SINDICATO UNITARIO DE LA GOBERNACI脫N DEL VALLE DEL CAUCA
NOSOTROSCONTACTO 30 Jun, 2022

Opini贸n

Sugov05/01/2022
Plenaria.jpg

5min1080

Compa帽eros trabajadores de diversas expresiones sindicales manifestaron apoyo a los pasacalles ubicados en buen n煤mero de puentes de Cali, alrededor de los cuales hay amplio tr谩fico, lo mismo que en las ciudades intermedias del Departamento.

Una vez m谩s la hist贸rica fecha del 1 de mayo, internacionalista y comprometida con la lucha de la clase trabajadora en todos los pa铆ses, estuvo acompa帽ada por la dirigencia y militancia del Sindicato Unitario de la Gobernaci贸n del Valle del Cauca鈥擲UGOV鈥en el recorrido que inici贸 en Comfandi El Prado, abord贸 parte de la autopista suroriental de Cali y concluy贸 en el emblem谩tico barrio Obrero.

Nuestra presencia en las calles reafirma dos cosas: estamos comprometidos con las batallas que libran los estatales en procura de mejorar sus condiciones y, en segundo lugar, el compromiso decidido con quienes quieren reivindicaciones que hagan su desempe帽o laboral m谩s digno.

Aprovechamos el recorrido para seguir en nuestro papel de denuncia del incumplimiento de la administraci贸n de la gobernadora, Clara Luz Rold谩n a los vallecaucanos, comenzando por el sector campesino al que tiene olvidado, pasando por los ind铆genas a quienes atropell贸 en dos ocasiones impidi茅ndoles el ingreso a territorio vallecaucano, la avanzada para privatizar el Ecoparque de Pance y, su indolencia frente a la crisis del Club de Empleados del Departamento que pone en riesgo la estabilidad de m谩s de 30 trabajadores de planta y una decena de temporales.

Y por supuesto, no podemos olvidar que prometi贸 obras, las que no cumpli贸 porque las inauguraciones han reca铆do en las que financi贸 la otrora gobernadora, Dilian Francisca Toro.

Compa帽eros trabajadores de diversas expresiones sindicales manifestaron apoyo a los pasacalles ubicados en buen n煤mero de puentes de Cali, alrededor de los cuales hay amplio tr谩fico, lo mismo que en las ciudades intermedias del Departamento.

Es nuestra voz que no puede callarse, despu茅s de la arremetida de censura que llev贸 a la vandalizaci贸n de dos de los cuatro murales gigantes pintados por el SUGOV en los puntos cardinales de la capital vallecaucana.

Los dejamos con im谩genes de nuestra participaci贸n en la movilizaci贸n del 1 de mayo.


Texto y publicaci贸n web: Fernando Alexis Jim茅nez.

Fotograf铆as: Paula Andrea Largo, R贸mulo Ram铆rez y Yecid Gonz谩lez.



Sugov04/24/2022
Paso-del-Comercio-Principal-e1650808529148.jpg

6min3760

Los v谩ndalos enviados por “no se sabe qui茅n” a borrar los murales del SUGOV donde denunciamos que la Gobernadora, Clara Luz Gonz谩lez, no le ha cumplido a los vallecaucanos, deber谩n invertir muchos tarros de pintura, porque seguiremos elaborando estos enormes grafitis.

Al escritor ingl茅s, Edward Bulwer-Lytton, se atribuye la frase: 鈥La pluma es m谩s poderosa que la espada鈥 y, en la pel铆cula Origen聽estrenada en el 2010, hay otra frase inspiradora del actor, Leonardo DiCaprio, quien en una de sus intervenciones asegura: “No hay nada m谩s subversivo que sembrar una idea en la mente de las personas“. En esencia, las palabras trascienden m谩s all谩 de la fuerza y quedan grabadas para siempre en los recuerdos. De all铆, es dif铆cil que las borren.

Y por qu茅 el SUGOV acude a la reivindicaci贸n de las palabras como instrumento divulgador? Para rechazar el ataque vand谩lico del que fue blanco nuestra organizaci贸n, cuando desarroll贸 la primera fase de la Acci贸n Sindical 鈥淧or la dignidad vallecaucana鈥.

 

Estos son los murales que mand贸 pintar el SUGOV en lugares de mucho tr谩fico en Cali.

Una de las estrategias consiste en la elaboraci贸n de murales en lugares transitados de Cali. En medio de las coloridas im谩genes, haciendo acopio del derecho constitucional que nos asiste de ejercer 鈥渃ontrol social a lo p煤blico鈥, denunciamos que la administraci贸n de la gobernadora, Clara Luz Rold谩n Gonz谩lez, no le ha cumplido a los vallecaucanos.

Es cierto, inaugur贸 obras. Sin embargo, son ejecutorias que dej贸 financiadas la entonces gobernadora, Dilian Francisca Toro. En pocas palabras, la actual mandataria est谩 ganando 鈥indulgencias con cam谩ndula ajena鈥.

Hay sectores abandonados de la presencia gubernamental. Un ejemplo: Buenaventura. Corregimientos tales como La Bocana, Juanchaco, Ladrilleros y sectores como La Barra y Punta Soldado, est谩n sometidos a 鈥cien a帽os de soldad鈥, sin obras ni apoyo estatal de ninguna 铆ndole.

Igualmente denunciamos la situaci贸n del Club de Empleados del Departamento, cada vez m谩s cr铆tica y que afecta a los trabajadores, as铆 como la avanzada de privatizaci贸n del Ecoparque de Pance, entre otras.

Se pintaron cuatro murales de seis metros de ancho por 2.70 cm de alto.聽 Sin embargo, dos de los cuatro murales, fueron vandalizados. 驴Y qui茅n los mand贸 borrar? Alguien a quien no le interesaban las denuncias. Como cantaba Jorge Sep煤lveda: 鈥Adivina, adivinadora鈥 dime qui茅n es鈥︹ o m谩s sencillo a煤n: la frase que suele repetir el fil贸sofo de Vijes: 鈥Al que le caiga el guante, que se lo chante鈥.

驴QUI脡NES SON LOS V脕NDALOS?

La comunidad ante la acci贸n aleve de los v谩ndalos, les tom贸 fotograf铆as e hizo llegar las placas del veh铆culo en el que se movilizaban. 驴Qu茅 hacemos?, nos dijeron. Y nosotros, como s铆 respetamos el derecho a disentir, les dijimos: 鈥D茅jenlos que los borren. Al fin y al cabo, no son las 煤nicas acciones y, para detenernos, tendr谩n que comprar muchas latas de pintura鈥.

Los dejamos con im谩genes del momento en que eran vandalizados los murales sugovianos, im谩genes que–insistimos–nos envi贸 la propia comunidad

 

 


ppotes04/05/2022
Protestas-Cali.jpeg

4min1130

La Fiscal铆a present贸 escrito de acusaci贸n contra un coronel, un teniente y un patrullero. Investigaciones contin煤an. Otros oficiales y agentes terminar铆an involucrados en nuevos hechos de violencia en protesta social.

Publicado originalmente en el Portal Seguimiento.Co


Un fiscal de la Direcci贸n Especializada contra las Violaciones a los Derechos Humanos present贸 escrito de acusaci贸n contra un coronel, un teniente y un patrullero de la Polic铆a Nacional por algunos de los homicidios y casos de lesiones personales ocurridos durante las jornadas de protesta programadas en Cali (Valle del Cauca), en 2021.

Los uniformados estar铆an involucrados en distintos hechos y tendr铆an diferentes niveles de posible participaci贸n. Los acusados son:

Patrullero Wilson Orlando Esparragoza Corcho. De acuerdo con el material de prueba y la evidencia t茅cnica obtenida, ser铆a el responsable de disparar el proyectil que le ocasion贸 la muerte a un joven que participaba en las movilizaciones que se registraron frente al CAI Villa del Sur, en el sector Puerto Rellena, la tarde del 28 de abril de 2021.

El funcionario, al parecer, accion贸 el arma de dotaci贸n contra los manifestantes. Para la Fiscal铆a, la v铆ctima se encontraba en indefensi贸n y no era una amenaza inminente para las personas. As铆 que el actuar del funcionario habr铆a sido desproporcionado y violatorio de los principios que deben acompa帽ar a quienes salvaguardan el orden. En ese sentido, la acusaci贸n es por el delito de homicidio agravado.

Teniente N茅stor Fabio Mancilla Gonzaliaz. En su condici贸n de comandante del Grupo de Operaciones Especiales (GOES) estaba a cargo de un componente de hombres que, supuestamente, dispar贸 contra manifestantes y ciudadanos ajenos a las concentraciones sociales, en dos eventos diferentes.

El primero, sucedi贸 el 30 de abril, en el barrio El Diamante. Aqu铆, dos personas murieron y otras dos resultaron heridas. El segundo, se registr贸 en inmediaciones del barrio Silo茅, la noche del 3 de mayo.聽 Este hecho dej贸 tres muertos y dos heridos.

La investigaci贸n da cuenta de que el oficial, supuestamente, fall贸 en el deber de dirigir y controlar a los efectivos de su unidad, y no tom贸 las medidas necesarias para evitar m谩s v铆ctimas. El escrito indica que ser铆a el posible responsable de los delitos de homicidio agravado y lesiones personales.

Coronel Edgar Vega G贸mez. El oficial, en su momento, se desempe帽aba como comandante operativo de la Polic铆a Metropolitana de Cali. Adicionalmente, hab铆a sido designado como jefe de servicio y el encargado de orientar las acciones de sus subalternos para restablecer el orden, los d铆as en los que se presentaron los eventos en los que estar铆an involucrados algunos integrantes del GOES, y por los que es procesado el teniente Mancilla Gonzaliaz.

El coronel Vega G贸mez habr铆a incumplido al compromiso institucional y constitucional de velar por la seguridad de los civiles participantes en las jornadas de protesta, y, presuntamente, no tom贸 los correctivos necesarios para evitar los excesos que se produjeron. De esta manera, es acusado por los delitos de homicidio agravado y lesiones personales.


descarga-1.webp

6min1400

La jornada transcurri贸 tranquila, salvo el borrachito que grit贸 vivas y abajos, y termin贸 en la c谩rcel. Lo encerraron acusado de asonada y de subvertir la tranquilidad de Pueblo Peque帽o.

Pedro, Juan y 脕lvaro se levantaron muy de ma帽ana, tomaron caf茅 con un vivo entusiasmo que se reflejaba en sus rostros, mientras hac铆an cuentas mentales sobre el caudal electoral que los acompa帽ar铆a en las urnas. Coincid铆an en algo: consideraban que aquel domingo, seria el mejor de sus d铆as.

Mijo, est谩n reclamando que los huevos salieron pichos, la leche agria y las lentejas con gorgojo. Que si les puede cambiar el mercado–, grit贸 la esposa de Pedro, desde la cocina, pegada del tel茅fono.

Claro, pero despu茅s de las elecciones–, respondi贸 mientras sal铆a de casa dando un portazo que escucharon hasta en el 煤ltimo rinc贸n de Pueblo Peque帽o.

Desagradecidos. Uno les calma el hambre y exigiendo por un voto. Definitivamente, as铆 paga el diablo a quien bien le sirve鈥, murmur贸 mientras se alejaba.

Juan iba de camino a la plaza principal de Pueblo Peque帽o. Pensaba en muchas cosas. Entre otras, que vendi贸 el carro e hipotec贸 la casa para financiar la publicidad de la campa帽a.

Yo creo en el voto de opini贸n–, se repet铆a en voz alta, mientras saludaba con una sonrisa a todos cuanto ve铆a en la calle. 鈥La gente quiere una renovaci贸n鈥 —

脕lvaro, por su parte, se levant贸 tarde. Confiaba en que, como siempre, la gente lo acompa帽ar铆a masivamente. 鈥Ellos saben por qui茅n deben sufragar. Para qu茅 insistirles. Ser铆a tanto como llover sobre mojado.鈥

*******

La jornada transcurri贸 tranquila, salvo el borrachito que grit贸 vivas y abajos, y termin贸 en la c谩rcel. Lo encerraron acusado de asonada y de subvertir la tranquilidad de Pueblo Peque帽o.

Mientras avanzaban las votaciones, los mercados iban y ven铆an, por encima de las narices de Juan, quien ignor贸 esa realidad o, como sol铆a repetir: 鈥Lo m谩s maravilloso de este remanso de paz, es la solidaridad de las personas unas con otras. Hasta en domingo ayudan al necesitado.鈥

*******

Los escrutinios iban bien hasta que un sorpresivo corte de energ铆a el茅ctrica, dej贸 todo en penumbra. Y en menos de quince minutos, cambi贸 el curso del conteo.

En pol铆tica nada est谩 escrito鈥攋ustific贸 Pedro Continuismo.

Juan Candidote perdi贸 por tercera vez en una contienda. En adelante le tocar谩 andar a pie o montar en bus intermunicipal, al tiempo que debe apropiar un presupuesto para pagar arriendo. Sin embargo, con una sonrisa, repite:

La quinta es la vencida. Voy a ganar en la pr贸xima. Ser谩 mi revancha鈥–se consuela.

脕lvaro Quemadito se encerr贸 desde el lunes en su casa. Perdi贸 hasta la sonrisa. Dicen las lenguas viperinas de Pueblo Peque帽o que el culpable de su derrota fue Pedro Continuismo. Le sedujo hasta el 煤ltimo votante. De paso, le desbarato la maquinaria pol铆tica. 鈥En pol铆tica todo se vale鈥, fue su argumento para tumbarlo.

脕lvaro le dijo a su esposa, quien le estaba curando las heridas de las quemaduras:

Tranquila, mija, de esta nos levantamos. Volveremos a la contienda y, le aseguro, le juro por mi madrecita linda, que no dejo t铆tere con cabeza cuando vuelva al poder鈥A rengl贸n seguido le anunci贸 que montar铆a un puesto de quesos en la galer铆a, para sobrevivir.

Ella lo mir贸, le sonri贸 y le dijo: 鈥No se mueva, que se arranca la gasa鈥.

La calma reina en los hogares de Pueblo Peque帽o. Comenzaron a bajar las vallas y quitar los cartelones, que hab铆an pegado hasta en la casa cural para sacarle la paciencia al sacerdote, de quien dicen las malas lenguas, tiene tendencia izquierdosa.

Todos est谩n contentos, aunque los huevos hayan salido pichos, la leche agria y las lentejas con gorgojos. A menos este d铆a tendr谩n algo en la mesa鈥

 


IMG-20210211-WA0041-01-944x675-1.jpeg

12min2200

En una descarnada entrevista alrededor del panorama social de Colombia, el presidente de la CUT, Francisco Malt茅s Tello, explica por qu茅 se da un fen贸meno pol铆tico sin precedentes: la unidad de diversos sectores en apoyo a los candidatos de la izquierda.

Por Fernando Alexis Jim茅nez | Dirigente del SUGOV

Por primera vez en mucho tiempo los trabajadores de Colombia est谩n unidos alrededor de las figuras de Gustavo Petro y Jorge Robledo, dos de los l铆deres de izquierda que han defendido en diversos escenarios los derechos laborales. Tienen trayectoria porque, con fundamento, han cuestionado a quienes, en su condici贸n de empleadores, promueven en contubernio con el gobierno nacional, el progresivo desmejoramiento de las condiciones conquistadas al calor de la lucha.

Los 煤ltimos cuatro a帽os han sido nefastos. Aument贸 el desempleo, se ampli贸 la base de personas en condici贸n de pobreza que hoy suman los 22 millones y la inflaci贸n sigue galopando, distante de los controles que anunci贸 el mandatario cuando dijo que el 10% de ajuste salarial, buscaba recobrar la capacidad adquisitiva de los colombianos.

La inconformidad es mucha. Y a menos que se produzca un cambio pronto, el estallido social puede reavivarse鈥攁segura con preocupaci贸n el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores鈥擟UT鈥擣rancisco Malt茅s Tello.

脡l, como uno de los voceros del Comit茅 Nacional de Paro, explica que las encuestas que favorecen al Pacto Hist贸rico y la Coalici贸n de la Esperanza, tienen una explicaci贸n sencilla: la gente est谩 cansada de gobiernos que han pensado en los intereses de un grupo muy peque帽o de castas en el poder, incluyendo los empresarios, mientras que la base social enfrenta cada d铆a un desmejoramiento en su calidad de vida.

驴Por qu茅 la izquierda se ha fortalecido? 驴Qu茅 explica, por ejemplo, las multitudinarias manifestaciones de apoyo al aspirante Gustavo Petro, como la realizada el fin de semana en Cali?

Malt茅s Tello no duda en responder:

La inconformidad social, as铆 de sencillo. No de otra forma se puede entender que quienes han militado en diferentes vertientes pol铆ticas, ahora le est茅n apostando a un gobierno alternativo鈥

驴Cree en las posibilidades de Petro o de Robledo y de que se produzca un cambio en el Congreso?

El dirigente de la CUT se me queda mirando como si yo viviera en la estrat贸sfera y reci茅n hubiese aterrizado.

Claro que creo que se avecina un cambio. 驴Acaso usted lo duda? Haga una lectura sencilla del escenario nacional鈥

Luego comienza a describir por qu茅 Colombia se encuentra hoy en un punto sin retorno:

El estallido social comenz贸 el 21 de noviembre del 2019 como reacci贸n a las pretensiones del gobierno nacional de sacar adelante tres reformas lesivas para todos: laboral, pensional y tributaria. Esto nos toca a todos, desde la clase media hasta el que se rebusca vendiendo frutas en una carreta, en una ciudad o en un municipio de nuestro pa铆s. Marginarse de esa realidad, es il贸gico, pretender tapar el sol con un dedoAhora, recuerde que esas reformas constituyen recomendaciones de la OCDE, en las que todav铆a siguen insistiendo; de hecho, se lo reafirmaron al presidente Duque en Par铆s.

Pero ahora los aspirantes al congreso o a proseguir en esas curules est谩n present谩ndose como defensores de los derechos de los obreros鈥

Eso es lo gracioso en este Macondo que es Colombia. 驴Recuerda? Cuando a todos les dio la enfermedad del insomnio y olvidaron hasta lo m谩s elemental. Es lo que nos pasa en Colombia. Los pol铆ticos de siempre se presentan como salvadores y muchos de los que han sido golpeados por ellos, les creen nuevamente. Olvidan lo que hist贸ricamente ha venido ocurriendo

驴Y los aspirantes del Pacto Hist贸rico y de la Coalici贸n de la Esperanza?

Quienes hoy est谩n en esas dos vertientes, fueron los 煤nicos que apoyaron la movilizaci贸n social, expresaron su rechazo a la brutalidad del gobierno nacional al reprimir las protestas y estuvieron a favor de tumbar esas pretendidas reformas. Los Mes铆as que hoy quieren llegar o repetir senado y c谩mara de representantes, apoyaron a Duque鈥

驴Tambi茅n los proyectos de Ley en lo que se transformaron los diferentes puntos del Pliego de Emergencia?

S铆, exactamente. Recuerde que en diciembre del 2019 se realizaron movilizaciones hasta mediados de ese mes y el aguinaldo de Duque fue una reforma tributaria que le 鈥渞egal贸鈥 a los empresarios 12 billones en exenciones. Una reforma que afectaba a los de a pie, inconveniente, como se prob贸 luego.

Ahora, el asunto es que el 28 de abril del 2021 se avivaron las movilizaciones que paralizaron al pa铆s. Un hecho sin parang贸n en la naci贸n, fruto de la inconformidad popular. Quienes hoy forman parte del Pacto Hist贸rico y algunos de la Coalici贸n de la Esperanza, acompa帽aron la resistencia y, antes que deslegitimar a las primeras l铆neas, abogaron porque se escuchara a los j贸venes. Los de siempre, los politiqueros, lo que pugnaban era por la 鈥渢ierra arrasada鈥, en otras palabras, arremeter contra la protesta social. Eso es lo que muchos olvidan鈥

驴Y los proyectos para el Congreso?

Surgieron de todo ese proceso, de movilizaci贸n popular. Solamente el Pacto Hist贸rico y la Coalici贸n de la Esperanza han apoyado las propuestas en su tr谩nsito por el legislativo. Los dem谩s, unieron fuerzas y han hundido 4 de los 10 proyectos. 聽Y debimos presentar esas iniciativas al Congreso porque el Pliego de Emergencia, que buscaba mejorar la capacidad adquisitiva de los colombianos en un periodo tan critico como la pandemia, que aun persiste, fue ignorado por el gobierno de Duque. Desconoci贸 la contundencia de las movilizaciones.

驴El Paro Nacional? 驴C贸mo evaluarlo?

–Fue el despertar de un pa铆s. Que las inmensas mayor铆as, que hoy conservan esa inconformidad, tomaran conciencia que en las calles se logran las reivindicaciones. Ahora el momento es decisivo, porque ser谩 en las urnas. No podemos olvidar a 87 compatriotas que murieron o fueron asesinados, 97 a quienes les lesionaron los ojos y los desaparecidos. Es el momento de recordar que sufrieron las arbitrariedades por creer que otra Colombia s铆 es posible, para ellos, para sus familias y para las nuevas generaciones.

Recuerde que en el pa铆s se realizaron 15 mil movilizaciones鈥

Perd贸n, 驴tantas? No habr谩 alg煤n equ铆voco

Ninguno. Retomo el asunto: fueron 15 mil movilizaciones en 800 municipios. Adem谩s, por primera vez se lograron articular nuestras protestas con las que se desarrollaron en m谩s de 100 ciudades y capitales de varios pa铆ses. La solidaridad internacional fue contundente. Compart铆an nuestra lucha, que es, ha sido y ser谩 justa.

Para Francisco Malt茅s Tello ahora, lo que llama la berraquera del pueblo inconforme, debe reflejarse en un proceso electoral que transformar谩 el Congreso y elegir谩 un presidente distinto al com煤n de quienes han sido ungidos con el voto de la ciudadan铆a.

Con la sinceridad que lo caracteriza me mira y, tras soltar una carcajada, me interroga;

–驴Ahora no me diga que est谩 dudando que Petro ser谩 presidente? Si no es ahora, no ser谩 nunca. Adem谩s, el Senado, la C谩mara de Representantes y, a futuro, los Concejos y Asambleas, tenemos que renovarlos鈥

Me quedo pensando y recuerdo las palabras de Eduard Manuel, guarda de seguridad en el conjunto residencial donde resido, y quien, sin saber mucho del 谩mbito pol铆tico, desconf铆a de Iv谩n Duque cada vez que sale con sonrisa de Mona Lisa en los medios de comunicaci贸n, para hacer alg煤n anuncio que impacta a los colombianos.

Cada vez que en la televisi贸n salen noticias del presidente reunido con gremios y empresarios, uno piensa sobre el garrotazo que se nos avecina— me dijo esta ma帽ana En esta suspicacia se identifican muchos colombianos.

Al igual que 茅l, espero un cambio. Por las miles de v铆ctimas que regaron con su sangre las calles, cuando salieron a protestar鈥

NOTA IMPORTANTE: La presente nota es producto de una entrevista, desde el 谩mbito period铆stico, al presidente de la CUT.聽


Ivan-Duque-en-la-OCDE.jpg

7min1850

En el 2022 son 3.6 millones de personas en situaci贸n de pobreza, que suman a las que ya ostentan esa condici贸n. En conjunto son 22 millones. De esa cifra, se estima que 17 millones no consumen la tercera comida al d铆a, y que cerca de un mill贸n lo hacen s贸lo una vez al d铆a.

Por Fernando Alexis Jim茅nez

Iv谩n Duque fue a Par铆s, pero no a visitar la torre Eiffel, los campos El铆seos, el museo de Louvre, ni tampoco a tomarse un cafecito mientras apreciaba el desplazamiento id铆lico de embarcaciones en el rio Sena. Ya est谩 cansado de esos atractivos luego de poco m谩s de tres a帽os de turismo por el mundo, por cuenta del bolsillo de los parroquianos de a pie. Esta vez fue distinto. Su prop贸sito era rendirle cuentas a la Organizaci贸n para la Cooperaci贸n y el Desarrollo Econ贸micos (Ocde).

Habl贸 bellezas de la situaci贸n de Colombia. Dijo que, pese a la pandemia, la econom铆a creci贸 por encima del 10% y enfatiz贸 que, al terminar su per铆odo de gobierno, habr谩 cumplido con el 80% de los compromisos adquiridos con esa organizaci贸n, que en t茅rminos pr谩cticos es un club social de estrato diez en el que nuestro pa铆s, de estrato tres, pretende codearse con los m谩s poderosos del mundo. Visi贸n arribista de quienes detentan el poder entre los colombianos.

Su discurso era tan inveros铆mil, que uno de sus escoltas intercambi贸 miradas con otro de Europa. Los dos se encogieron de hombros. Pensaban que Duque estaba describiendo una escena de 鈥Alicia en el pa铆s de las maravillas鈥.

De lo que no habl贸 el presidente, fue del crecimiento de la pobreza que hoy azota a los colombianos, como lo ha venido preconizando a diestra y siniestra el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores, CUT, Francisco Malt茅s Tello.

Las cifras que comparte el dirigente obrero, catedr谩tico universitario y economista de profesi贸n, son demoledoras. En el 2022 son 3.6 millones de personas en situaci贸n de pobreza, que suman a las que ya ostentan esa condici贸n. En conjunto son 22 millones. De esa cifra, se estima que 17 millones no consumen la tercera comida al d铆a, y que cerca de un mill贸n lo hacen s贸lo una vez al d铆a.

Una situaci贸n dram谩tica, como en las mejores escenas de 鈥Los juegos del hambre鈥, de la escritora norteamericana, Suzanne Collins.

Hablar con Malt茅s Tello, en su c茅ntrica pero modesta oficina en Bogot谩, descorre de manera despiadada la cortina de humo que por espacio de varios meses viene tejiendo el gobierno nacional para ofrecerle al mundo una visi贸n irreal de lo que ocurre con los colombianos.

Miremos el caso del desempleo鈥攄ice, al tiempo que garabatea sobre su agenda, una serie de cifras que evidencian el crecimiento de este fen贸meno social– Se mantiene en dos d铆gitos, es decir 13.7%. Tambi茅n cabalga a un ritmo enloquecido la informalidad laboral, que superan el 60% de quienes son hoy una poblaci贸n econ贸micamente activa.

Luego habla del 铆ndice Gini que mide la distribuci贸n del ingreso, o la desigualdad. Seg煤n su an谩lisis, se encuentra en 0.54, lo cual muestra una sociedad profundamente desigual.

Nos gustar铆a que se mostrara la realidad de nuestra naci贸n en los escenarios internacionales鈥攑recisa el presidente de la CUT mientras apura el caf茅 tinto, infaltable en su escritorio, junto a un arrume de papeles sobre su escritorio.

Viene una pregunta, que no puede pasar por alto en este breve espacio de di谩logo:

Y la carest铆a?

Grave el asunto. Carest铆a e inflaci贸n son propiciadas por el gobierno nacional cuando incrementa el precio de la gasolina en m谩s del 10%, y los servicios p煤blicos domiciliarios en m谩s del 11% Eso es mucho鈥攅l dirigente de la CUT enarca sus cejas para darle mayor contundencia a sus palabras–: Se estimula la especulaci贸n cuando la Superfinanciera autoriza tasas de inter茅s cercanas al 27%, tampoco controla Duque la tasa de devaluaci贸n del peso frente al d贸lar.

Desde su perspectiva, fundamentado en cifras de las que echa mano como todo economista, lo complejo es que el crecimiento econ贸mico no se irriga a todos los sectores sociales. 鈥Las cifras hablan por s铆 solas. Las ganancias se quedan en los bolsillos de los megarricos.鈥

Al terminar la entrevista y antes de abordar el taxi, me pregunto c贸mo vive el drama el se帽or que vende dulces a la vuelta de la esquina.

Tiene casi setenta a帽os. Obviamente no tiene mayores oportunidades y, junto a la peque帽a caja donde ofrece sus escasos productos, un bast贸n. Asumo que no tiene posibilidades de empleo. Y cuando Duque habl贸 ante la OCDE, lo m谩s probable es que no se estaba refiriendo a la realidad que enfrenta a diario este compatriota鈥

Blog del autor https://cronicasparalapaz.wordpress.com/


60d0d4d35806a.jpeg

6min1620

No es de extra帽ar que ya tenga comprado el tiquete para Europa. Al fin y al cabo, ella no tiene nada qu茅 perder. Se regresa a su vida de siempre, de lujos y comodidades, una vez haya causado da帽o en Colombia.

Lo que muchos colombianos guardan en el ba煤l de los recuerdos, es la imagen de Juan Carlos Lecompte cuando se tatu贸 en un brazo la efigie de Ingrid Betancur. La amaba. So帽aba repetidamente con verla libre, tras el secuestro de seis a帽os en manos de las FARC. Uno de los 鈥males buscados鈥, como dicen los abuelos en Colombia. La segunda postal, color sepia, es la sucesi贸n de plantones que protagonizaba con una fotograf铆a de la pol铆tica. Como buen publicista, Lecompte quer铆a tocar las fibras m谩s sensibles de la ciudadan铆a, en procura de su solidaridad.

Sin embargo, su gran desilusi贸n vino cuando la liberaron. En el recibimiento, ella eludi贸 un beso y luego, con una contundencia demoledora, mir谩ndolo a los ojos y ante el desconcierto de su esposo, le dijo: 鈥Ya no te quiero鈥. Sus aspiraciones ahora no se enfocaban en la pol铆tica, sino en irse a Europa, lejos de las tierras colombianas, de las que quer铆a poner distancia.

Espor谩dicamente aparec铆a en noticieros uribistas, como NTN24 para despotricar del Proceso de Paz, al que considera, un paso para 鈥dar impunidad a los violentos鈥. Ajena totalmente a la realidad del pa铆s. Cercana a sus intereses elitistas, los mismos que ahora defiende en todos los escenarios.

La fresa en el helado la puso el 17 enero 煤ltimo cuando oficializ贸 su aspiraci贸n de ser Presidente. Asumi贸 el discurso mesi谩nico como la 煤nica alternativa de los electores. Y desde entonces, no deja 鈥t铆tere con cabeza鈥. A todos los cuestiona. S贸lo ella enarbola la bandera de la moral. De lo que no habla es de transparencia, porque ese no es un t茅rmino que figure en su diccionario.

La tambi茅n aspirante, pero de izquierda, Francia M谩rquez, la confront贸. Lo hizo en un debate. Dej贸 en claro que se trataba de una oportunista.

Yo le dir铆a a Ingrid, que la respeto y todo, que uno no puede venir cada 4 a帽os a hacer pol铆tica; hay que asumir que nosotros estamos aqu铆 como pa铆s y construimos como pa铆s, pero las situaciones que usted ha vivido las sigue viviendo mucha gente, todos los d铆as, y es necesario entonces asumir el desaf铆o de lo que a m铆 me pas贸 que no le pase a nadie鈥, le dijo con el desparpajo que caracteriza a la negra, descomplicada y franca. Le “cant贸 las cuarenta” en la cara e Ingrid, como en la legendaria foto del secuestro, asumi贸 una actitud de v铆ctima.

Ingrid no respeta las reglas del juego, al punto que se desmarc贸 de la Coalici贸n Centro Esperanza. Una jugada de ajedrecista que ya ten铆a planeada, sin duda. Y sali贸 de all铆 criticando a todos. Como la invitada a una comilona que, sin poner nada para el convite, sale despu茅s de almorzar criticando el sancocho, el tama帽o de la pechuga de la gallina y, adem谩s, diciendo que no le permitieron repetir agua de panela.

Su m谩s reciente desacierto, decir que algunas mujeres brindan las condiciones para ser abusadas sexualmente. La hizo, definitivamente. Y cuando vio el tama帽o de su metida de pata, ella que siempre culpa a los dem谩s por los equ铆vocos, atribuy贸 el asunto a un lapsus porque 鈥揳rgument贸鈥, siempre est谩 pensando en espa帽ol y en franc茅s.

No es de extra帽ar que ya tenga comprado el tiquete para Europa. Al fin y al cabo, ella no tiene nada qu茅 perder. Se regresa a su vida de siempre, de lujos y comodidades, una vez haya causado da帽o en Colombia. Definitivamente, lo que es de esperarse con alguien que sin ser adalid de los principios y valores, ahora se cree la rectora moral de los colombianos鈥

Blog del autor https://cronicasparalapaz.wordpress.com/


ppotes02/02/2022
Duque.jpg

6min1680

Desesperado por ganar las elecciones, tanto en las corporaciones p煤blicos como las presidenciales, el mandatario sin legitimidad, Iv谩n Duque M谩rquez, se dio a la tarea de promover una feria de nombramientos. Son m谩s de 1.400 cargos. Ocurre solo en Colombia.

Por Arlene Tickner, Catedr谩tica Universitaria 鈥 Publicado originalmente en El Espectador

Entre los d铆as sin IVA programados 鈥渃oincidentemente鈥 alrededor de las elecciones legislativas y de la segunda vuelta presidencial, los m谩s de 1.400 nuevos cargos p煤blicos creados antes de la entrada en vigencia de la (truncada) ley de garant铆as, revelados por Noticias Uno y los m谩s recientes nombramientos hechos en el Ministerio de Relaciones Exteriores, es dif铆cil no ver un intento vulgar por influenciar los resultados electorales mediante el uso de dineros p煤blicos.

En el caso espec铆fico de la Canciller铆a, la feria de puestos diplom谩ticos no es at铆pica, tristemente, sino que constituye un patr贸n general del clientelismo en Colombia.

Todo presidente, sin distingo personal, ideol贸gico o coyuntural, ha manoseado el servicio exterior para retribuir favores, asegurar lealtades y premiar familiares y amistades. Sin embargo, hay varios matices que distinguen al gobierno de Iv谩n Duque.

Como ocurri贸 en tantos otros espacios de la gesti贸n gubernamental, en los que primaron el bla, bla, bla y la mentira sobre la concreci贸n de resultados, Duque hizo gala al inicio de su administraci贸n de la necesidad de despolitizar y perfeccionar el cuerpo diplom谩tico colombiano.

Para esto, tanto 茅l como su entonces ministro, Carlos Holmes Trujillo prometieron aumentar el porcentaje de embajadores de carrera m谩s all谩 del m铆nimo establecido por el decreto 274 de 2000, equivalente a tan solo el 20%, reforzar los requisitos poco exigentes de experiencia para quienes se nombran por discreci贸n presidencial, y reformar la Carrera Diplom谩tica y Consular.

Nada de esto se materializ贸 e incluso, la participaci贸n de funcionarios profesionales en cargos directivos se redujo a m铆nimos hist贸ricos.

La r谩faga de asignaciones provisionales realizadas en embajadas y consulados a pocos meses de las elecciones y del cambio de mando ejecutivo es imp煤dica en t茅rminos pol铆ticos y fiscales.

Cientos de millones de pesos devaluados deber谩n invertirse en el traslado e instalaci贸n de ida y regreso de tres nuevos embajadores y 17 funcionarios nombrados en otros cargos junto con sus familias, pese a que todos tendr谩n que renunciar pr谩cticamente al aterrizar en sus destinos. Menci贸n aparte merece la sede en Estados Unidos, en donde son siete los reci茅n favorecidos, probablemente por la obsesi贸n irrealista de Duque de concretar la cita con Biden.

Aunado a lo anterior, la mayor铆a de los designados en el extranjero y en la planta interna se destaca por una notoria falta de credenciales.

Adem谩s del pol茅mico nombramiento de un joven abogado sin experiencia como director general de Protocolo, cargo esencial en el mundo de la diplomacia, quienes ocupan la Academia Diplom谩tica, supuesto centro de formaci贸n y de pensamiento, la direcci贸n de Derechos Humanos y la secretaria general brillan por su insuficiencia.

Igualmente, inquietante, como reporta Laura Gil en La L铆nea del Medio la c茅lebre jefe de gabinete de Duque tambi茅n ha agarrado funciones internacionales claves, incluyendo el acompa帽amiento de los viajes presidenciales, socavando el rol de la Canciller铆a y de sus profesionales de carrera.

Por m谩s que los asuntos internacionales nunca ocupar谩n el centro del debate p煤blico en Colombia, la feria del aparato diplom谩tico no puede seguirse ignorando, sobre todo en una coyuntura nacional tan cr铆tica como la actual en la que la imagen del pa铆s y los r茅ditos asociados a ella han sufrido un deterioro palpable. 驴Qu茅 piensan los candidatos presidenciales al respecto?

NOTA IMPORTANTE: El presente art铆culo compromete solamente al autor ya que no necesariamente interpreta el pensamiento del movimiento sugoviano.


Sugov01/24/2022
thpub_700X400_69023.jpg

9min1360

Aunque han pasado varios meses desde que solicitamos renovar el comodato de la sede del Sugov, ha sido imposible. Como el argumento de una telenovela. Definitivamente, incre铆ble.

A Fernando Gait谩n, el c茅lebre libretista colombiano, sin duda le hubiera gustado escribir los cap铆tulos de la telenovela –驴o ser谩 culebr贸n mexicano? 鈥攅n que se ha convertido la renovaci贸n del comodato para el聽Sindicato Unitario de la Gobernaci贸n del Valle del Cauca鈥擲UGOV–.

Primero, deb铆amos suministrar copia del dep贸sito ante el Ministerio del Trabajo de la Junta Directiva en la que realizamos rotaci贸n de cargos. Lo hicimos. Hasta all铆, bien.

El segundo cap铆tulo que amalgama sentimientos como la sorpresa, la frustraci贸n, la rabia, la desolaci贸n, en fin, todo aquello que despierta un聽novel贸n,聽es que ahora, dilatando la decisi贸n, elevar谩n consulta ante el Consejo Nacional de Patrimonio Hist贸rico.

El motivo? Nuestra sede, otorgada en comodato hace much铆simos a帽os, est谩 en el Edificio San Luis. Es un bien p煤blico hist贸rico. Entonces desean saber si un sindicato puede funcionar all铆. 隆V谩lgame Dios!

Nos preguntamos si eso mismo ocurre con los diputados o quiz谩 con Fondesarrollo o con la asociaci贸n de jubilados del Departamento o, simplemente, es porque se trata del聽SUGOV. 隆Tan queridos ellos! Detalle de聽fina coqueter铆a聽que no nos permite salir de nuestro asombro!

A las otras organizaciones sindicales les han renovado sus comodatos sin problemas,聽驴por qu茅 con nosotros est谩 pasando esta situaci贸n? 驴Ser谩 porque somos una piedra en el zapato para la Administraci贸n? 驴Acaso no se est谩 violando el derecho a la equidad?

Ahora,聽nos gustar铆a ver las autorizaciones聽para las modificaciones que le han hecho a la estructura del edificio de聽San Luis: la fuente de agua, el espacio donde est谩n las sillas para sentarse en la peque帽a plazoleta, las im谩genes de los diputados muertos en medio del conflicto armado, la recepci贸n y algunas de las oficinas.

Reafirmamos la disposici贸n de irnos a despachar desde la Plazoleta de San Francisco, con un escritorio, una silla, un archivador y una cabina de sonido gigante para denunciar lo que, desde nuestra perspectiva, es una arbitrariedad.

驴Y LAS CABA脩AS DE LADRILLEROS? SE EST脕N CAYENDO鈥

Lamentable. Las caba帽as de Ladrilleros, en Buenaventura, se est谩n cayendo a pedazos. Y decimos que lamentable, porque nos pertenecen a los empleados. Son de todos. Y tambi茅n de usted que est谩 meneando la cabeza mientras dice: “No te lo puedo creer.”

Causa grima porque se han deteriorado pese a que hay recursos presupuestados. Y por la magia del聽birli-birloque, cada a帽o el presupuesto se esfuma o lo trasladan.

Las caba帽as las necesitamos para ir con nuestras familias cuando nos encontremos en per铆odos de vacaciones o un fin de semana. Les invitamos a ver las fotos. Una imagen vale m谩s que mil palabras.聽

YA EL PORTAL DEL SUGOV EST脕 DE NUEVO AL AIRE

Una vez m谩s nos sabotearon el portal del聽SUGOVhttps://sugov.coEntendemos que nuestros contenidos, que son de聽denuncia聽y聽no聽lambiscones聽(cualquier parecido con alg煤n otro sindicato es mera coincidencia) ni a favor de la Administraci贸n, despiertan escozor.

El s谩bado, despu茅s de varias horas de trabajo, se recuperaron la totalidad de las publicaciones y los archivos.聽No nos van a callar. Quien quiera que sea que est谩 promoviendo estos聽asaltos inform谩ticos, como dice el fil贸sofo de Vijes: 鈥Taca burro鈥, es decir, pierde el tiempo.

Y, para terminar, las preguntas fregonas:

鈥 驴Sab铆a que desde la Biblioteca Departamental se quejan los empleados porque no tienen servicio funerario?

鈥 驴Sab铆a que hay dos compa帽eras, una de salud y otra que estaba en planeaci贸n, que han sido blanco de los ataques de la Administraci贸n? Lo 煤ltimo que les recomendaron fue ba帽arse con riegos de聽albahaca, ruda y siempreviva, porque se las tienen al聽rojo

鈥 驴Sab铆a que desconocemos porque en una Administraci贸n que lidera una mujer, la gobernadora, Clara Luz Rold谩n, a las mujeres no les ha ido bien?

鈥 驴Sab铆a que tambi茅n estamos viviendo un telenovel贸n para sacar los permisos sindicales?

鈥 驴Sab铆a que a algunas de nuestras cartas les ponen reparos, hasta por lo m谩s m铆nimo? Ay, bendito, lo que hay que ver y o铆r鈥

No se olvide visitar nuestro Portalhttps://sugov.coantes que el hacker聽desocupado, sinverg眉enza聽y caradura–como dicen los argentinos–, vuelva a tener la inquietud de sacarlo del aire…


ppotes12/28/2021
7YBMCL7FBRDVJNPWGKOK4TTSCU.jpg

7min1700

La Ley incluye reformas al C贸digo Penal, al C贸digo Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana, al C贸digo de Extinci贸n de Dominio y a la Regulaci贸n de armas, entre otros.

Por Horacio Duque, analista pol铆tico

El Congreso de Colombia, la Presidencia de la Rep煤blica y el Ministerio de Defensa expidieron una Ley de supuesta seguridad ciudadana que en realidad es un estatuto para establecer una serie de disposiciones e instituciones que remodelan el r茅gimen pol铆tico para establecer a plenitud una dictadura neonazi que permita aplastar los movimientos sociales y las organizaciones pol铆ticas opositoras al Estado olig谩rquico colombiano e impedir el acceso al poder del Pacto Hist贸rico y su candidato Gustavo Petro.

La Ley incluye reformas al C贸digo Penal, al C贸digo Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana, al C贸digo de Extinci贸n de Dominio y a la Regulaci贸n de armas, entre otros. Se trata de un compendio de normas que legalizan pr谩cticas criminales oficiales, neo paramilitares y de particulares. Es un licenciamiento para matar; una aberrante salida fascista del gobierno uribista.

La Ley de seguridad del sub presidente Duque es la repetici贸n de la Ley de los Caballos de la hegemon铆a conservadora (1886-1930), del r茅gimen chulavita del corporativismo falangista de Laureano G贸mez (1950-1954), de la dictadura militar de Rojas Pinilla, del Estado de sitio del Frente Nacional, del Estatuto de seguridad de Turbay Ayala y su sistema de torturas (1978-1982) y de la seguridad democr谩tica uribosantistas (2002-2014), con sus 鈥渇alsos positivos鈥, 9 millones de desplazados y las masacres de campesinos.

Es pues la continuidad de la l铆nea de violencia y represi贸n conservadora como elemento estructural del Estado olig谩rquico colombiano

Esta Ley es una recomposici贸n regresiva y oscurantista del sistema de dominaci贸n olig谩rquico colombiano frente a la potente movilizaci贸n social registrada en Colombia desde 2019 para exigir la eliminaci贸n del modelo neoliberal, la implementaci贸n de los acuerdos de paz, la protecci贸n de la vida de miles de l铆deres sociales y excombatientes de las Farc y el fin de las masacres en las que la polic铆a se convirti贸 en actor central como lo acaba de demostrar varios informes de organismos internacionales de los Derechos Humanos.

La Ley de seguridad de Duque es un esquema neonazi que convierte en delincuencia las protestas sociales y las movilizaciones populares para lo cual tipifica un conjunto de delitos con penas que rayan en la cadena perpetua, establece la plataforma del neo paramilitarismo urbano con la argucia de la 鈥leg铆tima defensa privilegiada鈥 e impone el libre mercado para administrar el r茅gimen carcelario y penitenciario.

Se trata de una Ley de guerra plagada de clasismo y racismo, la cual establece que si una personas es objeto de un atraco en locales comerciales o en veh铆culos, puede detener el ataque a punta de bala.

As铆, con la 鈥渘ovedosa鈥 Ley se da v铆a libre a la imposici贸n de la pena de muerte para saqueos, atracos y jaladores de veh铆culos, aceptando que Estado que es incapaz de combatir la delincuencia y la soluci贸n que tiene es la de armar a determinados grupos de personajes como lo pudimos observar recientemente con la situaci贸n del pistolero cale帽o Andr茅s Encobar quien acompa帽ado por la polic铆a y protegido por esta disparo contra los integrantes de la Minga que realizaban sus protestas en la capital del valle del Cauca. Esta Ley se mueve con la idea de que el Estado se apoye en ciertos particulares violentos para supuestamente garantizar la seguridad de las comunidades.

Esta Ley aprobada a las carreras al final de la actual legislatura tiene un prop贸sito pol铆tico que dif铆cilmente se puede ocultar; todo apunta a golpear la campa帽a electoral de la Oposici贸n democr谩tica que realiza el Pacto Hist贸rico y su candidato presidencial Gustavo Petro con amplia acogida entre la opini贸n y muchas posibilidades de acceder a la Presidencia. En Colombia los periodos electorales son los m谩s violentos de su historia, pero esta Ley anuncia un infierno para imponer a plomo y fusil el candidato de la ultraderecha que se帽ale el gran capo del fascismo colombiano (Matarife).

Con la Ley de seguridad desde la Presidencia quieren favorecer los candidatos del Centro democr谩tico y de las otras facciones de la ultraderecha con varias listas al congreso y con pre candidatos presidenciales en las consultas que se adelantaran el 13 de marzo del 2022.

Siendo as铆 es necesario considerar acciones internacionales de denuncia desde la Oposici贸n y procesos de movilizaci贸n popular que hagan retroceder estas salidas del totalitarismo fascista colombiano.

NOTA IMPORTANTE: El presente art铆culo fue tomado de portales internacionales de noticias por la actualidad de su contenido y an谩lisis del devenir nacional. Lo que est谩 escrito all铆, compromete al autor y no al pensamiento sugoviano.



Nosotros

El Sindicato Unitario de la Gobernaci贸n del Valle del Cauca-Diverso pero Unitario, es una Organizaci贸n Sindical de Industria y/o rama de actividad econ贸mica de primer grado y mixta, que tiene en su seno a Servidores P煤blicos adscritos en los Niveles Central-Descentralizado, EICES-ESES-de Nivel Dptal. y Funcionaros de Educaci贸n planta FODE .


CONT脕CTENOS

LLAMENOS


  • Registro Sindical No. 00002597 de Noviembre 2 de 2010
  • Nit: 900393920-1


Suscripci贸n


    Categorias