaciones en todo el país. Se pretende continuar con las protestas que se iniciaron desde el 28 de abril y que han traído frutos para la ciudadanía. Cabe recordar que gracias a las movilizaciones se cayó la reforma tributaria que afectaría gravemente los intereses de la mayoría de colombianos.

Sobre las nuevas movilizaciones este 26 de agosto, Francisco Maltés, vocero del Comité Nacional de Paro dijo que las protestas serán pacificas en las principales capitales del país. En un vídeo publicado a través de redes sociales expresó las motivaciones que llevarán a la gente nuevamente a las calles.

Son dos las principales razones para las movilizaciones de este 26 de agosto. La primera es exigirle al congreso que dé tramite a los proyectos de ley que fueron presentados por el Comité Nacional de Paro y decenas de congresistas a finales del mes pasado. Estos proyectos de ley fueron construidos con base en el pliego Nacional de Emergencia que desde el año pasado han venido proponiendo desde el Comité Nacional de Paro.

El segundo punto por el cual se harán las movilizaciones este 26 de agosto tiene que ver con la nueva reforma tributaria. Se protestará contra este nuevo proyecto porque estipula varias medidas que van en contra de las pequeñas y medianas empresas y contra el patrimonio y los trabajadores públicos. “Esta reforma contribuirá a la liquidación de pequeñas y medianas empresas toda vez que le da el mismo tratamiento fiscal que a las grandes empresas” dijo Francisco Maltés.  

La reforma tributaria, contra la cual se protestará este 26 de agosto, también pretende congelar los salarios públicos por 10 años. Esto iría en detrimento de la calidad de vida de más de un millón doscientos mil trabajadores y sus familias. Además, la reforma contempla suprimir los cargos públicos que queden vacantes. Por otro lado, estipula el proyecto, darle facultades al gobierno para que suprima o fusione entidades estatales. Así se abre el camino para la venta y privatización de los activos de la nación que son patrimonio de todos.

Finalmente, Maltés invitó a que todos los colombianos se movilicen pacíficamente este próximo jueves 26 de agosto.


ppotes08/19/2021
pORTADA-1280x643.jpg

3min1170

Por iniciativa de varios agentes de tránsito afiliados al SUGOV, se desarrolló una labor de pintura y señalización en los municipios de Restrepo y Riofrío.

Texto: Fernando Alexis Jiménez – Fotografías: Oliverio Montealegre T.

Siempre se ha dicho que los sindicalistas son sinónimo de exigencias reivindicatorias y no falta el bárbaro que asegura que hasta problemáticos. Tremendo equívoco. Lo que se desconoce es que, de la mano de la beligerancia en defensa de los derechos de la clase trabajadora, también somos propositivos.

Una muestra fehaciente es la decisión de varios compañeros agentes de tránsito afiliados al Sindicato Unitario de la Gobernación del Valle del Cauca—SUGOV–, quienes pintura en mano, se dieron a la tarea de señalizar Restrepo y Riofrío, contribuyendo decididamente a la disminución de la accidentalidad.

Está claro que no forma parte de su Manual de Funciones. Lo asumieron de manera voluntaria, sin dejar de lado el entusiasmo y el compromiso con la comunidad. Dicho sea de paso, los moradores de los dos municipios, acogieron esta labor con entusiasmo.

Los dejamos con algunos registros gráficos que nos envían los compañeros sugovianos…


ppotes06/07/2021
1619962925_958942_1619979674_noticia_normal_recorte1.jpg

14min1770

No hay que desconocer el enorme potencial de la acción callejera directa en el propósito de alcanzar las reivindicaciones consignadas en el Pliego, las cuales recogen diversas aspiraciones de los sectores populares.

Por Fernando Rubio – Catedrático universitario y analista político

Sobre el estallido social y político que se da en Colombia desde el pasado 28 de abril se están utilizando varias categorías y conceptos para nombrarlo, intentar su caracterización y descubrir su esencia.

Ya hay suficientes análisis sobre el origen de la conmoción social que afecta al país. Hay estudios acertados sobre las dimensiones del desbarajuste del aparato productivo y la economía (Fedesarrollo habla de perdidas equivalentes a los 6 billones 200 mil millones de pesos, más o menos 2 mil millones de dólares).

El Dane dio a conocer estudios sobre la descomunal caída en la pobreza y miseria de millones de personas que han perdido sus empleos, ingresos y demás fuentes de subsistencia. El enfoque político insiste en la crisis de representatividad, en la perdida de legitimidad de las instituciones y en la quiebra de la gobernabilidad y la gobernanza del aparato de gobierno.

Obviamente, la crisis sanitaria ha exacerbado todos los indicadores del colapso orgánico que sacude el sistema nacional colombiano.

RESPUESTA SOCIAL

Revuelta social, huelga política de masas, huelga general, insurrección popular y revolución social, son los nombres utilizados para identificar el fenómeno que ha causado gran impacto interno y en el resto del mundo.

Sin embargo, es el propio movimiento y el proceso de la acción colectiva los que demandan una mayor concisión en la caracterización del fenómeno. Así, bien conviene señalar algunas claves de esta potente oleada popular que sacude el régimen neoliberal y la estructura de dominación de las castas oligárquicas.

En primer lugar, se debe señalar que este Paro refleja una acumulación de las fuerzas expresadas desde la movilización universitaria del 2011, la huelga agraria del 2013, las manifestaciones estudiantiles del segundo semestre del 2018, las grandes manifestaciones de noviembre del 2019 y los estallidos sociales de septiembre del 2020.

Se trata de una ola sucesiva de explosiones populares encadenadas hasta llegar a la actual situación sin antecedentes en la historia colombiana como bien se puede desprender de la lectura de algunos textos clásicos sobre la protesta colombiana como el de Indalecio Liévano Aguirre, sobre los Grandes Conflictos Sociales y Económicos de nuestra historia; como los trabajos de Leopoldo Munera, sobre las marchas agrarias lideradas por la Anuc; los de Renan Vega, sobre la huelga de las bananeras y sindicales; los densos estudios de Maurico Archila; los de Pedro Santana, sobre los movimientos cívicos de Bogotá; los de Alvaro Delgado; los de Medofilo Medina; y los de Edwin Cruz.

En segundo lugar, hay que resaltar el papel de los bloqueos de ciudades y de vías estratégicas como repertorio de presión y determinador de resultados con gran impacto y repercusión política, acompañado de trincheras y barricadas en los espacios urbanos, particularmente en Cali.

Los bloqueos de vías estratégicas como la que comunica a Buenaventura con Cali; la Panamericana que comunica con el Sur del País; la carretera hacia los Llanos Orientales; las vías del Huila hacia el Caquetá y Putumayo, prácticamente paralizaron el país. Después de muchos años de intentar construir y adelantar un Paro general por primera vez las masas encontraron una herramienta muy efectiva para detener la economía y golpear el corazón de la producción capitalista neoliberal y el tejido del mecanismo de la explotación y despojo de los trabajadores y de la población en situación de desempleo.

Los bloqueos y las barricadas son el mayor triunfo y el más importante aprendizaje de las masas en su confrontación con el dominio oligárquico en los últimos 38 días.

EL COMITÉ NACIONAL DE PARO

En tercer lugar, hay que destacar el papel del Comando Nacional del Paro. A pesar de que en un momento se hicieron visibles algunas prevenciones respecto de este núcleo dirigente de la actual protesta popular, en las semanas recientes el desempeño del Comando ha mostrado pericia y talento en la conducción de la negociación con el gobierno.

El CNP ha despejado muchas dudas respecto de la percepción que se tenía sobre su naturaleza burocrática y gremialista; en la Mesa de diálogos y negociaciones ha manejado con bastante habilidad la estrategia del gobierno que juega a la dilación y la destrucción violenta de la inconformidad social.

El Comando del Paro a pesar de no representar a todos los sectores del actual movimiento social, ha sabido combinar adecuadamente las reuniones y los avances en el tema de las garantías para la protesta con la movilización permanente mediante convocatorias a manifestaciones, plantones y acciones de calle. Tanto que para el próximo 9 de junio ha citado una gran toma de Bogotá, con delegaciones procedentes de todos los puntos cardinales del país. Sin duda este evento marcara un nuevo momento de la actual huelga general que sacude a la sociedad.

Por la manera como Uribe Vélez descalifica y estigmatiza al CNP es posible medir su incidencia y su capacidad para adelantar la interlocución con los delegados del gobierno que juegan al desgaste, el engaño y destrucción de la rebelión social. El CNP ha cobrado las dimensiones de una subjetividad política estratégica que debe realzarse.

MILITARIZACIÓN DEL PAÍS

En cuarto lugar, es interesante destacar los cambios y el papel del Estado en esta coyuntura. La violencia policial y la acción criminal del ESMAD, reflejada en el asesinato de más de 100 jóvenes, 250 desaparecidos y más de 50 lesionados en los ojos, han puesto de presente la naturaleza sangrienta del poder de la oligarquía.

El Decreto 575 del 2021 que ordeno militarizar 8 departamentos y más de 15 municipios significo una remodelación del Estado para hacer prevalecer una línea de autoritarismo en su desempeño como aparato central de la dominación plutocrática.

Ese decreto, inconstitucional a decir de los expertos, prácticamente es el pivote de un “Golpe de Estado” disfrazado que recorta las libertades civiles e impone una dictadura en los territorios en los que la rebeldía ha tenido el mayor despliegue y acento. La autoridad civil de gobernadores y alcaldes queda a merced de la discrecionalidad de los comandantes de las brigadas y batallones militares y policiales.

No es difícil prever que como consecuencia de la denominada “asistencia militar” se incremente la arremetida violenta contra los manifestantes y que en las ciudades prosperen grupos del neo paramilitarismo promovido por la policía; asuntos todos estos que debe analizar la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, la cual ingresa al territorio colombiano mañana domingo 6 de junio, después de haber sido vetada por la actual Vicepresidente y Canciller de la Republica.

LOGROS POPULARES DURANTE EL PARO

En quinto lugar, hay que destacar las conquistas y logros del Paro entre los que se destacan la suspensión de la reforma tributaria que dio pie a las manifestaciones y bloqueos, la caída del Ministro de Hacienda, de la Canciller, del Comisionado de Paz, los decretos expedidos por los Alcaldes de Cali y Yumbo que le dan reconocimiento político a las Coordinadoras de las resistencias y a las Primeras líneas conformadas para enfrentar al ESMAD.

Lo que se puede prever es la extensión de este último logro a otras ciudades del país como Bogotá, donde avanza un proceso de coordinación de los Puntos de resistencia repartidos por el territorio de la capital del país con sitios emblemáticos como el Portal de las Américas (hoy Portal de la Resistencia), Suba, Usme, Bosa, Héroes y Soacha.

Es interesante como esta nueva red de acción urbana sugiere una modificación del viejo formato de las movilizaciones realizadas en las últimas décadas. Digamos que los nuevos formatos de la movilización distribuidos por todo el territorio permiten un mayor “rendimiento” de la misma en términos políticos, de aprendizaje y construcción de nuevos liderazgos.

En sexto lugar, hay que indicar que si bien todo lo que está ocurriendo tendrá unas repercusiones electorales en las votaciones presidenciales y legislativas del año entrante, no hay que desconocer el enorme potencial de la acción callejera directa en el propósito de alcanzar las reivindicaciones consignadas en el Pliego, las cuales recogen diversas aspiraciones de los sectores populares.

Por último, hay que entender que el actual movimiento puede entrar en un tramo de repliegue para después retomar el protagonismo correspondiente, una vez se han hecho los balances del caso. Vendrán coletazos en algunas regiones y en sectores que están en movimiento, pero sin mayor visibilidad como la Marcha agraria del Guayabero y Sur del Meta, la movilización campesina del Catatumbo y el despliegue de la Minga indígena del Cauca, ciertamente un actor central de la actual coyuntura con notable presencia en Cali y la Panamericana, cargada de cierta “altanería plebeya” que irrita sobre manera al uribismo –quintaesencia de la altanería y vulgaridad neonazi- y algunas almas progresistas cargadas de una excesiva sensibilidad democrática. Lo cierto es que la Minga indígena caucana ha mostrado fuerza, entereza y prevalencia en la defensa de los derechos de los indígenas del sur occidente colombiano.

NOTA IMPORTANTE: El presente artículo refleja el pensamiento del autor y no necesariamente es la expresión de la perspectiva político-sindical del movimiento sugoviano.


ppotes05/25/2021
M64SGTBWSNGH3CZNL6QSQIRMRQ.jpeg

5min2250

Los jóvenes en Puerto Resistencia, están arriesgando su vida porque creen en un nuevo país, con oportunidades para todos. Tributo de reconocimiento a su valerosidad. ¿La razón? Jamás han tenido nada, no tienen ahora nada que perder. Por primera vez están siendo vistos y el país se está enterando de que existen.

Por Vanessa de la Torre Sanclemente 

Una olla que hierve al calor de la leña. Velas que alumbran por los que ya no están. Nombres escritos con pintura blanca sobre el piso roto de cemento. Libros donados por unos, que agarran libremente otros.
Llantas ardiendo. Huele a quemado, a droga, a chorizo, a todo. Unos cantan. Otros observan. Es un ambiente extraño, festivo, familiar y peligroso al mismo tiempo.

En una especie de tarima improvisada, un grupo de jóvenes – no es posible contarlos porque no se pueden mirar detalladamente- custodian la plaza y a su gente. Están totalmente cubiertos, encapuchados, con cascos de construcción en la cabeza, gafas y cámaras aislantes. Parecen salidos de una película. Son los de la “primera línea”.

Es Puerto Resistencia, punto de acceso al Distrito de Aguablanca. El bastión de los que para unos son vándalos y para otros, héroes. Cuentan los vecinos que el pasado 28 de abril en ese lugar, un muchacho de 17 años, Marcelo Agredo, le pegó una patada a un policía que estaba en una moto y como respuesta recibió dos tiros en la espalda que acabaron con su vida.

También, a las pocas horas, murió otro chico, Jeirson García, de 13 años, en circunstancias similares. Entonces, el barrio se llenó de dolor y solidaridad y los chicos que nunca tuvieron una oportunidad distinta a la delincuencia, recopilaron ese abandono, ese descontento.

Bloquearon las entradas, se enfrentaron como nunca a la policía, quemaron un CAI y se volvieron la autoridad. Desde entonces nadie, sin permiso de los de la “primera línea”, entra a Puerto Resistencia.

Con mi equipo de Caracol Radio transmitimos el programa que dirijo desde las esquinas de ese lugar, tratando de escuchar a esos jóvenes maltrechos y abandonados que tienen incendiada a Cali.

El mensaje fue unánime: jamás han tenido nada, no tienen ahora nada que perder. Por primera vez están siendo vistos y el país se está enterando de que existen.

Los cuidan las madres, amigas, tías y vecinas que confían en que gracias a su determinación -aunque sea tan violenta- el destino de un millón de personas que viven en Aguablanca, esta vez podría cambiar.

Adjudicarle exclusivamente a grupos delincuenciales la explosión social que se está viviendo en Cali es demasiado básico, elemental. Toca, si o si, hablar, negociar, dar, reinventar y apagar los odios con solidaridad, educación y oportunidades laborales.

Lo grave es que esto no parece haberse entendido y escasea el liderazgo capaz de hacerlo.

 Sigue en Twitter @vanedelatorre

NOTA IMPORTANTE: Las opiniones expresadas en el presente artículo reflejan el pensamiento de su autora y no necesariamente representan la posición político-sindical del movimiento sugoviano.


ppotes05/17/2021
IMG-20210512-WA0133.jpg

13min2660

Comité Departamental de Paro en el Valle del Cauca se prepara para movilización del 19 de mayo, que arranca en Apocalipso a las 9:0 am.. Se prepara así mismo Caravana Nacional de la Solidaridad hacia Cali. Resistencia de los colombianos no mengua.

Redacción SUGOV

La decisión de proseguir la lucha con movilizaciones y bloqueos, en consonancia con directrices del Comité Nacional de Paro, ha llevado a que nuevos municipios se sumen al proceso al tiempo que la arremetida del Escuadrón Móvil Anti Disturbios (ESMAD) se recrudece con retenciones arbitrarias y abusos en el uso de fuerza.

Alrededor, el Comité Departamental de Paro acordó pronunciarse para visibilizar lo que ha venido ocurriendo, sobre la base de que el Valle del Cauca y su capital, Cali, son epicentro de las acciones en procura de reivindicaciones.

No podemos permitir que lo que ocurre aquí, que golpea al pueblo, se quede aquí. Es necesario que se conozca a nivel internacional. El documento tendrá la representatividad de todas las expresiones que convergen en el comité“, explicó Wilson Sáenz Manchola, presidente del Comité Ejecutivo de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), en la región.

LA MOVILIZACIÓN DEL 19 DE MAYO

La movilización del 19 de mayo iniciará en Apocalipso a las 9:00 am desplazándose por Calipso y el Puente de los Mil Días y terminar en el Puente de Resistencia “Nicolás Guerrero”, frente al CAI.

  • En desarrollo de la reunión, se acordó el fortalecimiento de los puntos de resistencia y las asambleas populares, con fuerte participación de las organizaciones sindicales.
  • Promover que la vinculación laboral de los jóvenes sea con planas condiciones y garantías, desestimando la tercerización del empleo.
  • Se afianzará el trabajo pedagógico con el ánimo de que la comunidad conozca cuál es el objetivo del Paro Nacional. A estas alturas, hay quienes no lo saben.

Hacia futuro, otros puntos de Cali serán epicentro del inicio y terminación de las movilizaciones.

CONDICIONES PARA INICIAR NEGOCIACIÓN

Omar Romero, miembro del Ejecutivo Nacional de la CUT, informó que aún no se han establecido las Mesas de Negociación, las cuales deben estar precedidas por garantías, que incluyen la desmilitarización. “Hemos tenido oportunidad de compartir lo doloroso que ha sido la vivencia en puntos como los Mil Días, Paso del Comercio, Siloé y Sameco, lo mismo que en Yumbo, Buga y Riofrío, en donde la fuerza pública ha hecho uso de armas no convencionales.”, indicó, al tiempo que dijo, un documento sobre el particular fue entregado al Ministerio del Interior.

En desarrollo de la reunión a nivel nacional, se ratificó la realización de la movilización el miércoles 19 de mayo al igual que la Caravana de Solidaridad los días 21 y 23 del mes en curso, que arrancará en varias regiones del país y que concluirá en Cali.

Sindicato Sugov

AGRESIONES A LA POBLACIÓN CIVIL

Las agresiones contra la población civil se registran no solo en la capital vallecaucana sino en Riofrío, Yumbo, Buga

Los participantes en el Comité Departamental de Paro coincidieron en asegurar que la única forma de destrabar el proceso e iniciar realmente las conversaciones, parte del cese a las hostilidades a quienes ejercen el derecho a la protesta.

Diversos sectores que unifican fuerzas alrededor del Comité Departamental de Paro, reafirmaron su disposición de proseguir en la protesta frente a la negativa del gobierno nacional a negociar y tener en cuenta el Pliego Nacional de Emergencia.

En las regiones y municipios se levantarán petitorios que recojan las diferentes expresiones populares y, además, reflejen en un capítulo aparte, las expectativas de los jóvenes.

La meta es fortalecer las movilizaciones con participación de todos. El magisterio proseguirá apoyando la totalidad de las acciones, enfatizando en que rechaza la alternancia o cualquier iniciativa que pretenda promover la presencialidad en las instituciones educativas en tanto persista la pandemia.

Los corredores humanitarios se mantienen, lo que no implica ni bajar la guardia ni entregar los puntos de resistencia. Allí se realizarán asambleas populares. De la mano con esta decisión, seguir denunciando las acciones arbitrarias de la fuerza pública.

PUNTOS DE RESISTENCIA

Apoyando las actividades del Paro Nacional, proseguirán los concurrentes en los puntos de residencia de:

  • Sameco
  • Apocalipso
  • Siloé
  • Puente Resistencia “Nicolás Guerrero”, antes puente del comercio

Una de las demandas generalizadas estriba en pedir que se haga una investigación a fondo sobre los asesinatos y agresiones a la población civil por parte de la fuerza pública.  Una denuncia que toma fuerza es que el Esmad no solamente avanza utilizando gases sino con armas no convencionales, situación que se ha venido registrando en los puntos de resistencia.

La fuerza pública está arremetiendo con fuerzas no convencionales. Una denuncia que toma fuerza.

Otro aspecto que inquieta es la presencia de personal de civil que se moviliza en motocicletas y agrede verbalmente a los manifestantes, amenazándolos si prosiguen en la protesta social.

INFORMES MUNICIPALES

En el marco del Comité Departamental de Paro, los municipios en resistencia compartieron sus informes.

Palmira. Hay organización y unidad en las asambleas populares, puntos de resistencia, magisterio y siguiendo directrices del Comité Departamental y Municipal de Paro.

Sevilla. Compromiso con los bloqueos y realización del corredor humanitario. Detenidos diez manifestantes, que posteriormente fueron dejados en libertad. Se desarrolla pedagogía en los barrios para lograr ampliar la base de participantes en el paro.

Caicedonia. Resistencia permanente, en particular en el Alto de las Piñas. Hay apoyo de la comunidad.

Pradera. Comunidad indígena ket-wala unificó esfuerzos con el comité municipal de paro. Hay fortalecimiento de las acciones. Se denuncia saboteo por parte del ejército en contubernio con los ingenios azucareros de la zona. Ponen en peligro a las personas que asisten a las barricadas.

Candelaria. En Poblado Campestre se arremetió contra los manifestantes. Abrieron corredor humanitario en Juanchito. En Villagorgona y El Carmelo, los bloqueos están enmarcados por actos culturales intermitentes, buscando acercamiento con la comunidad. A pesar del acuerdo con la Gobernadora, Clara Luz Roldán, de abrir paso hacia Cavasa, se denuncia hostigamiento del ejército.

Jamundí. Rechazo total a hechos de vandalismo contra instalaciones públicas. Siguen actividades de protesta.

Hay fuerte rechazo a hechos de vandalismo, ajenos a la protesta social y que se han registrado en Cali y Jamundí.

Yotoco – Buga. Docentes han sido víctimas de gases cuando desarrollan los plantones y actividades de resistencia. Preocupa la vida de los jóvenes que han participado en actividades de bloque pacífico. En Mediacanoa (Yotoco) los manifestantes fueron atacados por el Esmad y persiste presencia en La Y de La Virgen. Hay actividades culturales en todos los puntos.

En Buga la mayor presencia es en el puente del Sena. Hay participación masiva de la ciudadanía. El Esmad hace presencia en la zona. En el sector de PaloBlanco también hay presencia de manifestantes.

Cali – Puente de Sameco. Se realizan acciones intermitentes, Se ha apoyado provisión de alimentos y corredor humanitario.

Vijes. Se cuenta con presencia de comunidad e indígenas. Se permite acceso de ambulancias, insumos médicos, alimentos y, de ser necesario, combustible. No ha habido enfrentamientos.

La situación de paro en Buga sigue encendida. Hay resistencia, principalmente en PaloBlanco y el puente del Sena.

Tuluá. Hay presencia popular en los diferentes puntos. Unidad de fuerzas entre los diferentes sectores, incluyendo el de la salud. Actividades como plantones, se concentrarán en la Plaza de Boyacá. El miércoles participarán de la movilización y el viernes próximo, Marcha del Silencia con participación de los tulueños.

Los docentes promoverán asambleas virtuales con los padres de familia en todo el Valle del Cauca para despejar sus interrogantes alrededor de lo que está ocurriendo con el Paro Nacional.


ppotes05/16/2021
CaliPuertoResistencia-e1621186509453.jpg

9min4020

Son la voz de un país descubriendo su dignidad, reclamando por fin lo que le deben hace ya varios siglos; la patria que todos merecimos, la felicidad que nos robaron, los muertos que se llevaron los ríos, el pan que aquí no pusieron sino en unas cuantas mesas…

Por William Ospina – Escritor y periodista

Estuvimos juntos siempre pero solo ahora estamos juntos. Siempre nos conocimos y apenas empezamos a conocernos. ¿Quiénes son estas muchachas y estos muchachos firmes y conmovidos que nos hablan por primera vez? Son los que fuimos, sueñan lo que soñamos, hacen por fin lo que siempre quisimos hacer. Están aquí desde hace siglos y sin embargo acaban de nacer, y por sus labios hablan estos mares, y por sus manos corren estos ríos, y son de todos los colores: han nacido en los valles, en las montañas, en los litorales, en las ciudades.

Son la voz de un país descubriendo su dignidad, reclamando por fin lo que le deben hace ya varios siglos; la patria que todos merecimos, la felicidad que nos robaron, los muertos que se llevaron los ríos, el pan que aquí no pusieron sino en unas cuantas mesas, la educación que les pintaron como un lujo cuando han debido dársela como el mayor derecho.

¿Qué es lo que quieren estos jóvenes? Pues lo que quiere todo pájaro: poder volar y cantar; lo que quiere todo río, poder seguir su camino; lo que sueña toda vida, celebrar el mundo, merecer un destino, disfrutar de este breve tiempo que nos dieron sin sentir ese regusto amargo de que la tierra es de unos cuantos, de que la vida verdadera es de unos pocos, de que tenemos que dejar morir las ideas en nuestras cabezas, el talento en nuestras manos y el amor en nuestros corazones, porque el país es de cuatro dueños, porque los que tienen la tierra en vez de ponerla a producir la forran en alambre de púas, porque los que creen tener la cultura quieren guardarla en una caja fuerte.

¡Adelante, los hijos de una edad más orgullosa y más valiente! Ustedes lo merecen todo: no se conformen con migajas. El Estado ha dicho que les va a ofrecer educación superior gratuita. Tal vez sea una buena decisión, pero no es suficiente. Si muchos jóvenes no han podido siquiera terminar su bachillerato, ¿cómo podrían entrar a la universidad aunque no les cobren matrícula? Muchos no tienen qué comer en sus casas, y muchos tienen incluso hijitos qué mantener.

Es ya la educación lo que debe cambiar. Hemos visto muchos graduados de la universidad que ni siquiera así encuentran un lugar en la sociedad, y muchos tienen que irse a buscar en otra parte lo que su país debió darles. Aquí no bastan ya los títulos: necesitamos un país que ofrezca alternativas, que valore el talento, que esté hecho para engrandecernos y no para este desprecio cotidiano.

Pero solo es así como cambian los tiempos: cuando cada quien sabe lo que vale y ya no se resigna simplemente a pedir sino que exige, sino que propone e impone los cambios.

Alguien creerá que es mucha gracia no cobrarles por aprender. Yo digo que la sociedad debería pagarles por aprender. Permitirles ser médicos, ser ingenieros, ser matemáticos, ser químicos, ser arquitectos. Pero tener también, mientras estudian, salud, ingresos, tiempo libre, lo que algunos siempre tuvieron y aquí las mayorías no tuvieron nunca.

Ustedes ya han comprendido qué gran país podríamos llegar a ser si se cultivara nuestro talento. Y si la educación es la mejor inversión de un país ¿por qué habría que pagar tanto por ella? El país debe invertir en sus jóvenes, no solo en algunos, en todos, y no dejarlos abandonados en las fronteras del peligro y de la muerte, y permitirles que cada quien atienda su vocación: ser también empresarios, artistas, agricultores, artesanos, comerciantes, músicos, inventores.

Hay cosas que se aprenden en las aulas, hay otras que se aprenden en las calles, hay otras que se aprenden en las selvas. Que el país abra sus salones de montes y de ríos, de mares y llanuras, allí donde hay que aprender ahora las ciencias más necesarias: cómo curar el agua, cómo salvar el mundo, cómo producir alimentos orgánicos, comida sana, cómo cambiar las fuentes de energía, cómo proteger a las abejas y a los jaguares, cómo limpiar los ríos, cómo crear una economía justa, cómo hacer una industria que no contamine, una arquitectura que dialogue con la naturaleza y con el clima, cómo hacer ciudades bellas, amables con su gente.

No todas las profesiones están inventadas, el mundo nos demuestra que hay mucho qué crear, mucho qué transformar, una nueva manera de habitar en la tierra, y todo eso está brotando, y lo que ustedes hacen hoy, reclamar con valentía, luchar con firmeza, hacerse respetar de los poderes vanidosos y muchas veces corruptos, es parte de ese mundo nuevo que está naciendo.

No: no es solo Colombia lo que está despertando en Puerto Resistencia, y en todos los puertos resistencia que hay en el país: es un mundo nuevo, es el futuro que nos habían robado, es la alegría que nos prohibieron, es la solidaridad que nos negaron, es la esperanza inmensa para un planeta que se estaba cayendo a pedazos, y tal vez frente a ustedes hay unos muchachos con uniforme que saben que necesitan el mismo futuro.

Es la certeza antigua de que la voz del pueblo es la voz de Dios, y que la juventud está más cerca de la naturaleza y es la mejor aliada de la vida. Es la prueba de que el vigor, la belleza y la alegría son dones que la vida le ha dado a la especie para que sepa renacer a tiempo de sus cenizas, para que invente una vez más el mundo.

NOTA IMPORTANTE: La información contenida en la presente columna de opinión, refleja el pensamiento del autor y no necesariamente la orientación político-sindical del movimiento sugoviano.


Sugov05/05/2021
Principal.jpg

7min2060

En medio de la solidaridad y respaldo de la comunidad internacional a la protesta pacífica y el rechazo a los desmanes de la fuerza pública, se realizó este 5 de Mayo el Paro Nacional en su segunda fase. Lo feo, los actos represivos de los policiales en varias ciudades del país. Lo positivo, la disposición pacífica de los manifestantes.

Por Fernando Alexis Jiménez – Dirigente sugoviano

Si las movilizaciones que iniciaron el 28 de abril, fueron multitudinarias y las protestas se han mantenido, las marchas de hoy 5 de mayo, rebasaron todas las expectativas.

A pesar de las amenazas de la fuerza pública, el enardecimiento ciudadano es cada vez mayor, aunque se mantienen los límites de la pacificidad en todos los escenarios. La diferencia es que ahora el movimiento popular cuenta con el respaldo de la comunidad internacional que ha rechazado los desmanes de la policía y del ejército y, particularmente, su pronunciamiento frente a las evidencias de cómo el Esmad y los policías han disparado abiertamente contra población en situación de indefensión.

En las principales ciudades del país, marcharon todos. Obreros, estudiantes, indígenas, campesinos y diversas expresiones populares que se han organizado alrededor de la convocatoria, que prosigue. Todos enarbolando una sola bandera: el retiro de la Reforma a la Salud, el establecimiento de la Renta Básica Única para los desempleados y sin ingresos, y el desmonte del Esmad, como fuerza represiva.

Esmad
La comunidad internacional ha rechazado el uso desmedido de fuerza por parte del Esmad contra la población civil

Un aliciente para la rabia contenida de los colombianos, es que el presidente Iván Duque Márquez, insiste en que, de cara a la protesta social, no descarta la declaratoria del estado de conmoción interior. En otras palabras, parapetarse en argucias constitucionales manipuladas, para ejercer mayor represión en las calles.

¿Y el Sindicato Unitario de la Gobernación del Valle—SUGOV—? En las calles. Participando activamente de la gigantesca movilización que partió desde el sector de La Luna, en el sector suroriental de Cali, en dirección hacia Puerto Resistencia, en el Sur.

LA MESA DE DIÁLOGO NACIONAL

El gobierno del presidente Duque ha propuesto una Mesa de Diálogo Nacional. El problema fundamental estriba en la falta de credibilidad porque igual ocurrió en noviembre del 2019. Días después de instalada, esa mesa se rompió.

Para ese momento, Diego Andrés Molano Aponte, fungía como el coordinador de ese espacio de concertación. ¿Qué hizo? Salir a burlarse de las 140 pretensiones que fueron reunidas en un pliego que consultó

Como se recordará, el 27 de noviembre del 2019 y ante las mentiras del gobierno nacional, los integrantes de la Mesa de Diálogo se levantaron.

a todos los actores populares. Tal como lo dijo a los medios “…son peticiones ridículas que no pueden atenderse”. Era su visión y la del gobierno nacional.

Hoy ese mismo personaje es el ministro de Defensa. El escenario, el mismo. Un llamamiento al diálogo. Pero, ¿está bien creerles? Un gran interrogante que, además de desconfianza, está motivando a que los organizadores de la protesta social, pidan la intervención de veedores internacionales para que, si se dan los diálogos, fluyan y no terminen permeados por las mentiras del gobierno.

Con la reportería gráfica del compañero Oliverio Montealegre, los dejamos con registros de la participación sugoviana en la marcha y en el Paro..

Sugov

Sindicato Sugov

Sugov

Sugov

Sugov

Sugov

 



Nosotros

El Sindicato Unitario de la Gobernación del Valle del Cauca-Diverso pero Unitario, es una Organización Sindical de Industria y/o rama de actividad económica de primer grado y mixta, que tiene en su seno a Servidores Públicos adscritos en los Niveles Central-Descentralizado, EICES-ESES-de Nivel Dptal. y Funcionaros de Educación planta FODE .


CONTÁCTENOS

LLAMENOS


  • Registro Sindical No. 00002597 de Noviembre 2 de 2010
  • Nit: 900393920-1


Suscripción


    Categorias