SINDICATO UNITARIO DE LA GOBERNACIÓN DEL VALLE DEL CAUCA
NOSOTROSCONTACTO 24 Oct, 2021

Nacional

IMG-20210613-WA0100.jpg

9min2620

Muchachos, nadie los ha olvidado. Viven en la memoria de todos. En adelante, cada vez que pasen por Puerto Resistencia, recordarán el tiempo en que todo un país soñó con una realidad distinta, de igualdad y justicia para todos.

Por Fernando Alexis Jiménez – Dirigente sugoviano

La escena es única en toda la historia de la humanidad. Todos están atentos. Sin quitar los ojos del picadito de fútbol en el cielo. Ese cielo del Dios justo en el que creo. Ese Dios que no rechaza a los que piensan diferente y que jamás le cerraría las puertas a quienes murieron convencidos de su lucha por un mejor país, con igualdad de oportunidades para todos, en el que se acaban las fronteras y las odiosas distinciones entre pobres y la “gente de bien”.

–¿Qué es esa bullaranga? –, pregunta Pedro de camino hacia la enorme ventana. Luego, sonriendo, comienza a llamarlos a gritos:

–Muchachos vengan, rápido. Vengan.

–¿Y el partidito de fútbol?

–Tranquilos, tienen toda una eternidad para retomarlo. Vengan, no se pueden perder esto…

Y en cuestión de segundos, todos arremolinados. Hay jóvenes de Cali y del resto de Colombia. Murieron acribillados cuando ejercían su derecho a la protesta social. Los asesinaron con balas oficiales. Dieron su vida por el Paro Nacional.

–Bacanísimo ese monumento de Puerto Resistencia–, comenta uno, con los ojos brillando de emoción.

–Parcero, mirá a Luis Enrique, a Carlos, a Julio y a Sandrita…

–Pillate, mis cuchos están allí entre la multitud…

–Hasta la vecina, la que nos cuestionaba tanto, está entre la gente…

La sonrisa amplia alumbra el rostro de Pedro. Comparte el gozo de los muchachos. “¿De primera línea, dizque les decían?”, murmura antes de decir, con voz emocionada:

–Muchachos, nadie los ha olvidado. Viven en la memoria de todos. En adelante, cada vez que pasen por Puerto Resistencia, recordarán el tiempo en que todo un país soñó con una realidad distinta, de igualdad y justicia para los marginados. Y los padres les dirán a sus hijos que ese monumento se construyó para no olvidar a los que regaron con su sangre, las semillas de esperanza que jamás morirán, porque están sembradas en la historia de un país que está despertando del letargo de muchos años.

Y las risas de todos celebran ese momento único e irrepetible porque saben que Colombia se puso de pie para aplaudir con gratitud, su actitud valerosa y que ese rumor de los aplausos no se terminará jamás porque viven en los corazones de quienes creemos en un cambio con justicia social.

MONUMENTO A LA RESISTENCIA

Hace mucho tiempo no se erigía un símbolo gigantesco—algo más de doce metros—que recogiera la esperanza de todo un pueblo. El “Monumento a la Resistencia” fue construido en tiempo récord, desde mediados de mayo pasado.

“Es la representación de un puño que sostiene la palabra ‘resiste’ con los colores de nuestra bandera de Colombia como mensaje de unidad de que esto no sólo lo hizo nuestro pueblo caleño sino el colombiano. Estamos haciendo un sentido homenaje a las víctimas del paro”, indicó Juan, vocero de los manifestantes de esa zona.

En su diseño y armazón se invirtieron muchas horas, algunas de ellas bajo el sol incandescente de una ciudad como la Sultana del Valle, que arde desde que amanece hasta que cae la noche. Nada los detuvo, hasta que dieron por concluida la tarea, hoy visible varios kilómetros a la distancia.

AUTORIZACIÓN OFICIAL

Aunque al alcalde, Jorge Iván Ospina, no lo quieren ver ni en pintura por considerarlo un traidor de las clases populares, no tuvo más remedio que aprobar la construcción.

Una comisión del Departamento Administrativo de Planeación de la Alcaldía realizó una inspección al monumento para que fuera seguro para quienes estuvieran en la zona.

Hay que reconocer ese monumento como una expresión cultural del momento histórico que estamos viviendo como ciudad y eso no necesariamente está mal”, afirmó el director, Roy Alejandro Barreras.

De haber dependido plenamente de una firma del pretendido mandatario local o de la gobernadora, Clara Luz Roldán, hubieran negado la autorización. Comprensible. Hiere su sensibilidad. Desde su perspectiva militarista, el momento puede parecerles una expresión de extrema izquierda o la reivindicación del terrorismo.

UNA INAUGURACIÓN SINGULAR

La celebración del acto inaugural rompió los esquemas. Hubo música, alegría desbordante en los rostros, lágrimas entre quienes han perdido sus familiares a manos de las fuerzan del establecimiento y algo fuera de serie: un cacerolazo con acordes de sinfonía.

¿Cuántos estuvieron? Miles. Y cuando decimos miles, son miles. Por supuesto, los que dejaron de asistir, fueron los pocos privilegiados que se sienten –equivocadamente, por cierto—con la capacidad de definir qué está bien y qué está mal.  Se quedaron en casa mordiéndose el codo, porque esa gigantesca mano empuñada, les recuerda una y otra vez, que sus esfuerzos de acallar la protesta social, han sido vanos y con el tiempo, perderán toda su fuerza.

El monumento luce mejor y debe convertirse en un referente de Cali, antes que el Sebastiano de Belalcázar, que recordaba el genocidio del pueblo indígena americano…

NOTA IMPORTANTE: Los planteamientos expresados en este artículo comprometen a su autor, quien se hace responsable, y no necesariamente reflejan el pensamiento político-sindical del movimiento sugoviano.

Blog del autor: https://cronicasparalapaz.wordpress.com/


ppotes06/07/2021
1619962925_958942_1619979674_noticia_normal_recorte1.jpg

14min1750

No hay que desconocer el enorme potencial de la acción callejera directa en el propósito de alcanzar las reivindicaciones consignadas en el Pliego, las cuales recogen diversas aspiraciones de los sectores populares.

Por Fernando Rubio – Catedrático universitario y analista político

Sobre el estallido social y político que se da en Colombia desde el pasado 28 de abril se están utilizando varias categorías y conceptos para nombrarlo, intentar su caracterización y descubrir su esencia.

Ya hay suficientes análisis sobre el origen de la conmoción social que afecta al país. Hay estudios acertados sobre las dimensiones del desbarajuste del aparato productivo y la economía (Fedesarrollo habla de perdidas equivalentes a los 6 billones 200 mil millones de pesos, más o menos 2 mil millones de dólares).

El Dane dio a conocer estudios sobre la descomunal caída en la pobreza y miseria de millones de personas que han perdido sus empleos, ingresos y demás fuentes de subsistencia. El enfoque político insiste en la crisis de representatividad, en la perdida de legitimidad de las instituciones y en la quiebra de la gobernabilidad y la gobernanza del aparato de gobierno.

Obviamente, la crisis sanitaria ha exacerbado todos los indicadores del colapso orgánico que sacude el sistema nacional colombiano.

RESPUESTA SOCIAL

Revuelta social, huelga política de masas, huelga general, insurrección popular y revolución social, son los nombres utilizados para identificar el fenómeno que ha causado gran impacto interno y en el resto del mundo.

Sin embargo, es el propio movimiento y el proceso de la acción colectiva los que demandan una mayor concisión en la caracterización del fenómeno. Así, bien conviene señalar algunas claves de esta potente oleada popular que sacude el régimen neoliberal y la estructura de dominación de las castas oligárquicas.

En primer lugar, se debe señalar que este Paro refleja una acumulación de las fuerzas expresadas desde la movilización universitaria del 2011, la huelga agraria del 2013, las manifestaciones estudiantiles del segundo semestre del 2018, las grandes manifestaciones de noviembre del 2019 y los estallidos sociales de septiembre del 2020.

Se trata de una ola sucesiva de explosiones populares encadenadas hasta llegar a la actual situación sin antecedentes en la historia colombiana como bien se puede desprender de la lectura de algunos textos clásicos sobre la protesta colombiana como el de Indalecio Liévano Aguirre, sobre los Grandes Conflictos Sociales y Económicos de nuestra historia; como los trabajos de Leopoldo Munera, sobre las marchas agrarias lideradas por la Anuc; los de Renan Vega, sobre la huelga de las bananeras y sindicales; los densos estudios de Maurico Archila; los de Pedro Santana, sobre los movimientos cívicos de Bogotá; los de Alvaro Delgado; los de Medofilo Medina; y los de Edwin Cruz.

En segundo lugar, hay que resaltar el papel de los bloqueos de ciudades y de vías estratégicas como repertorio de presión y determinador de resultados con gran impacto y repercusión política, acompañado de trincheras y barricadas en los espacios urbanos, particularmente en Cali.

Los bloqueos de vías estratégicas como la que comunica a Buenaventura con Cali; la Panamericana que comunica con el Sur del País; la carretera hacia los Llanos Orientales; las vías del Huila hacia el Caquetá y Putumayo, prácticamente paralizaron el país. Después de muchos años de intentar construir y adelantar un Paro general por primera vez las masas encontraron una herramienta muy efectiva para detener la economía y golpear el corazón de la producción capitalista neoliberal y el tejido del mecanismo de la explotación y despojo de los trabajadores y de la población en situación de desempleo.

Los bloqueos y las barricadas son el mayor triunfo y el más importante aprendizaje de las masas en su confrontación con el dominio oligárquico en los últimos 38 días.

EL COMITÉ NACIONAL DE PARO

En tercer lugar, hay que destacar el papel del Comando Nacional del Paro. A pesar de que en un momento se hicieron visibles algunas prevenciones respecto de este núcleo dirigente de la actual protesta popular, en las semanas recientes el desempeño del Comando ha mostrado pericia y talento en la conducción de la negociación con el gobierno.

El CNP ha despejado muchas dudas respecto de la percepción que se tenía sobre su naturaleza burocrática y gremialista; en la Mesa de diálogos y negociaciones ha manejado con bastante habilidad la estrategia del gobierno que juega a la dilación y la destrucción violenta de la inconformidad social.

El Comando del Paro a pesar de no representar a todos los sectores del actual movimiento social, ha sabido combinar adecuadamente las reuniones y los avances en el tema de las garantías para la protesta con la movilización permanente mediante convocatorias a manifestaciones, plantones y acciones de calle. Tanto que para el próximo 9 de junio ha citado una gran toma de Bogotá, con delegaciones procedentes de todos los puntos cardinales del país. Sin duda este evento marcara un nuevo momento de la actual huelga general que sacude a la sociedad.

Por la manera como Uribe Vélez descalifica y estigmatiza al CNP es posible medir su incidencia y su capacidad para adelantar la interlocución con los delegados del gobierno que juegan al desgaste, el engaño y destrucción de la rebelión social. El CNP ha cobrado las dimensiones de una subjetividad política estratégica que debe realzarse.

MILITARIZACIÓN DEL PAÍS

En cuarto lugar, es interesante destacar los cambios y el papel del Estado en esta coyuntura. La violencia policial y la acción criminal del ESMAD, reflejada en el asesinato de más de 100 jóvenes, 250 desaparecidos y más de 50 lesionados en los ojos, han puesto de presente la naturaleza sangrienta del poder de la oligarquía.

El Decreto 575 del 2021 que ordeno militarizar 8 departamentos y más de 15 municipios significo una remodelación del Estado para hacer prevalecer una línea de autoritarismo en su desempeño como aparato central de la dominación plutocrática.

Ese decreto, inconstitucional a decir de los expertos, prácticamente es el pivote de un “Golpe de Estado” disfrazado que recorta las libertades civiles e impone una dictadura en los territorios en los que la rebeldía ha tenido el mayor despliegue y acento. La autoridad civil de gobernadores y alcaldes queda a merced de la discrecionalidad de los comandantes de las brigadas y batallones militares y policiales.

No es difícil prever que como consecuencia de la denominada “asistencia militar” se incremente la arremetida violenta contra los manifestantes y que en las ciudades prosperen grupos del neo paramilitarismo promovido por la policía; asuntos todos estos que debe analizar la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos, la cual ingresa al territorio colombiano mañana domingo 6 de junio, después de haber sido vetada por la actual Vicepresidente y Canciller de la Republica.

LOGROS POPULARES DURANTE EL PARO

En quinto lugar, hay que destacar las conquistas y logros del Paro entre los que se destacan la suspensión de la reforma tributaria que dio pie a las manifestaciones y bloqueos, la caída del Ministro de Hacienda, de la Canciller, del Comisionado de Paz, los decretos expedidos por los Alcaldes de Cali y Yumbo que le dan reconocimiento político a las Coordinadoras de las resistencias y a las Primeras líneas conformadas para enfrentar al ESMAD.

Lo que se puede prever es la extensión de este último logro a otras ciudades del país como Bogotá, donde avanza un proceso de coordinación de los Puntos de resistencia repartidos por el territorio de la capital del país con sitios emblemáticos como el Portal de las Américas (hoy Portal de la Resistencia), Suba, Usme, Bosa, Héroes y Soacha.

Es interesante como esta nueva red de acción urbana sugiere una modificación del viejo formato de las movilizaciones realizadas en las últimas décadas. Digamos que los nuevos formatos de la movilización distribuidos por todo el territorio permiten un mayor “rendimiento” de la misma en términos políticos, de aprendizaje y construcción de nuevos liderazgos.

En sexto lugar, hay que indicar que si bien todo lo que está ocurriendo tendrá unas repercusiones electorales en las votaciones presidenciales y legislativas del año entrante, no hay que desconocer el enorme potencial de la acción callejera directa en el propósito de alcanzar las reivindicaciones consignadas en el Pliego, las cuales recogen diversas aspiraciones de los sectores populares.

Por último, hay que entender que el actual movimiento puede entrar en un tramo de repliegue para después retomar el protagonismo correspondiente, una vez se han hecho los balances del caso. Vendrán coletazos en algunas regiones y en sectores que están en movimiento, pero sin mayor visibilidad como la Marcha agraria del Guayabero y Sur del Meta, la movilización campesina del Catatumbo y el despliegue de la Minga indígena del Cauca, ciertamente un actor central de la actual coyuntura con notable presencia en Cali y la Panamericana, cargada de cierta “altanería plebeya” que irrita sobre manera al uribismo –quintaesencia de la altanería y vulgaridad neonazi- y algunas almas progresistas cargadas de una excesiva sensibilidad democrática. Lo cierto es que la Minga indígena caucana ha mostrado fuerza, entereza y prevalencia en la defensa de los derechos de los indígenas del sur occidente colombiano.

NOTA IMPORTANTE: El presente artículo refleja el pensamiento del autor y no necesariamente es la expresión de la perspectiva político-sindical del movimiento sugoviano.


Portada-2.jpg

10min2490

Son artistas, teatreros para ser más específicos. Integran la Casa Escénica El Teatro Vive y La Herejía Teatro, de Palmira. Presentan “La Cerdada”, una obra de creación colectiva que tiene como escenario un país imaginario donde un cerdo es el presidente y un perro, que representa la bota militar, arremete contra el pueblo cuando protesta. Se han presentado en varios escenarios. Lea toda la nota aquí…

Por Fernando Alexis Jiménez | Dirigente del SUGOV

La historia está rodeada por los ingredientes del realismo mágico que concibió el fallecido Nóbel, Gabriel García Márquez. Ocurre en un país imaginario donde el Presidente es el títere de un senador de ultraderecha. El mandatario, a quien todos rechazan, encarna los intereses de la burguesía y le interesa, a toda costa, no solo robarse toda la producción—para favorecer a los de su clase–, sino hasta las migajas que comen los marginados.

–¿No se está refiriendo a Colombia, el país en donde se realiza el paro nacional más largo de la historia latinoamericana?

–A esa conclusión debe llegar usted…

–Comprendo—dice el interlocutor, mientras sonríe y reflexiona.

El Presidente que es representado por un Cerdo–¿un chanchito? No, un Cerdo porque nadie lo quiere y cada día lo odian más por sus arbitrariedades dictatoriales–, que tiene a un Perro. El mamífero no es la tradicional mascota, sino que encarna a la bota militar, que arremete con fuerza contra el pueblo cuando reclama los derechos.

“La Cerdada” es una creación colectiva de la Casa Escénica El Teatro Vive y La herejía Teatro, dos organizaciones de artistas con sede en Palmira, la ciudad vallecaucana que concentra el mayor número de industrias de la caña de azúcar, que soporta su producción en trabajadores explotados y, en la mayoría de los casos, sin protección de salud o alguna otra garantía.

En el marco del paro nacional, los artistas se han presentado en muchos escenarios. Cada vez que muestran su trabajo, se enciende el voz a voz, que es el instrumento más poderoso para socializar algo. Por ese motivo, cada día les llegan más y más invitaciones.

Nunca pensamos que íbamos a tener tanta acogida. Además, es muy apropiado para el momento coyuntural que vive nuestro país. La gente se identifica con la escenificación. Toca sus sentimientos, porque los espectadores se ven reflejados.”, explica Ana Rosario Grisales.

Luis Eduardo Jiménez, el director, señala que se trata de una creación colectiva que amalgama tres técnicas complejas: simbolismo, naturalismo y expresionismo.

Para mí, que soy un periodista tradicional sin mayor entendimiento del ámbito teatral, el asunto me suena a lenguaje extraterrestre. El artista se sonríe comprensivo y me explica: “Los símbolos permiten que el auditorio se traslade a su realidad; el naturalismo abre parte a la participación de todos, sin exclusiones, y el expresionismo, lleva a que se puedan transmitir las emociones y contagiar a grandes y pequeños. Por eso sus reacciones. No es una obra tradicional, sino de avanzada”.

PEDAGOGÍA SOCIAL A TRAVÉS DEL ARTE

La semana pasada, mientras me tomaba un tinto junto a la Gobernación del Valle del Cauca, la vendedora—una mujer humilde que sobrevive del rebusque–, comentó: “Esos manifestantes sí que joden…”

Mientras saboreaba el café, sabroso, colado sin duda con talega, me tomé el trabajo de explicarle. La vendedora me miraba como si le estuviera hablando en mandarín y ella sin haber viajado jamás a China. Y debo confesarlo,  debí beberme otros dos cafés antes de hacerme entender.

Lo que han logrado los integrantes de la Casa Escénica El Teatro Vive y La Herejía Teatro, es ahorrarnos tiempo ya que explican la realidad del país de una manera maravillosa, con elementos pedagógicos sencillos, pero que dejan, en el imaginario popular, una visión panorámica sobre las razones del Paro Nacional y por qué han proseguido las movilizaciones.

La Cerdada se presentó por primera vez el 14 de mayo pasado. Una obra de las que llamamos creaciones urgentes, pues tan solo en un par de días se hizo el guion y proceso de montaje. Obviamente, lograr un montaje tan rápido, demandó muchas horas de trabajo arduo, sin mirar el reloj.”, indica Luis Eduardo Jiménez, autor del libreto y quien dirige la puesta en escena.

LOS ARTISTAS, CLAVES EN EL PARO NACIONAL

En el proceso de socialización pedagógica de qué es y para dónde va el Paro Nacional, los artistas han hecho un aporte valioso. Vendrían a ser los” intelectuales de primera línea”. Están los grafiteros, los músicos, los cuenteros, los poetas, los cantores y los teatreros, entre otros.

En este proceso, la Casa Escénica El Teatro Vive y La Herejía Teatro, del que forma parte Jhorgan Devia, juegan un papel trascendental. “La reacción de los espectadores no se hace esperar, quienes se identifican cansados de los abusos y demandas del cerdo y de su clase social que se autodenomina “gente de bien” y deciden entonces organizarse y poner fin al abuso del perro asesino que genera miedo y quien solo recibe migajas del cerdo, y ponerle fin al reinado del marrano, pues a todo cerdo le llega su día.”, precisa el artista, Devia, al referirse a la respuesta de quienes aprecian la puesta en escena de La Cerdada.

Evelyn Díaz, quien apoya todo el montaje con el maquillaje y, además, con valiosas ideas, coincide con el alcance que tiene la labor artística para crear conciencia social entre los colombianos. El arduo trabajo de estos artistas es una forma de lucha invaluable y un motor decidido que ayuda a alimentar esta jornada masiva de movilizaciones en Colombia.

Concluyo con la frase de un protagonista de la película El Origen que se estrenó en el 2010 bajo la dirección del británico, Christopher Edward Nolan: “No hay nada más poderoso y subversivo que una idea sembrada en la mente de una persona inquieta.” Y, eso precisamente, es lo que han hecho los artistas: nos han ayudado a despertar del letargo de muchos años.

Blog del autor: https://cronicasparalapaz.wordpress.com


ppotes05/31/2021
20592262_xl.jpg

4min2220

Los organizadores señalan: “Desde un inicio hemos declarado y promovido que se realicen corredores humanitarios con lo cual no se está poniendo en riesgo la salubridad pública, la alimentación de personas y animales, el transporte y la soberanía alimentaria.

El derecho de protesta pacífica constituye un elemento fundamental de la democracia, es una expresión normal y necesaria de una sociedad donde coexisten diversos y contradictorios intereses. Este derecho incluye la libertad de elegir el tiempo, lugar y modo pacífico para ejercerlo.

El ejercicio de la protesta, en sí mismo, genera traumatismos en el funcionamiento regular de la sociedad. Se trata de eso, de evidenciar los reclamos, llamar la atención, para abrir espacios y posibilidades que las instituciones no han permitido.
En tal sentido declaramos:

1. Desde el 28 de abril estamos convocando a movilizaciones pacíficas por la vida, la paz y los derechos.

2. Condenamos todos los hechos de violencia que afectan la vida, la integridad y la libertad de las personas ocurridos en el marco de las protestas, tanto los que realiza la fuerza pública, como los que realizan los particulares. Rechazamos la violencia generada por actores infiltrados ajenos a la protesta social.

3. Rechazamos los actos que destruyen infraestructura y bienes públicos, así como bienes privados en medio de las protestas.

4. Los cortes temporales e intermitentes de vías, mal llamados bloqueos, hacen parte de las posibilidades legítimas para el ejercicio de las protestas, siempre que no afecten la vida, la salud, la integridad, el medio ambiente y la alimentación de las personas.

5. Siempre hemos declarado y promovido que se debe garantizar la circulación de la misión médica, insumos para la salud, todo lo necesario para prevenir y evitar el aumento de los contagios y las muertes causadas por el covid 19 y las misiones humanitarias.

6. Desde un inicio hemos declarado y promovido que se realicen corredores humanitarios de abastecimiento con libre circulación de bienes y servicios de alimentos de canasta básica, salud y salubridad pública, insumos agropecuarios y combustibles. Con lo cual no se está poniendo en riesgo la salubridad pública, la alimentación de personas y animales, el transporte y la soberanía alimentaria.

7. Continuaremos impulsando el diálogo para que se llegue pronto a acuerdos con cada sector de la ciudadanía que se encuentra realizando concentraciones y cortes de vías.

8. Adelantar con seriedad y celeridad las negociaciones que conduzcan a la solución de las demandas presentadas por la ciudadanía ayudaría a la reactivación económica.

9. Reiteramos la voluntad para llevar a cabo negociaciones y llegar acuerdos con el gobierno nacional.

¡¡¡A PARAR PARA AVANZAR!!! ¡¡¡VIVA EL PARO NACIONAL!!!

COMITÉ NACIONAL DE PARO


ppotes05/30/2021
paro-colombia-1110x581-1.jpeg

10min2420

Los organizadores advirtieron: “El Paro Nacional continua, y por ello convocaremos a realizar las más grandes organizadas y pacíficas movilizaciones de nuestra historia, a impulsar un gran diálogo con la juventud y la sociedad sobre las agendas de cambio que la ciudadanía está exigiendo en las calles y a convocar a una cumbre social y política en defensa de la democracia.”

La decisión de presidente Iván Duque Márquez de establecer en el Valle del Cauca y otras regiones la “asistencia militar” que no es otra cosa que la militarización rampante, llevó a un empantanamiento los acercamientos del Comité Nacional de Paro y el gobierno. Los organizadores de la actividad que inició el 28 de abril y persiste, publicaron un comunicado en el que cada vez se enreda más la concertación preliminar para entrar a negociar medidas que atiendan las necesidades de la gente que sigue manifestándose tras más de un mes de paro nacional.

RECHAZO AL DECRETO NACIONAL DE MILITARIZACIÓN

El Comité Nacional del Paro, que reúne a centrales obreras, estudiantes y organizaciones sociales, reprochó el decreto del presidente Iván Duque que lleva “asistencia militar” a varias ciudades y departamentos; mientras que desde Palacio contestaron, una vez más, que se deben levantar los bloqueos para entrar a negociar.

Los voceros del Comité de Paro se quejaron del decreto 575, expedido por Duque luego de que Cali viviera una noche de terror el 28 de mayo.

Lea aquí el pronunciamiento completo del CNP

La norma aplica para Cauca, Valle del Cauca, Nariño, Huila, Norte de Santander, Putumayo, Caquetá, Risaralda, Cali, Buenaventura, Pasto, Ipiales, Popayán, Yumbo, Buga, Palmira, Bucaramanga, Pereira, Madrid, Facatativá y Neiva; cuyos alcaldes y gobernadores deben acordar con Policía y Ejército la “asistencia militar”, para “afrontar y superar los hechos que dan lugar a grave alteración de la seguridad y la convivencia, en sus respectivas jurisdicciones”.

Las protestas seguirán en Colombia hasta tanto el presidente Iván Duque se disponga a negociar.

En pocas palabras es coordinar con la fuerza pública las acciones para levantar los bloqueos existentes y se evite la instalación de nuevo.

Organizaciones de derechos humanos y constitucionalistas criticaron la medida, pues se asimila una figura de la conmoción interior sin serlo, pues no pasará por una revisión de la Corte Constitucional. “Se trata de una conmoción interior parcial y de facto, que elude el control constitucional, involucra a los militares en el manejo de la protesta y subordina las autoridades civiles a los mandos militares, configurando con ello un golpe de Estado”, dijo el Comité del Paro en su comunicado.

De hecho, citaron un pronunciamiento de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, institución multilateral que, tras conocer el decreto del Gobierno Duque, manifestó que, “reitera las obligaciones internacionales del Estado en seguridad interna, y los estándares interamericanos que disponen que la participación de las fuerzas armadas en tareas de seguridad debe ser extraordinaria, subordinada, complementaria, regulada y fiscalizada”.

 Organizaciones no gubernamentales como Human Rights Watch también manifestaron su preocupación.

LOS DESBLOQUEOS, REQUISITO PARA NEGOCIAR

El gobierno nacional, por su parte, cerró filas en torno a pretender el desbloqueo en diferentes puntos, como requisito único para entrar a negociar.

En su comunicado plantea: “Para nosotros es claro que, con ocasión de la protesta, las personas expresan su inconformidad, de múltiples maneras, dentro de las cuales está la manifestación por las vías y espacios públicos, por tiempos muy cortos. Sin embargo, abusando de este derecho no se pueden violentar los intereses de los demás ciudadanos, privándolos de sus propios derechos. El ejercicio de la protesta no puede afectar el derecho a la vida, el derecho a la salud, el derecho a la alimentación, el derecho al trabajo, el derecho a la libre circulación por el territorio nacional, o cualquier otro derecho fundamental.”

Lea aquí el pronunciamiento completo del gobierno nacional.

Como es natural, la posición de la administración del presidente Duque ha avivado la inconformidad de diversas expresiones populares, al tiempo que, desde diversos sectores, tanto nacionales como internacionales, se ha cuestionado el que no esté en disposición de negociar y abra puertas para la negociación del conflicto.

Las declaraciones del ministro de Justicia, Wilson Ruíz, han sido consideradas como una burla.

POSICIÓN CÍNICA DEL MINISTRO DE JUSTICIA

Otro elemento que puso una cereza al helado, fue la aseveración del ministro de Justicia, Wilson Ruíz, en el sentido de que las muertes del último mes obedecen a riñas, robos y situaciones aisladas y que no se pueden asociar con el Paro Nacional, ni tampoco, abusos de la fuerza pública.

De acuerdo con el funcionario, se ha difundido información falsa, incluyendo las causas de muerte de los fallecidos en el marco de la movilización social. “Lo que he podido leer es que muchos muertos no son consecuencia del paro, sino que son hechos aislados por riñas y por intentos de hurto”, y añadió que: “Decir que los muertos que ha habido son exactamente consecuencia del paro nacional eso es totalmente falso”.

Las declaraciones las dio a un periodista de la revista Vice y le han dado la vuelta al mundo.  El ministro aseguró que detrás de varias de las acciones en el marco del paro estarían organizaciones criminales de índole internacional. “Fue una situación muy bien orquestada, yo la siento así. Fue una situación que organizaron a nivel internacional para desprestigiar al país. Por eso he salido a los medios internacionales a desvirtuar muchas cosas”, agregó Ruiz.

El panorama para una eventual negociación terminó de enrarecerse en las últimas horas, de un lado por la radicalidad del gobierno de Duque y, de otro, por las desacertadas declaraciones del ministro de Justicia que desestima las muertas de civiles, como consecuencia de los abusos por parte de la fuerza pública.


ppotes05/30/2021
57716797_403.jpg

6min3680

Michele Bachelet, Alta Comisionada de los DD.HH. advierte que aún los funcionarios del Estado, vinculados a la aplicación desmedida de la fuerza, deben ser investigados. En el proceso, debe tomar parte una misión independiente. Colombia deberá permitir acceso de veedores internacionales.

Texto elaborado a partir de las agencias de prensa internacional (AFP, EFE y DW).

La Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, expresó su preocupación el domingo (30.05.2021) por los enfrentamientos en la ciudad  de Cali, y pidió diálogo y que se investiguen las muertes. Su oficina ha recibido informes de que 14 personas murieron y 98 resultaron heridas -54 por disparos- en los enfrentamientos que tuvieron lugar en los dos últimos días en el contexto de protestas ciudadanas, en las que se detectó la presencia de civiles armados. 

Es esencial que todas las personas que presuntamente causaron lesiones o muerte, incluidos funcionarios del Estado, estén sujetas a investigaciones rápidas, efectivas, independientes, imparciales y transparentes, y que los responsables respondan ante la ley“, dijo Bachelet en un comunicado.

Cali, con unos 2,2 millones de habitantes, es epicentro de protestas y bloqueos de vías que ha generado reacciones críticas y violentas de quienes no están de acuerdo. Han acudido al uso de las armas, y según denuncias, con la anuencia de la fuerza pública.

Las protestas que iniciaron el 28 de abril, son pacíficas. Participan multitudes.

Arrinconado por las protestas, el presidente colombiano, Iván Duque, desplegó el ejército en la ciudad bajo la figura de asistencia militar que permite a los soldados apoyar a la policía en las tareas de vigilancia. De la mano con esta decisión, se han elevado múltiples quejas por hechos atentatorios contra la población civil.

GRAVES CONSECUENCIAS

El ejército reforzó el sábado la presencia en la capital del Valle del Cauca ante la violencia desatada sin que haya claridad plena de quiénes la generaron, y que deja un saldo de 13 personas muertas la víspera, en medio de las protestas que estallaron hace un mes contra el gobierno de Iván Duque.

El sábado por la noche apenas se veían unos pocos vehículos y personas en las calles donde la un día antes se enfrentaron manifestantes, policías y civiles armados hasta con fusiles. Restos de barricadas y escombros reflejaban el caos que envolvió a Cali, bajo toque de queda nocturno.

Bachelet pide investigación “independiente” sobre muertes por violencia durante protestas en Cali

Al menos ocho muertes fueron por arma de fuego. Las denuncias advierten que algunas de estas armas tenían silenciador y se vio a varios civiles disparando, junto a la fuerza pública en el sector sur frente a Unicentro, sin que los agentes procedieran a la retención de quienes lo hacían. “Actuaban en contubernio, disparando”, dijo un vocero de la Unidad de Resistencia de Cali, que reúne a los manifestantes de los diferentes puntos de resistencia. 

Pido que se ponga fin a todas las formas de violencia, incluyendo el vandalismo, y que todas las partes sigan hablando, para que se garantice el respeto por la vida y la dignidad de todas las personas”, declaró Michele Bachelet.

Se han elaborado múltiples muros con dibujos y fotografías de los civiles que han sido asesinados durante las protestas, en el marco del Paro Nacional.

En su pronunciamiento, que le da la vuelta al mundo, reclamó el diálogo para resolver las demandas de los manifestantes y de quienes se oponen a las protestas. Al menos 30 personas han sido detenidas en Cali desde el día 28 y se pidió para ellos un proceso con todas las garantías legales.

Los manifestantes denuncian que la presencia de la fuerza pública y militar en Cali, genera un ambiente de temor y zozobra.

 


tripleta.jpeg

22min2960

Nos preguntamos: ¿La conciencia deja dormir a la gobernadora del Valle y al alcalde de Cali? Si duermen en paz, es porque, evidentemente y como suponemos, no tienen conciencia ni sentido social.

Por Fernando Alexis JiménezDirigente sugoviano

La solicitud de la gobernadora del Valle del Cauca, Clara Luz Roldán, al presidente Iván Duque para que ordenara la “asistencia militar”, que en términos castizos es la militarización, deja a poco más de un día de entrar en vigencia, al menos trece muertos y más de treinta heridos. El desprestigiado alcalde de Cali, Jorge Iván Ospina, coincidió con la petición. Se hizo partícipe de este “golpe de estado regional”.

El argumento de la mandataria local fue bélico y sin mayor profundada. “Hago un llamado respetuoso al señor presidente de la República, Iván Duque, comandante en jefe de las Fuerzas Militares, para que despliegue toda la capacidad de la Fuerza Pública y se haga efectiva la asistencia militar para retomar el control del orden público en el departamento, siempre apegados al respeto de los derechos humanos”. Simplemente contribuyó a encender aún más a una ciudad capital, referente nacional de lucha por más de un mes, y los puntos de resistencia en diferentes municipios.

De hecho, ella ha mantenido agentes del Escuadrón Móvil Anti Disturbios—Esmadacantonados al interior del edificio donde gobierna, sin importarle que haya ciudadanos que realizan diligencias y funcionarios públicos cumpliendo su horario. Pasó por alto jurisprudencia alrededor de la no permanencia de la fuerza pública en medio de un conflicto, en aquellos espacios donde hay población civil, ni tampoco los postulados del Derecho Internacional Humanitario.

La militarización del Valle del Cauca abre las compuertas para que se comentan arbitrariedades.

Al disponer que los militares se desplegaran en la región, tanto la gobernadora como el alcalde, abrieron las compuertas para que, mediante acciones represivas, se buscara ahogar la protesta social y, de paso, se legitimara todo tipo de represión.

Claro que no es nada que debiera sorprender, porque para impedir el ingreso de indígenas del vecino departamento del Cauca y el arribo de una caravana nacional de solidaridad con Cali, ordenó el cierre de fronteras.

HORAS DE TERROR

El diario colombiano El Tiempo, advirtió que, tras la implementación de la mal llamada asistencia militar, Cali y el Valle del Cauca vivieron horas de terror. No era para menos.

En uno de los apartes de la nota, los periodistas señalan:  “… algunos ciudadanos temían por los manifestantes por lo ocurrido horas antes cerca de la Universidad del Valle y en el barrio Ciudad Jardín, donde además hubo daños estructurales con un incendio en las instalaciones del Icetex. Sin embargo, hombres que portaban armas con silenciador llegaron a ese sector de la calle 4B con Quinta y dispararon contra la multitud.  Los Bomberos reportaron la situación a las 8:04 de la noche, al indicar que al sitio se dirigió una ambulancia con dos paramédicos. Al llegar encontraron a tres personas sangrando.”

Según organizaciones indígenas, Sebastián Jacanamejoy fue supuestamente asesinado por civiles armados en Cali.

En un comunicado que se viralizó, varios líderes sociales e indígenas, expresaron su angustia e impotencia, por encontrarse en estado de indefensión:

Esta jornada fue una de las peores vividas desde que inició el Paro Nacional. En los puntos de Univalle y Melendez, las comunidades indígenas de Cali, que manifestábamos, en unión, alegría con nuestra música propia, con nuestra danza. Nos encontrábamos grupos de los diez cabildos de la ciudad. La fuerza pública arremetió en contra nuestra, sin importar que había niños, adultos mayores y mujeres, simplemente por qué el presidente Duque había llegado a la ciudad a reunirse con gente de bien, como llaman a los empresarios. Y fue Duque quien dio la orden de arremeter contra nosotros.” Acompañaron su denuncia con imágenes que no se publican para guardar su seguridad.

Pero no contentos con cometer arbitrariedades, los agentes del mal llamado orden, arremetieron con más fuerza, como prosigue el relato: “Asesinaron a nuestro hermano indígena, Sebastián Jacanamijoy, estudiante de Univalle, del cabildo indígena Inga de Cali, danzante, médico tradicional y un joven que nos dió ejemplo de lucha durante todo este tiempo. Así mismo hirieron gravemente a Izan David Imbachi, hijo del Consejero de Cultura Municipal (suplente) Leonardo Imbachi, un joven artista, músico, cantante, compositor, estudiante, intérprete de la Chirimía. Él intentó calmar la tensión que se vivía en el lugar.”

Las medidas arbitrarias del gobierno nacional no acallan la disposición popular a seguir luchando.

En diferentes puntos de la capital vallecaucana por espacio de varias horas se ha escuchado el sobrevuelo de helicópteros, disparos y la gritería de jóvenes que huyen ante los ataques. Estas denuncias ya se elevaron ante las diferentes instancias y organizaciones de derechos humanos. Se esperan resultados que evidencien de qué manera, masacrar, herir y hasta torturar, ha sido la respuesta del gobierno del presidente Duque frente a la protesta social.

DESMOVILIZAR EL PARO A SANGRE Y FUEGO

El objetivo del presidente Iván Duque, quien definitivamente mostró a Colombia y al mundo que el Paro Nacional le quedó grande y por eso se niega a negociar con los organizadores, es frenar las expresiones de inconformidad a sangre y fuego.

Una vez más, tanto la gobernadora, Clara Luz Roldán como el alcalde, Jorge Iván Ospina, incurren en desaciertos al pedir la militarización del territorio.

No de otra manera se explica que se haya aliado con la gobernadora del Valle del Cauca y el alcalde de Cali, para convertir el Departamento y su cuidad capital, en piloto nacional de acciones represivas para acallar las voces de quienes protestan.

Contrario a lo que espera, millares de personas han decidido desafiar la política represiva del establecimiento y siguen saliendo a las calles. Los muertos que todavía permanecen en la morgue sin identificar y las decenas de heridos, parecen convertirse en semillas de rebeldía cívica y pacífica que afloran por todas partes.

Por supuesto, hay críticos a favor del gobierno nacional. Los que siempre han tenido, los que experimentan miopía crónica y desconocen qué pasa en Colombia porque gozan de los privilegios que no tienen millares de personas.

Son un grupúsculo como lo evidencia el recorrido que hizo el mandatario por las calles de Cali. Los ricos de la llamada Ciudad Balín (antes Ciudad Jardín) en alusión al ataque que hicieron a los indígenas en esa zona, lo avivaron. Cuando fue ante comerciantes, lo abuchearon y le animaron a escuchar a los jóvenes en los diferentes puntos de resistencia. En esencia, su presencia no fue bien recibida por las reacciones encontradas, como lo expresara una nota del diario El Espectador.

Con una realidad como estas, ante la certeza de que la presencia militar proseguirá en Cali y el Valle del Cauca, no cabe menos que preguntarse si la conciencia—si es que la tienen—deja dormir en paz a la gobernadora, Clara Luz Roldán y al alcalde, Jorge Iván Ospina.

Blog del autor: https://cronicasparalapaz.wordpress.com

NOTA IMPORTANTE: El presente artículo refleja la opinión de su autor, quien se hace responsable por el contenido, consciente de que sus planteamientos, no necesariamente interpretan el pensamiento político-sindical del movimiento sugoviano.

La protesta social continúa en el Valle del Cauca y Colombia.

ppotes05/26/2021
5893d91c186d0.jpeg

23min6880

La CIDH condena las graves violaciones de derechos humanos en el contexto de las protestas en Colombia, rechaza toda forma de violencia y reitera la importancia de que el Estado honre sus obligaciones internacionales

Washington, D.C.- La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresa su preocupación por la grave crisis que enfrenta Colombia y condena las graves violaciones de derechos humanos registradas durante las protestas sociales. En ese sentido, urge al Estado a respetar los más altos estándares en cuanto a la libertad de expresión, uso de la fuerza y debida diligencia, así como a permitir que la CIDH realice una visita de observación al país, honrando su tradición con los compromisos internacionales en materia de derechos humanos.

El Estado colombiano informó que, a la fecha, se han llevado a cabo al menos 9.623 protestas en 794 municipios del territorio colombiano, con la participación aproximada de 1.493.791 personas. Del mismo modo, comunicó que, del total de protestas, 7,801 no han presentado incidentes. Sin embargo, la Comisión resalta que en al menos 1,038 manifestaciones se habrían presentado casos de fallecimientos, desapariciones, personas heridas y agresiones sexuales como consecuencia del uso desproporcionado e ilegítimo de la fuerza. Estos hechos se han registrado, especialmente, en ciudades como Bogotá, Cali, Pereira, Popayán y Yumbo, y han tenido afectaciones particulares en los pueblos indígenas, las mujeres y las personas afrodescendientes.

La CIDH expresa su extrema preocupación por la pérdida de vidas en el marco de las protestas. Según el reporte de la Fiscalía General de la Nación,  desde el inicio de las protestas 43 personas han perdido la vida, de las cuales 17 tendrían relación directa con manifestaciones. Por su lado, organizaciones de la sociedad civil han registrado 51 muertes en el contexto de las protestas. Al respecto, la Comisión Interamericana destaca especialmente los casos de Lucas Villa, quien perdió la vida el 5 de mayo en Pereira después de recibir ocho disparos durante su participación en una protesta pacífica, el de Sebastián Quintero, quien falleció el pasado 15 de mayo en Popayán, tras recibir el impacto de una granada aturdidora presuntamente lanzada por integrantes de las fuerza pública, así como  de Jhon Erik Larrahondo, quien murió en  Cali el 23 de mayo por el accionar de un arma de fuego.

Además, la Comisión Interamericana encuentra extremadamente grave las denuncias sobre 132 personas que permanecen desaparecidas y respecto de las cuales la Fiscalía General de la Nación mantiene activado el mecanismo de búsqueda urgente. Resulta alarmante que con el correr de los días estas personas continúan desaparecidas, máxime cuando algunas de las 276 que habrían sido reportadas como desaparecidas aparecieron sin vida, como el líder Cristian Torres, el 14 de mayo en la ciudad de Leiva, Nariño.

A su vez, la CIDH expresa su alarma por la denuncia de al menos 87 actos de violencia sexual cometidos presuntamente por agentes de la fuerza pública en contra de mujeres manifestantes, como el caso de la adolescente que denunció haber sido agredida sexualmente por varios agentes de la fuerza pública en la ciudad de Popayán y que posteriormente se habría suicidado el día 12 de mayo. Igualmente, condena el hecho de violencia sexual que habría sufrido una agente de la fuerza pública dentro de una estación de policía vandalizada en la ciudad de Cali el 29 de abril.

Por otro lado, según información pública, se conoce la existencia de aproximadamente 979 civiles heridos en el contexto de las protestas, entre ellos por lo menos 33 con traumas oculares, los cuales se concentran mayoritariamente en Bogotá, Neiva, Cali, Yumbo, Medellín, Popayán, Pasto, y otros municipios de Risaralda y Valle del Cauca. De acuerdo a lo informado, se estarían utilizando armamentos antidisturbios por parte de la policía que generan impactos indiscriminados en contra de las protestas mayoritariamente pacíficas, como es el caso del lanzacohetes Venom. Asimismo, en Bogotá, en el contexto de las protestas del 22 mayo, según información preliminar, al menos 2 personas manifestantes habrían sido heridas, incluyendo reportes de lesión ocular por proyectil policial.

Según la información enviada por el Estado a la Comisión información que da cuenta de la apertura de 144 investigaciones por presuntas faltas disciplinarias por parte de funcionarios de la Policía Nacional, dos de ellas por presuntos actos de violencia sexual.

La Comisión Interamericana rechaza que, durante las protestas, se hayan identificado diversas expresiones públicas que estigmatizan la protesta social y, especialmente, a las personas manifestantes de pueblos étnicos e integrantes de la Minga Indígena. En particular, la CIDH  tuvo noticia sobre grupos de civiles armados que dispararon indiscriminadamente contra una manifestación compuesta por personas indígenas el 9 de mayo en la ciudad de Cali. La CIDH encuentra extremadamente grave la participación de civiles en actos de represión y ataques con armas de fuego en contra de las personas manifestantes.

En adición, la CIDH y su RELE han observado un clima de creciente hostilidad y violencia hacia la prensa en el contexto de las manifestaciones sociales, documentando agresiones, amenazas e intimidaciones, además de ataques a instalaciones de medios de comunicación.

La Comisión Interamericana condena que, en determinadas circunstancias, presuntos grupos de manifestantes hayan provocado graves desmanes durante algunas manifestaciones, arrojando objetos contundentes contra efectivos de las fuerzas del orden, destruyendo equipamiento público, y provocando afectaciones a la propiedad privada, entre otros actos injustificables de vandalismo. Según información suministrada por el Estado, estos hechos darían cuenta de 108 acciones contra infraestructura pública y del gobierno, entre ellas: cámaras afectadas; semáforos destruidos; señales de tránsito; y 1136 vehículos de transporte público afectados.

En este contexto, la CIDH manifiesta su extrema preocupación por el fallecimiento al menos 2 policías, 966 resultaron lesionados, y que 25 estaciones de policía, una instancia de la Unidad de Reacción Inmediata (URI) y una sede de medicina legal han sido atacadas o vandalizadas. Además, tomó conocimiento de la muerte del patrullero Juan Sebastián Briñez , y las lesiones provocadas a por lo menos 2 agentes de policía el 22 de mayo, incluyendo graves quemaduras faciales por una bomba incendiaria que habría sido dirigida contra su unidad. Sobre este punto, la Comisión recuerda que la protesta social es legítima en tanto se desarrolla en forma pacífica y que las fuerzas de seguridad tienen la obligación de permitir el desarrollo de las manifestaciones y de aislar a los manifestantes que recurren a la violencia.

El Estado informó a la Comisión Interamericana sobre las múltiples afectaciones que generarían los bloqueos sobre los derechos de las y los colombianos, como la producción y distribución de alimentos, lo cual impacta en particular a niñas y niños en el plan de alimentación escolar.

Al respecto, la Comisión Interamericana recuerda que el derecho de reunión reviste gran importancia para el funcionamiento de la democracia y resalta que el hecho de que algunos grupos o personas ejerzan violencia en una manifestación no vuelve, per se, violenta toda la protesta ni autoriza a las fuerzas de seguridad a disolver la protesta mediante uso de la fuerza ni a practicar detenciones indiscriminadas.

Asimismo, recuerda que toda restricción al derecho de reunión debe estar  prevista en la ley, debe perseguir un objetivo legítimo y debe ser necesaria en una sociedad democrática bajo los criterios de necesidad, idoneidad y proporcionalidad. A su vez, la Comisión reitera lo indicado en su informe sobre Protesta y Derechos Humanos, en el sentido de que es preciso tolerar que las manifestaciones generen cierto nivel de perturbación de la vida cotidiana, por ejemplo, con relación al tráfico y las actividades comerciales, a fin de no privar de su esencia al derecho de reunión pacífica.

En su Informe Protesta y Derechos Humanos, la CIDH señaló que la dispersión o desconcentración de las manifestaciones de forma legal y legítima sólo puede permitirse en casos muy excepcionales, mediante una orden expresa y fundamentada en un riesgo grave para la vida o la integridad física de las personas, cuando se haya intentado el diálogo y no fueran posibles otras medidas menos lesivas para proteger esos derechos. Asimismo, la decisión de dispersar una protesta por parte del Estado debe ser comunicada y explicada de manera clara, de modo tal que permita su comprensión y cumplimiento por parte de los manifestantes, ofreciéndoles tiempo suficiente para dispersarse sin acudir al uso de la fuerza.

Cuando la eventual perturbación a la vida cotidiana en el seno de las protestas se extienda en el tiempo y escale a punto de comprometer la garantía de otros derechos como el aprovisionamiento de alimentos y el derecho a la salud, se acentúa el deber del Estado de facilitar todos los mecanismos de diálogo posibles, teniendo el uso de la fuerza como último recurso, y a su vez atendiendo al principio de interdependencia de los derechos humanos. Asimismo, la Comisión destaca la importancia de que las personas manifestantes permitan la circulación de insumos y provisiones esenciales.

En este sentido, la Comisión condena categóricamente que en el contexto de las protestas se hayan presentado decenas de ataques a ambulancias y misiones médicas, dificultando el traslado de pacientes. En particular, la CIDH deplora el fallecimiento de una bebé intubada como consecuencia de que no pudo ser trasladada oportunamente el 23 de mayo en la ciudad de Buenaventura. En ese sentido, la Comisión llama al Estado a concertar con los manifestantes la creación de corredores que garanticen el ejercicio simultáneo de derechos involucrados. Particularmente, en el para la situación de Colombia hoy, el acceso a alimentos, las garantías del derecho a la salud, así como  el aprovisionamiento y despliegue de  a personal e insumos médicos

Frente a las graves violaciones a los derechos humanos denunciadas, la CIDH condena el alto número de fallecidos y heridos, al tiempo que reitera la importancia de respetar el carácter excepcional del uso de la fuerza y observar los principios de legalidad, absoluta necesidad y proporcionalidad. Adicionalmente, insta a las autoridades a investigar con debida diligencia todos los casos, a identificar y sancionar a los responsables, así como a reparar integralmente a las víctimas y sus familiares. En los casos de violencia sexual, la investigación deberá llevarse a cabo con debida diligencia reforzada y garantizando el enfoque de género.

La Comisión Interamericana reitera que, siempre que haya se sospecha de la desaparición de una persona, debe iniciarse la investigación automáticamente, sin dilación, de forma seria, imparcial y efectiva y orientada a la determinación de la verdad, ello debe incluir la conformación de unidades o comisiones especializadas que cuente con los recursos humanos, técnicos y científicos adecuados e idóneos a la localización e identificación de las víctimas desaparecidas.

Asimismo, la Comisión recuerda que las y los periodistas cumplen una función crucial al recabar y difundir información de lo que sucede en protestas sociales, incluyendo la actuación de las fuerzas de seguridad, por lo que las autoridades deben brindarles el más alto grado de protección para que puedan realizar su trabajo libremente y mantener a la sociedad informada sobre asuntos de elevado interés público.

La Comisión observa que muchas de las demandas de las protestas sociales guardan estrecha relación con los desafíos estructurales que subyacen a la profunda desigualdad social y la violencia histórica en el país, con especial afectación en las personas pertenecientes a los grupos étnico-raciales. En ese sentido, reafirma que la consolidación de la paz es un requisito indispensable para el ejercicio libre y el respeto pleno de los derechos humanos. La CIDH recuerda y hace un llamado a atender las causas de las protestas sociales y a respetar los derechos humanos de las personas manifestantes, e insta a que todas las violaciones a los derechos humanos sean investigadas diligentemente y juzgadas por la jurisdicción ordinaria, según los estándares internacionales.

Por último, la CIDH reitera la importancia de  realizar una visita de trabajo para contar con todos los elementos que le permitan valorar la situación de derechos humanos de manera objetiva con el fin de formular recomendaciones al Estado.

La CIDH es un órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), cuyo mandato surge de la Carta de la OEA y de la Convención Americana sobre Derechos Humanos. La Comisión Interamericana tiene el mandato de promover la observancia y la defensa de los derechos humanos en la región y actúa como órgano consultivo de la OEA en la materia. La CIDH está integrada por siete miembros independientes que son elegidos por la Asamblea General de la OEA a título personal, y no representan sus países de origen o residencia.

Datos de contacto: 
Oficina de Prensa y Comunicación de la CIDH
cidh-prensa@oas.org

Nuestra dirección de correo postal es:

CIDH / IACHR

Sede / Headquarters
1889 F Street NW

WashingtonD.C. 20006


 


 


ppotes05/17/2021
IMG-20210512-WA0133.jpg

13min2620

Comité Departamental de Paro en el Valle del Cauca se prepara para movilización del 19 de mayo, que arranca en Apocalipso a las 9:0 am.. Se prepara así mismo Caravana Nacional de la Solidaridad hacia Cali. Resistencia de los colombianos no mengua.

Redacción SUGOV

La decisión de proseguir la lucha con movilizaciones y bloqueos, en consonancia con directrices del Comité Nacional de Paro, ha llevado a que nuevos municipios se sumen al proceso al tiempo que la arremetida del Escuadrón Móvil Anti Disturbios (ESMAD) se recrudece con retenciones arbitrarias y abusos en el uso de fuerza.

Alrededor, el Comité Departamental de Paro acordó pronunciarse para visibilizar lo que ha venido ocurriendo, sobre la base de que el Valle del Cauca y su capital, Cali, son epicentro de las acciones en procura de reivindicaciones.

No podemos permitir que lo que ocurre aquí, que golpea al pueblo, se quede aquí. Es necesario que se conozca a nivel internacional. El documento tendrá la representatividad de todas las expresiones que convergen en el comité“, explicó Wilson Sáenz Manchola, presidente del Comité Ejecutivo de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), en la región.

LA MOVILIZACIÓN DEL 19 DE MAYO

La movilización del 19 de mayo iniciará en Apocalipso a las 9:00 am desplazándose por Calipso y el Puente de los Mil Días y terminar en el Puente de Resistencia “Nicolás Guerrero”, frente al CAI.

  • En desarrollo de la reunión, se acordó el fortalecimiento de los puntos de resistencia y las asambleas populares, con fuerte participación de las organizaciones sindicales.
  • Promover que la vinculación laboral de los jóvenes sea con planas condiciones y garantías, desestimando la tercerización del empleo.
  • Se afianzará el trabajo pedagógico con el ánimo de que la comunidad conozca cuál es el objetivo del Paro Nacional. A estas alturas, hay quienes no lo saben.

Hacia futuro, otros puntos de Cali serán epicentro del inicio y terminación de las movilizaciones.

CONDICIONES PARA INICIAR NEGOCIACIÓN

Omar Romero, miembro del Ejecutivo Nacional de la CUT, informó que aún no se han establecido las Mesas de Negociación, las cuales deben estar precedidas por garantías, que incluyen la desmilitarización. “Hemos tenido oportunidad de compartir lo doloroso que ha sido la vivencia en puntos como los Mil Días, Paso del Comercio, Siloé y Sameco, lo mismo que en Yumbo, Buga y Riofrío, en donde la fuerza pública ha hecho uso de armas no convencionales.”, indicó, al tiempo que dijo, un documento sobre el particular fue entregado al Ministerio del Interior.

En desarrollo de la reunión a nivel nacional, se ratificó la realización de la movilización el miércoles 19 de mayo al igual que la Caravana de Solidaridad los días 21 y 23 del mes en curso, que arrancará en varias regiones del país y que concluirá en Cali.

Sindicato Sugov

AGRESIONES A LA POBLACIÓN CIVIL

Las agresiones contra la población civil se registran no solo en la capital vallecaucana sino en Riofrío, Yumbo, Buga

Los participantes en el Comité Departamental de Paro coincidieron en asegurar que la única forma de destrabar el proceso e iniciar realmente las conversaciones, parte del cese a las hostilidades a quienes ejercen el derecho a la protesta.

Diversos sectores que unifican fuerzas alrededor del Comité Departamental de Paro, reafirmaron su disposición de proseguir en la protesta frente a la negativa del gobierno nacional a negociar y tener en cuenta el Pliego Nacional de Emergencia.

En las regiones y municipios se levantarán petitorios que recojan las diferentes expresiones populares y, además, reflejen en un capítulo aparte, las expectativas de los jóvenes.

La meta es fortalecer las movilizaciones con participación de todos. El magisterio proseguirá apoyando la totalidad de las acciones, enfatizando en que rechaza la alternancia o cualquier iniciativa que pretenda promover la presencialidad en las instituciones educativas en tanto persista la pandemia.

Los corredores humanitarios se mantienen, lo que no implica ni bajar la guardia ni entregar los puntos de resistencia. Allí se realizarán asambleas populares. De la mano con esta decisión, seguir denunciando las acciones arbitrarias de la fuerza pública.

PUNTOS DE RESISTENCIA

Apoyando las actividades del Paro Nacional, proseguirán los concurrentes en los puntos de residencia de:

  • Sameco
  • Apocalipso
  • Siloé
  • Puente Resistencia “Nicolás Guerrero”, antes puente del comercio

Una de las demandas generalizadas estriba en pedir que se haga una investigación a fondo sobre los asesinatos y agresiones a la población civil por parte de la fuerza pública.  Una denuncia que toma fuerza es que el Esmad no solamente avanza utilizando gases sino con armas no convencionales, situación que se ha venido registrando en los puntos de resistencia.

La fuerza pública está arremetiendo con fuerzas no convencionales. Una denuncia que toma fuerza.

Otro aspecto que inquieta es la presencia de personal de civil que se moviliza en motocicletas y agrede verbalmente a los manifestantes, amenazándolos si prosiguen en la protesta social.

INFORMES MUNICIPALES

En el marco del Comité Departamental de Paro, los municipios en resistencia compartieron sus informes.

Palmira. Hay organización y unidad en las asambleas populares, puntos de resistencia, magisterio y siguiendo directrices del Comité Departamental y Municipal de Paro.

Sevilla. Compromiso con los bloqueos y realización del corredor humanitario. Detenidos diez manifestantes, que posteriormente fueron dejados en libertad. Se desarrolla pedagogía en los barrios para lograr ampliar la base de participantes en el paro.

Caicedonia. Resistencia permanente, en particular en el Alto de las Piñas. Hay apoyo de la comunidad.

Pradera. Comunidad indígena ket-wala unificó esfuerzos con el comité municipal de paro. Hay fortalecimiento de las acciones. Se denuncia saboteo por parte del ejército en contubernio con los ingenios azucareros de la zona. Ponen en peligro a las personas que asisten a las barricadas.

Candelaria. En Poblado Campestre se arremetió contra los manifestantes. Abrieron corredor humanitario en Juanchito. En Villagorgona y El Carmelo, los bloqueos están enmarcados por actos culturales intermitentes, buscando acercamiento con la comunidad. A pesar del acuerdo con la Gobernadora, Clara Luz Roldán, de abrir paso hacia Cavasa, se denuncia hostigamiento del ejército.

Jamundí. Rechazo total a hechos de vandalismo contra instalaciones públicas. Siguen actividades de protesta.

Hay fuerte rechazo a hechos de vandalismo, ajenos a la protesta social y que se han registrado en Cali y Jamundí.

Yotoco – Buga. Docentes han sido víctimas de gases cuando desarrollan los plantones y actividades de resistencia. Preocupa la vida de los jóvenes que han participado en actividades de bloque pacífico. En Mediacanoa (Yotoco) los manifestantes fueron atacados por el Esmad y persiste presencia en La Y de La Virgen. Hay actividades culturales en todos los puntos.

En Buga la mayor presencia es en el puente del Sena. Hay participación masiva de la ciudadanía. El Esmad hace presencia en la zona. En el sector de PaloBlanco también hay presencia de manifestantes.

Cali – Puente de Sameco. Se realizan acciones intermitentes, Se ha apoyado provisión de alimentos y corredor humanitario.

Vijes. Se cuenta con presencia de comunidad e indígenas. Se permite acceso de ambulancias, insumos médicos, alimentos y, de ser necesario, combustible. No ha habido enfrentamientos.

La situación de paro en Buga sigue encendida. Hay resistencia, principalmente en PaloBlanco y el puente del Sena.

Tuluá. Hay presencia popular en los diferentes puntos. Unidad de fuerzas entre los diferentes sectores, incluyendo el de la salud. Actividades como plantones, se concentrarán en la Plaza de Boyacá. El miércoles participarán de la movilización y el viernes próximo, Marcha del Silencia con participación de los tulueños.

Los docentes promoverán asambleas virtuales con los padres de familia en todo el Valle del Cauca para despejar sus interrogantes alrededor de lo que está ocurriendo con el Paro Nacional.


ppotes05/16/2021
CuartodeHora-20-1-777x437-1.jpg

4min2270

Comité Nacional de Paro ratificó movilización del 19 de Mayo. Se iniciaron acercamientos. “Prosigue la convocatoria a la movilización”, advierten los organizadores.

El Comité del Paro emitió un nuevo comunicado en el que confirmaron que las movilizaciones que ya completan 19 días seguirán suscitándose en el país.

Por eso,  la organización donde confluyen fuerzas sindicales, políticas, de mujeres, LGBT+ y juveniles convocó a una nueva «gran movilización pacifica» para el próximo 19 de mayo.

«Convocamos para el próximo miércoles 19 de mayo a una gran movilización, pacífica, todas y
todos a la calle, con nuestra bandera y la cacerola, con estricto cumplimiento de las normas de bioseguridad», indica el Comité del Paro.

Además, el Comité del Paro le dejo en claro al Gobierno Nacional que acordaron reunirse este domingo solo para “tratar un único punto”: las garantías y prerrequisitos para que permitan detener la violencia estatal y paraestatal contra quienes están protestando.

Solo hasta que sea acordado y verificado el cumplimiento de ese punto, darán inicio a las diferentes negociaciones, indicó el Comité.

Por último, la organización instó a la ciudadanía a seguir fortaleciendo los comités populares en cada zona de Colombia.

«Convocamos a continuar la constitución y fortalecimiento de los comités de paro en todos los municipios y localidades movilizadas, a realizar asambleas populares, a llevar a cabo una gran caravana de solidaridad con las y los jóvenes y los sectores sociales movilizados en Cali, y con las Mingas Indígenas en todo el país», detalla su pronunciamiento.

SUGOV PRESENTE EN LA MOVILIZACIÓN

Dirigentes sugovianos alrededor del inicio de los diálogos, reafirmaron su pleno apoyo al Comité Nacional de Paro, al tiempo que, dijeron, se sumarán a esta movilización. 

Precisaron además que alcanzar reivindicaciones para todo el pueblo colombiano, tiene como fundamento el que haya respaldo a las diferentes actividades que tienen lugar en todo el país. 

 



Nosotros

El Sindicato Unitario de la Gobernación del Valle del Cauca-Diverso pero Unitario, es una Organización Sindical de Industria y/o rama de actividad económica de primer grado y mixta, que tiene en su seno a Servidores Públicos adscritos en los Niveles Central-Descentralizado, EICES-ESES-de Nivel Dptal. y Funcionaros de Educación planta FODE .


CONTÁCTENOS

LLAMENOS


  • Registro Sindical No. 00002597 de Noviembre 2 de 2010
  • Nit: 900393920-1