SINDICATO UNITARIO DE LA GOBERNACI脫N DEL VALLE DEL CAUCA
NOSOTROSCONTACTO 11 Ago, 2022

Nacional

Sugov08/10/2022
IMG-20220810-WA0091.jpg

6min870

Puede que el prop贸sito de la dirigencia vallecaucana sea acabar con la ERT, pero los trabajadores se encuentran el pie de lucha, dispuestos a resistir hasta el 煤ltimo momento.

La primera manifestaci贸n de la que fue testigo el presidente Petro a pocos d铆as de asumir el cargo, fue la que protagonizaron el SUGOV y Sintra ERT en el acceso al Centro de Convenciones del Pac铆fico. Pero no fue contra 茅l y los miembros de su gabinete que le acompa帽aban, sino para denunciar la cr铆tica situaci贸n de la Empresa de Recursos Tecnol贸gicos S.A. 鈥 ESP, a las puertas de una eventual liquidaci贸n. Por supuesto, no es el 煤nico golpe de opini贸n, porque vienen otros, ya que este problema no se puede quedar en el 谩mbito parroquial.

Recibimos al mandatario con pancartas grandes y medianas. El prop贸sito no era darle la mano o tomarnos una selfie con 茅l. Por el contrario, era que conociera de primera mano la progresiva quiebra 聽de un patrimonio vallecaucano que naufrag贸, que se puede salvar, pero al cual la gobernadora, Clara Luz Rold谩n, y la clase dirigente鈥攊ncluyendo a los diputados鈥攜a no quiere mantener en el mercado regional de las tecnolog铆as.

Les van a dar garrote, ahora que interrumpan al presidente en su ingreso al Centro de Convenciones鈥攏os advirti贸 alguien, con el mismo temor de la 茅poca del r茅gimen de Duque. Pero, 隆Oh, sorpresa!…

Los siete veh铆culos de la caravana, cuando se encontraron de frente con los manifestantes, disminuyeron la velocidad y, como si fuera en c谩mara lenta, se desplazaron muy despacio mientras sus ocupantes le铆an el contenido de los pendones y pasacalles. Logrado su cometido, reemprendieron la marcha. 隆Logramos nuestro prop贸sito! Que se enterara de que aqu铆, en el Valle Insensible, est谩n acabando una empresa de la que dependen cien familias.

聽驴Es posible salvar a la ERT? Por supuesto que s铆. Para mencionar solamente dos alternativas, podemos citar la conformaci贸n de un frente com煤n del que tomen parte la Gobernaci贸n, la Diputaci贸n y el Bloque Parlamentario para pedir del gobierno nacional una capitalizaci贸n para la empresa. Y la segunda opci贸n, en el caso extremo, es pedir la intervenci贸n de la Superintendencia. Por supuesto, nombrar谩n un gerente interventor, pero no acabar谩n con la entidad.

Puede que el prop贸sito de la dirigencia vallecaucana sea acabar con la ERT, pero los trabajadores se encuentran en pie de lucha, dispuestos a resistir hasta el 煤ltimo momento, y en esa batalla por la defensa de lo p煤blico, les acompa帽ara el SUGOV.

驴Quedarnos quietos? Como dec铆a el desaparecido dem贸crata, Horacio Serpa鈥 隆Mamola! Por el derecho al trabajo, hasta la vida misma鈥

Si desea leer m谩s de lo que ocurre en la ERT, d茅 Clic en los siguientes t铆tulos:

1.- No podemos permanecer indiferentes ante la liquidaci贸n de la ERT

2.- La propia Gobernadora confirma que se acaba la ERT

3.- 隆Ni un paso atr谩s! La ERT no se vende


Sugov08/09/2022
desempleo.jpg

8min2880

A menos que, como vallecaucanos nos unamos y defendamos un patrimonio de todos, la administraci贸n departamental liquidar谩 la ERT y cien trabajadores quedar谩n en la calle. Comunicado.

El siguiente cap铆tulo que sigue en la historia es devastador. No tendr谩 final feliz. Ser谩 muy triste. 驴A qu茅 se refieren?, se estar谩 preguntando. Con dolor respondemos: al drama de cien empleados de la Empresa de Recursos Tecnol贸gicos S.A. ESP, en proceso de liquidaci贸n, ante la indiferencia de la gobernadora, Clara Luz Rold谩n Gonz谩lez, de los diputados y de quienes tienen incidencia para salvar la entidad, patrimonio de los vallecaucanos.

A cada uno de los compa帽eros comenz贸 a llegarles la convocatoria聽obligatoria聽para que asistan al taller de sensibilizaci贸n y socializaci贸n sobre lo que viene. Siempre con el argumento de 驴qui茅n quiere ser millonario? E inmediatamente los motivadores se despachan con el discurso de emprendimiento y de que, en el que por m谩s de veinte a帽os ha sido su puesto, de trabajo, est谩n perdiendo plata. Esa es la manida invitaci贸n a acogerse al聽retiro voluntario聽con la promesa de que se tapar谩n en plata.

Ustedes pueden montar su propio negocio. Ganar谩n mucho. Luego, hasta recordar谩n con iron铆a su pasado en la ERT, porque dir谩n: 鈥淪i no me botan a la calle, seguir铆a siendo un asalariado鈥. Es m谩s鈥攍es recordar谩 el motivador–:聽Mi recomendaci贸n es que, con parte de la liquidaci贸n, se compren una caja fuerte. 驴Vieron alguna vez a t铆o Rico Mc Pato? Pues ustedes nadar谩n en la abundancia, mucho m谩s que 茅l

Pero pasado el refrigerio, volver谩n a la realidad. Y se encontrar谩n con los pies en la tierra: en el聽asfalto. Y esta tragedia ocurre en un momento coyuntural y cr铆tico, en el que el desempleo en Cali est谩 por encima del 10 por ciento.

Y la Gobernadora? Dijo, en una grabaci贸n que se le hizo cuando habl贸 con alguien, el d铆a de la carpa de la resistencia en la plazoleta de San Francisco: 鈥Esa empresa est谩 quebrada鈥. As铆 es que, si ten铆an esperanzas en ella,聽fritos.聽Es tanto como el n谩ufrago que se acerca a un bote salvavidas, y en medio del ahogo, antes que recibir ayuda, le pasan un vasito con agua para que mitigue el calor del ancho mar,聽mientras lo ven hundirse.

Y los diputados? Como dec铆a el comediante, Andr茅s L贸pez, en su presentaci贸n 鈥淟a pelota de letras鈥: —聽Mijo, mejor deje as铆鈥 –No defendieron la causa. La 煤nica a quien sacamos de la bolsa, es a la ex ministra, Griselda Janeth Restrepo. Pero, como dir铆a el fil贸sofo de Vijes: 鈥Una golondrina no hace lluvia.鈥 Hizo el esfuerzo, pero literalmente, se qued贸 sola dando la batalla con nosotros. La Duma invit贸 a los trabajadores a intervenir el pr贸ximo s谩bado (驴?) en una sesi贸n extra. Ahora el asunto es que haya quorum, lo cual dudamos.

La bruja Dioselina, de S谩bados Felices, a quien consultaron sobre el tema, dijo: 鈥Veo a unos pol铆tiqueros en el 2023, aspirando de nuevo a la Asamblea, con discursos veintijulieros, dici茅ndole a los incautos, que ellos son los salvadores del Valle del Cauca.鈥 隆Ay, Dios bendito! La ERT se hunde y la indiferencia alrededor del tema es demoledora.

As铆 como pasar谩 a la historia la mezquindad de Duque al pretender que la Espada de Bol铆var no estuviera en la posesi贸n de Petro, del imaginario popular jam谩s se borrar谩 el hecho de que una administraci贸n dejara morir un patrimonio de todos.

Llamamos a la solidaridad de todos, porque como nos dec铆an miembros de la bancada vallecaucana en el Congreso: 鈥Si hay voluntad pol铆tica, la ERT se puede salvar.鈥 Cien compa帽eros quedar谩n en la calle y no podemos guardar silencio, al menos, el聽SUGOV聽seguir谩 dando la pelea, aunque nos digan que estamos con 鈥pataletas de ahogado.鈥澛 Luchar por los trabajadores 鈥hasta que la dignidad se vuelva costumbre鈥, como repite la negra grande de Colombia, Francia M谩rquez, nuestra Vicepresidenta.

Para terminar, las preguntas fregonas.

鈥 驴Sab铆a que estamos de pl谩cemes por la posesi贸n de Gustavo Petro y Francia M谩rquez, as铆 como de su gabinete?

鈥 驴Sab铆a que, en Gloria Ram铆rez, la nueva Ministra del Trabajo, tenemos una amiga y aliada que rodear谩 nuestras batallas sindicales?

鈥 驴Sab铆a que ella ha planteado algo que siempre defiende el聽SUGOV,聽y es que se acabe la tercerizaci贸n del empleo y que a los compa帽eros contratistas los vinculen con plenas garant铆as laborales?

鈥 驴Sab铆a que anhelamos que los vientos de cambio soplen tambi茅n en este olvidado suroccidente colombiano y que comencemos–por fin– a escribir una nueva historia?

鈥 驴Sab铆a que aplazaron nuevamente, para el 18 de agosto, la elecci贸n del representante de la Comisi贸n de Personal?

鈥 驴Sab铆a que nuestra candidata es聽Araly Lucero Zuluaga Yori, la primera en el tarjet贸n?

鈥 驴Sab铆a que desde el聽SUGOV聽esperamos su apoyo?


Sugov08/04/2022
Rio-Pance.jpg

11min850

Creemos oportuno que el Club de Empleados del Departamento informe a los afiliados, la actual situaci贸n financiera. Quienes est谩n asociados, tienen derecho a saberlo.

Cuenta la leyenda que le prestaron una biograf铆a de Walt Disney y la ley贸 vorazmente hasta la madrugada. Cada l铆nea aviv贸 en su mente la llama del emprendimiento. 隆Por supuesto que pod铆a convertir el Club del Departamento en una m谩quina de hacer plata con los servicios, como t铆o Rico Mc Pato en los comics! Cuando rayaba el alba, ten铆a claro el sue帽o: establecer la Granja de Alejo, nombre que hab铆a tenido un negocio similar a帽os antes en Unicentro, y que quebr贸.

Lo comparti贸 con todos en el desayuno, con una mirada brillante y febril, la misma de Aureliano Buend铆a cuando le dijo a 脷rsula Iguar谩n, que la tierra era redonda y que, con el catalejo que le vendi贸 Melqu铆ades, el saltimbanqui que de vez en cuando visitaba Macondo, iba a construir una m谩quina para la guerra, utilizando el reflejo de los rayos del sol.

Por favor, no lo hagas–,聽le recomendaron.

No me vayas a hacer naufragar en las aguas farragosas de la duda y la incertidumbre–, le respondi贸 茅l, decidido como estaba a establecer esta nueva unidad de negocio, aun cuando debiera conseguir los animales maltrechos que le compr贸 a un finquero de La Vor谩gine.

La historia no termin贸 como en los cuentos de hadas: 鈥Y vivieron felices y comieron perdices鈥. Nada de eso.

El caballito Gardel muri贸 desnutrido. Algunos preguntan por qu茅 le dec铆an Gardel. Hay muchas versiones. La m谩s cre铆ble, es que cada vez que el jumento ve铆a al gerente, sol铆a pensar, como en el tango: “Si arrastr茅 por este mundo la verg眉enza de haber sido y el dolor de ya no ser…Si cruc茅 por los caminos como un paria que el destino se empe帽贸 en deshacer, si fui flojo, si fui ciego… Ahora cuesta abajo en mi rodada, las ilusiones pasadas ya no las puedo arrancar. Sue帽o con el pasado que a帽oro, el tiempo viejo que lloro y que nunca volver谩...”

El avestruz, muri贸 hace poco, y de la chivita Pachita, se dice que su pron贸stico es reservado.

EL CLUB, CADA VEZ M脕S DE CAPA CA脥DA

Pese al clamor de los afiliados, buena parte de ellos afiliados al聽SUGOV, ha sido imposible que la gobernadora, Clara luz Rold谩n, escuche razones y cambie al gerente. De hecho, nos envi贸 una carta anunciando que en febrero鈥攏o dice de qu茅 a帽o鈥, se elegir谩 nueva Junta Directiva y se resolver谩 el tema del gerente. La enmarcamos, en la certeza de que est谩 llamada a honrar su palabra.

La gente sigue llegando, pero la fluidez econ贸mica parece que no. Comprendemos que hay acreencias con los bancos, pero si hay ingresos, las condiciones del Club deben mejorar. Sin embargo, no es as铆. Nos preocupa. 驴Acaso impactan negativamente el funcionamiento los costos que representa el pago de los Asesores? Hay que echar l谩piz.

Entre tanto, siguen los problemas estructurales:

  • La entrada principal se encuentra en mal estado.
  • Las aguas servidas, van a parar al r铆o Pance, donde millares de cale帽os se dan cita diariamente para compartir un paseo de olla.
  • La tuber铆a que provee agua, se encuentra en mal estado. Hace mucho tiempo que no se reemplaza.
  • Los alrededores de la piscina, en mal estado.
  • En a帽os anteriores, anualmente se compraba silleter铆a, elementos de cocina y manteler铆a鈥攅ntre otras–. Hoy hay que alquilar.

El gran equ铆voco del gerente y del personal administrativo, es que cuando hacemos denuncias, les llaman la atenci贸n a nuestros compa帽eros trabajadores. Injusto. Buscan chivos expiatorios. Eso es acoso laboral. Son los propios usuarios quienes nos env铆an informaci贸n.

隆INCRE脥BLE! EL CLUB MONT脫 SU PROPIA AUTO COMPETENCIA

Queremos creer de buena fe, en que los sue帽os de Aureliano Buend铆a son los que alimentan la imaginaci贸n del gerente. Pero no podemos explicarnos c贸mo permiti贸 un negocio de comidas y bebidas, en las propias instalaciones del Club, en terrenos que son de propiedad del Departamento. Eso es tanto como montarse una-competencia.

Alquilan el espacio. 驴Cu谩nto cobran? 驴Qui茅n lo autorizo?聽Si es as铆,聽驴A qui茅n consultaron?聽Antes se llamaba 鈥Carama帽ola鈥, ahora no tiene nombre. Pero, lo m谩s grave: para instalar las estructuras de contenedores met谩licos, debieron talar 谩rboles frutales en un evento en el que estaba un ambientalista contratado por el Club. 隆Incre铆ble! Tenemos v铆deos de la tala, y fotograf铆as de todo cuanto estamos denunciando, por si acaso al gerente se le ocurre volver a enviarnos a la Fiscal铆a.

Por 煤ltimo, creemos oportuno que el Club de Empleados del Departamento informe a los afiliados, la actual situaci贸n financiera. Quienes est谩n asociados, tienen derecho a saberlo.

Para terminar, las preguntas fregonas:

鈥 驴Sab铆a que, por fin, despu茅s de muchos meses de sudar petr贸leo, por fin nos renovaron el comodato de la sede del聽SUGOV?

鈥 驴Sab铆a que el argumento para dilatar la suscripci贸n del documento, era que necesit谩bamos el visto bueno de una entidad estatal, por tratarse de un bien de inter茅s cultural y patrimonio hist贸rico?

鈥 驴Sab铆a usted que nos preguntamos si ese mismo documento lo pidi贸 la administraci贸n departamental para realizar las modificaciones del 谩rea del parqueadero y otrora empleados?

鈥 驴Sab铆a que nuestra inquietud se debe a que el Palacio de San Francisco es justamente parte del patrimonio hist贸rico?

鈥 驴Sab铆a que la situaci贸n es tan compleja, que ni siquiera colocaron la tradicional valla con la autorizaci贸n de la curadur铆a urbana y aquella en la que se informa a la ciudadan铆a, cu谩nto se invierte en la obra?

鈥 驴Sab铆a que, al votar por el aspirante a la Comisi贸n de Empleados, los sugovianos esperamos que apoye a聽Araly Lucero Zuluaga Yori?

鈥 驴Sab铆a que es la primera en el tarjet贸n y con solo marcar puede ayudarnos a escribir la historia de cambio?


Sugov08/02/2022
Incertidumbre.jpg

11min4550

La persecuci贸n a una funcionaria de Salud por querer “arreglar la casa”, la decisi贸n de echar de una reuni贸n a un funcionario porque propuso ajustes y correctivos a errores y el llamado de atenci贸n a quienes, incluso han trabajado fines de semana para superar un “misterioso” hackeo en la Gobernaci贸n, son tres evidencias de la pol铆tica del garrote que toma fuerza en la Gobernaci贸n del Valle del Cauca.

Si hay algo que ha caracterizado a la actual administraci贸n, ha sido darle聽garrote聽a los empleados y contratistas, as铆 la gobernadora, Clara Luz Rold谩n Gonz谩lez, haya dicho en el marco de la mesa de negociaciones del petitorio, que hab铆a generado espacios de comunicaci贸n, de escucharnos a todos y de tener puertas abiertas. Los hechos contradicen esas apreciaciones.

Tenemos tres ejemplos que hablan por s铆 solos. Evidencian un com煤n denominador:聽No se puede cuestionar absolutamente nada, as铆 tenga fundamento, porque de inmediato viene la reacci贸n, ligada a consecuencias que hacen pensar en una mordaza gigantesca que viene tomando fuerza en el imaginario popular, y de la que no se ten铆a precedentes.

LA PERSECUCI脫N QUE LLEV脫 A UNA ENFERMEDAD MENTAL

Paula Andrea Largo Pel谩ez, concurs贸 y se gan贸 en franca lid el cargo de L铆der de Programa de la Subsecretar铆a de Aseguramiento y Desarrollo de Servicios, en la Secretar铆a de Salud Departamental, desde el 1 de octubre del 2020. Para ser m谩s espec铆ficos, se encuentra en la Oficina del Sistema 脷nico de Habilitaci贸n. Una profesional con el mejor reconocimiento durante su tr谩nsito en el SENA. Sin embargo, acceder a ese puesto, se convirti贸 en su聽calvario, que no termina.

Poner 鈥la casa en orden鈥 desat贸 la inconformidad de muchos. Llamados de atenci贸n, hostigamientos, en fin. De hecho, hablamos con la Secretar铆a de Salud pero, tal como es ella, 鈥渄i谩logo鈥 no es un concepto del que tenga alta apreciaci贸n en su diccionario, diferente de 鈥渁utoritarismo鈥, que est谩 m谩s ligado a su modelo administrativo. Pese a los soportes y pruebas fehacientes, la funcionaria 鈥渓e sali贸 a deber鈥, como dicen los mexicanos.

La situaci贸n ha llegado a tal punto, que Paula Andrea Largo Pel谩ez ha tenido varias incapacidades. Su salud mental se ha visto afectada por episodios recurrentes de聽depresi贸n y ansiedad. Los especialistas remitieron a la Gobernaci贸n la recomendaci贸n de que sea reubicada. Pero tozudamente, se niegan a hacerlo. A este panorama, se suma la fresa en el helado: la han mandado a Control Disciplinario, todo porque pretende hacer valer sus derechos. 驴Acoso laboral? Sin duda.

Y una perla: Aunque ha estado incapacitada, durante ese tiempo 隆Le asignaron tareas! Y luego, en oficios de los que tenemos copia, le reclamaban por no atenderlas. Incluso, aunque estaba incapacitada, la acusaban de 鈥ausentismo laboral鈥.聽驴Y d贸nde ocurri贸 eso? No fue en otra distinta que en la Secretar铆a聽de Salud, donde abundan los m茅dicos y la titular del cargo es m茅dica. 隆Santo Dios, esto solo pasa en el Macondo de la Gobernaci贸n, donde el realismo m谩gico se confunde con lo inveros铆mil!

Pedimos la intervenci贸n urgente del DADI, al que hemos remitido dos oficios y ninguno ha tenido respuesta. Por ese motivo y en solidaridad, les invitamos para que en sus redes sociales, hagan comentarios con el hashtag聽#TrasladenaPaulaAndreadeSalud聽隆Vamos a generar una campa帽a grande, todos unidos, hasta que la trasladen!聽Con un solo Clic, usted puede ayudarnos.

鈥淎QU脥 NO VENGA A CRITICAR, CARAMBA… SE VA DE LA REUNI脫N鈥

El fil贸sofo de Vijes sol铆a repetir que 鈥Cuando uno resulta inc贸modo, lo echan de la fiesta a sombrerazos鈥. Una forma diplom谩tica para referirse a la聽groser铆a聽de quien protagoniza ese comportamiento. Quiz谩 nos preguntar谩 con asombro, con los ojos agrandados como si fueran ruedas de carretilla: 驴Y eso ocurri贸 en la Gobernaci贸n? S铆, claro que s铆. Pero, antes que se vaya de espaldas con聽el Plop de Condorito, perm铆tanos contarle qu茅 pas贸:

Heimer Teodoro Bejarano Sandoval es un ingeniero mec谩nico, con m谩s cartones que un tugurio. No habla por hablar, porque conoce de varios temas. Est谩 vinculado a la Secretar铆a de Vivienda y H谩bitat. Lo conocemos todos. Le pone humor a las cosas, pero le acompa帽a un distintivo:聽no traga entero聽y dice las cosas de frente, sin pelos en la lengua.

Como est谩 asociado al MIPG en representaci贸n de Vivienda, fue a una reuni贸n convocada por la Secretar铆a General, para tratar temas de riesgos generales. Fue el 25 de julio. Y como en el tema musical que inmortaliz贸 Daniel Santos en el 聽鈥Lamento borincano鈥, sali贸 con expectativas y de buena disposici贸n.

Sin embargo, al intervenir junto con otros compa帽eros, llamando la atenci贸n sobre la necesidad de que la Alta Direcci贸n se involucre en estos procesos, se convirti贸 en el blanco de los ataques del Subdirector t茅cnico de Apoyo a la Gesti贸n de la Secretar铆a General, Javier Ulloa. Brill贸 el cobre. No acept贸 las recomendaciones para los ajustes y se olvid贸 de todo cuanto aprendi贸 sobre 鈥mejora continua鈥 y de los postulados b谩sicos del Manual de Carre帽o. Y literalmente, sac贸 a Heimer Teodoro Bejarano Sandoval de la reuni贸n. Hay decenas de testigos.

Aqu铆 viene un dato que s贸lo hasta ahora quer铆amos resaltar: Heimer es dirigente del聽SUGOV.聽驴Va entendiendo por d贸nde va el agua al molino? Todo lo que le suene a la administraci贸n departamental como sugoviano, le despierta animadversi贸n. Saben que nuestra organizaci贸n sindical ha sido y seguir谩 siendo 鈥una piedra en el zapato鈥.

Desde el聽SUGOV聽elevamos nuestra voz de rechazo por este trato que lesiona la dignidad humana y desconoce los derechos m铆nimos que tiene toda persona a disentir, y pedimos a la Oficina de Control Interno Disciplinario, proceda en consonancia con la gravedad del asunto.

Los hechos en detalle est谩n especificados en la聽Carta Abierta a la Gobernadora聽que dirigi贸 el compa帽ero Heimer y que adjuntamos. Sabemos que la curiosidad no permitir谩 que pasen por alto la denuncia.

驴Y DEL HACKEO A LA GOBERNACI脫N? LOS PLATOS ROTOS LOS PAGARON LOS DE LAS TICS

Vamos con el tercer caso. Todav铆a no se sabe a ciencia cierta qu茅 pas贸 con el famoso hackeo a la red de la Gobernaci贸n que, dicho de paso, deber铆a ser investigado por la Divisi贸n de Delitos Inform谩ticos de la Fiscal铆a General de la Rep煤blica. De hecho, creer铆amos que ya la Gobernadora hizo la denuncia. De lo contrario, pasar谩 a la historia como uno de los grandes misterios, m谩s grande a煤n que las Pir谩mides de Egipto o los dibujos del desierto de Nazca, en el Per煤. Un aut茅ntico enigma鈥

Los compa帽eros de planta y contratistas de las TICs le han trabajado al asunto, incluso los fines de semana. Sin embargo,聽en premio a sus esfuerzos, desde el Despacho de la Gobernadora, les hicieron el blower, con laca y sin anestesia. Pagaron los platos rotos por la imprevisi贸n de la administraci贸n departamental.

Nos preguntamos: 驴Todo lo anterior es la llamada pol铆tica de di谩logo de la que se ufan贸 la gobernadora, Clara Luz, en la mesa de negociaci贸n con los empleados? M谩s bien parece, la聽pol铆tica del garrote y la zanahoria, de ingrata recordaci贸n en muchos escenarios.


Gustavo-Petro.jpg

7min1500

Resulta sorprendente la forma como algunos de los inmediatos colaboradores de Gustavo Petro, libran batallas intestinas con otros miembros del Pacto Hist贸rico. Equ铆voco en sus actuaciones.

Por Fernando Alexis Jim茅nez


Resulta lamentable el canibalismo entre quienes secundan al hoy presidente electo, Gustavo Petro. Y, por supuesto, motivo de hilaridad y gozo en las toldas de la derecha, indistintamente de cu谩l sea su origen partidista. Basta con imaginar a Mar铆a Fernanda Cabal y Paloma Valencia, tomando un refrigerio en el Caf茅 El Aquelarre, mientras comentan el asunto. 鈥V茅alos. Quer铆an llegar al poder y, ahora que lo tienen, se est谩n volviendo trizas. 隆Valiente cambio el que nos espera!

Me refiero espec铆ficamente a las posiciones contradictorias del escritor, Gustavo Bol铆var, del otrora sindicalista, Alexander L贸pez, de algunos dirigentes de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), entre otros, y de la posici贸n pasiva y pareciera condescendiente de la Vicepresidenta, Francia M谩rquez.

El enfrentamiento por cuenta de Roy Barreras ha ido escalando. Antes que aclimatarse y permitir que cada uno cumpla su rol, los odios se avivan y pareciera que ahora hay dos bandos: los buenos, es decir, los puristas, y aquellos que provienen de otras vertientes de pensamiento pol铆tico, a quienes se considera los malos.

Un primer paso, el m谩s acertado, fue el Pacto Nacional que promueve Petro. Est谩 en consonancia con el 鈥済ran sancocho鈥 que le propon铆a el comandante Jaime B谩teman Cay贸n al pa铆s y del que mostr贸 sus primeros trazos en la entrevista concedida al periodista, Juan Guillermo R铆os. Una tesis llevada a la praxis que genera tranquilidad en la medida en que escucharnos, sirva para desarmar los temores de que Colombia se encamine hacia un gobierno totalitario.

Los enfrentamientos por el Congreso llevan a rememorar los zambapalos que tanto criticamos desde la izquierda y que eran promovidos por los exponentes de la derecha. Pero una vez en el poder, se repite el mismo escenario con diferentes protagonistas, con la diferencia de que ahora los mensajes desligitimadores a los propios compa帽eros de lucha, est谩n rodeados por un lenguaje intelectual. Es decir, garrotazos de ida y vuelta con un toque gourmet.

Lo lamentable es que a煤n estamos a semanas de la posesi贸n de Gustavo Petro como presidente y el mensaje que se les env铆a a los colombianos es altamente desalentador. Incluso, podr铆amos se帽alar que genera incertidumbre acerca de lo que viene en los pr贸ximos cuatro a帽os de gobierno.

Si un t茅cnico es propuesto desde la direcci贸n petrista para un futuro cargo, no faltan quienes, habi茅ndose identificado con la izquierda, salen a criticarlo. La t铆pica falta del desconocimiento de quienes tiran l铆nea y los que avanzan en su cumplimiento, que no es algo nuevo y, por el contrario, prim贸 en las filas guerrilleras. Quienes vivieron esa experiencia recuerdan cuando ven铆a una orden superior e, inmediatamente, sal铆an al paso los de siempre, dispuestos a cuestionarla y, a su manera, sabotearla.

Y qu茅 decir de la CUT? Sorprendente y lamentable. Algunos de sus l铆deres han volcado sus bater铆as contra Francisco Malt茅s Tello. Ya era suficiente con que la Uni贸n de Trabajadores de Colombia (UTC)鈥攃on sus posiciones gobiernistas que le son legendarias– saliera con la perla de que traicion贸 el Paro Nacional del 2021, para que sus propios compa帽eros pongan talanqueras a la propuesta que se hizo en su momento, de que Malt茅s Tello ocupara el Ministerio del Trabajo. Y siguen con el mismo discurso: que la CUT no es partido pol铆tico, pero desestimando que, como central obrera, debe asumir una posici贸n pol铆tica.

Es f谩cil hoy hablar de traici贸n al Paro Nacional, cuando no fueron ellos鈥攍os de la UTC— quienes le dieron la cara al devenir del estallido social, el m谩s grande en la historia de Colombia. Malt茅s Tello fue quien, desde su perspectiva progresista y sin distanciarse de la realidad nacional, ayud贸 a conducir el conflicto y encontrar salidas, en momentos en que el peor presidente de Latinoam茅rica, Iv谩n Duque M谩rquez, quer铆a acabar con las movilizaciones bajo la premisa de la tierra arrasada.

As铆 las cosas, el canibalismo promovido por algunos seudo izquierdistas, no hace m谩s que poner tropiezo a un proceso de transformaci贸n en los esquemas de poder.聽 Le hacen un flaco favor a quienes depositaron su confianza en Gustavo Petro y, de paso, deslegitima ante la opini贸n p煤blica, a quienes por a帽os–soportando persecuciones, encarcelamientos y hasta atentados–, han cre铆do en una Colombia nueva

Lea m谩s art铆culos del autor en el Blog https://cronicasparalapaz.wordpress.com


NOTA IMPORTANTE: Los planteamientos esbozados en este art铆culo comprometen 煤nicamente a su autor porque, aunque es dirigentes sugoviano, sus apreciaciones no necesariamente interpretan el pensamiento del Sindicato SUGOV


 


Sugov06/13/2022
tipos-fibra-optica-internet.jpg

11min1650

Desde el movimiento sugoviano nos unimos a la alerta y, adem谩s de la solidaridad con los compa帽eros de la ERT, anunciamos nuestro decidido apoyo para evitar que se privatice la empresa.

Primero fueron las acciones del Departamento en la Sociedad Portuaria Regional de Buenaventura S.A que聽se feriaron al mejor postor, se acab贸 con las Granjas de la Secretar铆a de Agricultura, se orquest贸 la avanzada para liquidar Recreavalle y dejar sin trabajo al personal de planta hace poco menos de veinte a帽os, lo que hoy ocurre con el Club de Empleados del Departamento sumido en una profunda crisis, y ahora la fresa en el helado: los pasos agigantados para la privatizaci贸n de la Empresa Regional de Telecomunicaciones (ERT).

Progresivamente los gobiernos de turno han ido socavando y dejado en manos de los empresarios el patrimonio de los vallecaucanos, patrimonio que debemos salir a defender. En este caso hay un agravante: tal como van las cosas, 聽dejar铆an en la calle a cerca de noventa empleados y trabajadores聽que han invertido m谩s de veinte a帽os de su vida en la empresa.

Es la indolencia en su m谩xima expresi贸n.聽Y vamos a explicar las razones鈥

UN POCO DE HISTORIA SOBRE LA ERT

La ERT naci贸 como alternativa para ofertar soluciones tecnol贸gicas en los municipios y las ciudades intermedias. La administraci贸n departamental de aquella 茅poca ve铆a en ese nicho del mercado, la oportunidad de posicionar un servicio con creciente demanda.聽隆El problema es que se quedaron rezagados en el campo tecnol贸gico, a diferencia de la ETB, EPM y Emcali, las tres de origen estatal!

Por qu茅 motivo? Porque a las administraciones s贸lo les interesaba la ERT como聽fort铆n pol铆tico. Nada nuevo, porque esa ha sido la mentalidad de quienes no piensan en los vallecaucanos, sino en el fortalecimiento de su maquinaria partidista.

De estatal, pas贸 a ser una sociedad mixta en la que la composici贸n accionaria es la siguiente: el 51% es de la Gobernaci贸n del Valle del Cauca, el 45% de Emcali y el 4% de los municipios. As铆 qued贸 definido durante la administraci贸n de Juan Carlos Abad铆a.

De las cien personas vinculadas, 86 pertenecen a SintraERT y, a lo largo del tiempo, los compa帽eros han defendido la empresa, insistimos, patrimonio vallecaucano.

CAMINO A LA PRIVATIZACI脫N

El gerente de la ERT, Edwin L贸pez Bouzas, quien estuvo vinculado a la gerencia de telecomunicaciones de Emcali, acaba de presentar una propuesta de tres puntos que cambiar谩n el curso de la historia de la empresa.

  • Escindir el componente de telecomunicaciones y entregarlo a Emcali.
  • Enfocarse en atender la demanda interadministrativa, es decir, de las entidades聽que quieran聽contratar con lo que quede de la ERT.
  • Sentar las bases para que el resto de la empresa se desagregue con un modelo de outsourcing.

En el papel suena bonito, pero聽es grave.聽 Se echar铆a por la borda una empresa que puede ser competitiva y que es hoy la que atiende once municipios a los cuales no quieren ir otros operadores.

Preocupa que el presidente de la Junta, Henry Posada鈥攃ercano a la gobernadora鈥攁l igual que otros miembros, no hayan salido al paso y, lo m谩s probable, es que apoyen decididamente este proceso que le da el聽puntillazo final聽a esta empresa semi estatal.

Los diputados que tambi茅n leen nuestros comunicados,聽est谩n llamados a intervenir. Su papel hoy, como garantes de que la ERT salga adelante, lo reconocer谩 la historia, y quedar谩 en la memoria de la generaci贸n presente y de las futuras, entre ellos los hijos de los trabajadores que podr铆an quedar en el asfalto.

LOS TRABAJADORES, A LA CALLE

Si lo permite, la gobernadora, Clara Luz Rold谩n pasar谩 a la historia junto con Juan Fernando Bonilla Otoya, con el deshonroso distintivo de no haber defendido las empresas estatales que son por naturaleza,聽de todo el pueblo vallecaucano.

De la mano con esa decisi贸n, cien personas quedar谩n en la calle y con una situaci贸n tan cr铆tica como es el desempleo que azota a nuestra regi贸n, condenados literalmente a engrosar las estad铆sticas de miseria que han ido creciendo en los 煤ltimos ocho a帽os.

UNA EMPRESA VIABLE聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽聽

Si bien es cierto la competencia desleal y despiadada de los operadores del campo de las telecomunicaciones toma fuerza inusitada,聽la ERT es viable. De hecho, el gerente contrat贸 con Infivalle un cr茅dito de $2.500 millones, de los cuales solo ha invertido $600 millones en la modernizaci贸n.

En palabras del fil贸sofo de Vijes: 鈥Ni raja ni presta el hacha鈥. Comprensible su perspectiva que favorece los intereses del capital privado, porque 茅l s铆 conoce sobre la filigrana de las andanadas de privatizaci贸n, como cuando se dio la crisis de Emcali-Telecomunicaciones.

Un primer piloto de actualizaci贸n para pasar de redes de cobre a fibra 贸ptica se realiz贸 en el barrio Alto Bonita, de Buga, pero聽hasta all铆 lleg贸 la gasolina. Como en el caso del Club de Empleados del Departamento creemos que, si un gerente no le pone el 鈥pecho a la brisa鈥, debe dar un paso al costado y que sean otros quienes asuman este desaf铆o.

Desde el聽Sindicato Unitario de la Gobernaci贸n del Valle del Cauca鈥擲UGOV鈥expresamos nuestra solidaridad con los trabajadores de la ERT y con los compa帽eros del Sindicato, a quienes apoyaremos.

En esa direcci贸n consideramos聽urgente que la organizaci贸n sindical sea escuchada聽por la Gobernadora con el fin de que expongan –con un juicioso an谩lisis financiero–, los posibles mecanismos para salvar este patrimonio de todos.

Llamamos desde el movimiento sugoviano a los empleados de la Gobernaci贸n del Valle del Cauca a solidarizarse con los compa帽eros trabajadores a las puertas de ser despedidos y a cerrar filas para evitar la privatizaci贸n de un activo que le pertenece a la regi贸n.

Y, para terminar, preguntas fregonas…

… 驴Sab铆a que este es el momento oportuno para que los diputados hagan algo valioso para salvar a la ERT?

… 驴Sab铆a que, al hacerlo, salvar谩n no solo una empresa, sino que evitar谩n que decenas de trabajadores queden en la calle?

… 驴Sab铆a que no podemos ser indolentes ante la situaci贸n que enfrenta la ERT?

… 驴Sab铆a que聽Araly Lucero Zuluaga Yoryes la candidata del聽SUGOV聽ante la comisi贸n de personal?

… 驴Sab铆a que es una compa帽era con formaci贸n en ingenier铆a y derecho y cuenta con especializaciones en diferentes saberes administrativos?

… 驴Sab铆a que, con ella, creemos que haremos una aportaci贸n significativa a la defensa de los derechos de carrera administrativa?

Visite nuestro Portal oficial聽https://sugov.co/


Sugov05/17/2022
IMG-20220513-WA0069.jpg

5min1290

En la zona sur del Valle del Cauca encontramos eco entre la ciudadan铆a. Ya emprendimos las actividades en el centro del Departamento.

Los municipios de Ginebra, Guacar铆, El Cerrito, Palmira, Candelaria, Pradera, Florida, Yumbo, Jamund铆 y las principales v铆as de Cali, fueron impactadas por la Avanzada Sindical 鈥淧or la dignidad vallecaucana鈥, desarrollada por el Sindicato Unitario de la Gobernaci贸n del Valle del Cauca–SUGOV–.

El prop贸sito de esta actividad que pronto comenzar谩 en los municipios del centro del Departamento y en la 煤ltima semana de mayo concluir谩 en el norte de la regi贸n, pone de manifiesto que la administraci贸n departamental que lidera, Clara Luz Rold谩n Gonz谩lez, prometi贸, pero no le ha cumplido a los vallecaucanos.

Las denuncias han quedado consignadas en vallas m贸viles, una buena cantidad de pasacalles fijados en v铆as y puentes de amplio tr谩fico vehicular, as铆 como adhesivos que se colocaron en puntos estrat茅gicos, visibles a todos.

La respuesta de la ciudadan铆a ha sido sorprendente y rebasa nuestras expectativas. Las personas se identifican con nuestras denuncias Hay muchas expectativas de obras que se anunciaron, pero no se ejecutaron.

  • Si desea leer m谩s sobre las denuncias del movimiento sugoviano, haga Clic a continuaci贸n>>聽 https://bit.ly/3yLqHkc
  • 驴Sab铆a que algunos de los murales pintados por el SUGOV para denunciar, fueron vandalizados. Lea la nota completa aqu铆>> https://cutt.ly/IHWxtaQ
  • 驴Sab铆a que la gobernadora, Clara Luz Rold谩n quiso entablar un di谩logo con el SUGOV y definitivamente dijimos que, 驴por el momento no? Conozca por qu茅 razones no nos reunimos>> 聽https://bit.ly/3MljjQi

Los dejamos con im谩genes que hablan por s铆 solas鈥

 


Sugov05/11/2022
IMG-20220510-WA0042.jpg

5min3220

Los cale帽os y vallecaucanos han respondido con entusiasmo a la campa帽a de denuncia emprendida por el Sugov bajo el nombre de Avanzada Sindical 鈥淧or la dignidad vallecaucana鈥. Algunos hasta se han tomado fotos junto a las vallas m贸viles.

El Sindicato Unitario de la Gobernaci贸n del Valle del Cauca鈥擲UGOV鈥攁vanza en su Acci贸n Sindical 鈥淧or la dignidad vallecaucana鈥, que inici贸 con la elaboraci贸n de cuatro murales de denuncia en los puntos cardinales de Cali.

Dos de los cuatro espacios en los que hab铆amos pintado enormes grafitis exponiendo el incumplimiento de la actual administraci贸n a las promesas que formul贸 y en las que creyeron sinn煤mero de personas, fueron vandalizados.

La valla m贸vil que comenz贸 su recorrido de una semana en Cali y proseguir谩 en los municipios.

Pero como bien lo anota la serie de televisi贸n cubana 鈥En silencio ha tenido que ser鈥, estrenada en 1979, las palabras no pueden ser acalladas. Por eso seguimos en las calles con pendones gigantescos y adhesivos que aparecen en lugares transitados.

Y para mayor visibilidad, las vallas m贸viles que recorren inicialmente las calles de la Sultana del Valle y, en una semana, los municipios. 隆Nada podr谩 detenernos!

Qu茅 estamos denunciando? Varias cosas: la arremetida contra uno de los patrimonios p煤blicos como lo es el Ecoparque de Pance, en proceso de privatizaci贸n, el debilitamiento del Club de Empleados del Departamento鈥攈oy a las puertas de la quiebra–, el incumplimiento sistem谩tico de los acuerdos laborales pactados con los empleados y, algo todav铆a m谩s ins贸lito: la afectaci贸n a los contratistas de la Gobernaci贸n a quienes hace tres a帽os no se les ajustan sus honorarios.

Todo esto sumado a que hay obras que est谩n literalmente estancadas, como el puente de Juanchito o el retraso de la v铆a a Candelaria. Podr铆amos enumerar m谩s, pero aqu铆 cabe mostrar las gr谩ficas que evidencian la forma como avanzamos en nuestro proceso de denuncia. 隆Callarnos, jam谩s鈥 Avanzar, siempre!

En los siguientes registros gr谩ficos, los pasacalles fijados en Cali y los municipios…

El carro con la valla m贸vil… Curiosamente, algunas personas se han tomado fotos junto a la imagen… Se identifican con nuestras denuncias…

Y estos son los adhesivos gigantes que se est谩n colocando en lugares visibles y de amplio tr谩nsito de personas…

 

 


ppotes05/08/2022
Entrega-de-armas-del-m-19.jpg

33min2190

Las m谩gicas selvas del departamento de Choc贸 se convirtieron en la peor trampa para una columna guerrillera que desembarc贸 all铆 proveniente de la isla de Cuba en marzo de 1981. Esa aventura concluy贸 con la desaparici贸n a manos del Ej茅rcito Nacional de 35 de sus integrantes. El escritor Dar铆o Villamizar recuper贸 esa historia.

Publicado originalmente en el Portal Verdad Abierta


El 6 de febrero de 1981 un grupo de 40 guerrilleros del Movimiento 19 Abril (M-19) lleg贸 a las playas de la Ensenada de Utr铆a en la zona media del departamento de Choc贸. Ven铆an de recibir instrucci贸n militar y pol铆tica en Cuba, y se aprestaban a iniciar una larga caminata entre la manigua para alcanzar las estribaciones de la cordillera Occidental, en l铆mites con Antioquia y Risaralda.

Ninguno de los que viaj贸 desde la isla del Caribe conoc铆a con detalle la regi贸n. Eso s铆, los animaba el esp铆ritu insurgente, 鈥渓as ganas de echar pa鈥檒ante鈥 y buscar a trav茅s de las armas un camino para un mejor pa铆s, estimulados por el triunfo de la revoluci贸n sandinista en Nicaragua. Pero eso no ser铆a suficiente.

Entre ese grupo de combatientes del M-19 ven铆a Carmenza Cardona Londo帽o, m谩s conocida en el pa铆s como 鈥楲a Chiqui鈥, una medi谩tica guerrillera que condujo las negociaciones con el gobierno del entonces presidente Julio Cesar Turbay Ayala (1978-1982) luego de la toma de ese grupo subversivo a la Embajada de Rep煤blica Dominicana en Bogot谩 el 27 de febrero de 1980 para canjear a los diplom谩ticos por presos pol铆ticos.

Dar铆o Villamizar, escritor y ex militante del M-19, autor de un episodio desconocido del M-19 en el Choc贸

Tras unas prolongadas negociaciones, que concluyeron el 27 de abril de ese a帽o, el comando del M-19 entreg贸 a los funcionarios y, a cambio, los guerrilleros fueron enviados a Cuba. Varios de ellos regresar铆an un a帽o despu茅s al pa铆s, armados y preparados para continuar la guerra, pero se enfrentaron a la selva chocona, las comunidades ind铆genas y a las tropas del Ej茅rcito. Entre todos ellos doblegaron, sin misericordia, el esp铆ritu insurgente tres meses despu茅s de aquel desembarco.

La tragedia se avizor贸 desde el segundo d铆a del desembarco: 鈥淓n estos momentos comenzaron a perfilarse los errores que se cometieron en la organizaci贸n de este trabajo.聽 No hab铆a comida, ni siquiera sal, no hab铆a pl谩sticos suficientes ni medicamentos, no existi贸 un campamento apropiado ni caminos ni informaci贸n de la zona鈥, escribi贸 luego Ventura D铆az, uno de los guerrilleros inmerso en aquella aventura y quien sobrevivi贸 a aquella singular marcha, junto con otro de sus compa帽eros.

Ese profundo drama contrast贸 con las nuevas percepciones de la situaci贸n del pa铆s que con juicio consignaba 鈥楲a Chiqui鈥 en su diario a medida que avanzaban en la cerrada manigua chocoana. El 18 de abril, s谩bado, escribi贸: 鈥淵o veo ya lejos la camioneta donde hice la negociaci贸n, la concepci贸n de la guerra ha variado mucho en este a帽o, no es con di谩logos que ganaremos la guerra, es al calor de las balas y hombro a hombro con el pueblo鈥.

Pero los cambios tambi茅n estaban del lado del gobierno nacional y de sus Fuerzas Armadas, que se hab铆an modernizado, eran m谩s eficaces y no escatimaban recursos ni las frenaban las normas del respeto a los derechos humanos para combatir la insurgencia, como lo hizo en la selva chocoana.

Esa tragedia a煤n contin煤a para las familias de los insurgentes, pues 35 de ellos, 鈥楲a Chiqui鈥 incluida, contin煤an desaparecidos luego de ejecutada la Operaci贸n C贸rdova por tropas de la VIII Brigada del Ej茅rcito. De hecho, la Unidad de B煤squeda de Personas Dadas por Desaparecidas (UBPD), creada bajo el Acuerdo de Paz firmado entre el Estado colombiano y la extinta guerrilla de las Farc, dispuso desde 2019 un plan de b煤squeda de los restos de esos excombatientes, sin que se conozcan p煤blicamente resultado alguno.

Entrega de armas por parte del M-19, en una etapa en que le cre贸 a los gestos de paz del gobierno nacional. En la gr谩fica el comandante Carlos Pizarro Le贸ngomez – Foto Revista Semana

De lo ocurrido en la manigua chocoana se ocupa el nuevo libro de Dar铆o Villamizar, escritor y exintegrante del M-19, titulado聽鈥淐r贸nica de una guerrilla perdida: la historia in茅dita de la columna del M-19 que desapareci贸 en la selva del Choch贸鈥聽(Penguin Random House Grupo Editorial, 2022), que fue presentado el pasado viernes en la Feria Internacional del Libro de Bogot谩 (FILBO).

VerdadAbierta.com abord贸 a Villamizar un d铆a antes de su presentaci贸n en la FILBO para hablar de las sensaciones que le ha dejado rastrear y escribir estos sucesos, as铆 como de sus principales protagonistas y sus consecuencias. Advirti贸 que 鈥渆s una historia triste, de muerte, de desapariciones鈥.

La guerrilla del M-19, de naturaleza principalmente urbana, tuvo una gran acogida entre la juventud. En el centro de la fotograf铆a la legendaria guerrillera “La Chiqui”.

Revisi贸n de los hechos

VerdadAbierta.com (VA): Las historias de la insurgencia armada est谩n muy desvalorizadas en el pa铆s y en buena parte de Am茅rica Latina. 驴Por qu茅 arriesgarse con una cr贸nica sobre hechos ocurridos hace cuatro d茅cadas?

Dar铆o Villamizar (DV):聽Tienes raz贸n, estos no son temas de todos los d铆as ni de todas las horas, son temas que han ido pasando un poco. Yo me lo explico en la medida que el conflicto pol铆tico armado ha ido decreciendo, ya no hay la intensidad de los a帽os ochenta; sin embargo, 茅stas siguen siendo historias desconocidas.

F铆jate que esta cr贸nica lo que cuenta es eso: una historia que ocurri贸 hace mucho tiempo, pero de la cual se sabe poco; incluso, quienes hac铆amos parte del M-19 no conoc铆amos esa historia. Ten铆amos unas referencias muy generales, de qu茅 mandos o de qu茅 personas hab铆an muerto ah铆 o estaban desaparecidas, cu谩l era la intenci贸n general de esa operaci贸n, pero no ten铆amos el detalle que, finalmente, se pudo consignar en el libro.

Yo creo que esa es una de las razones fundamentales: dar a conocer estas historias, que no se pierdan y, sobre todo, historias de personas como 鈥楲a Chiqui鈥, que fue una mujer emblem谩tica para la guerrilla en Colombia y que muy poco se supo de su final. Ella misma nos deja ver en el diario que escribi贸 c贸mo fueron esas tristes semanas de 1981.

VA: 驴La informaci贸n en el M-19 era tan compartimentada que ese suceso no fue revelado en su momento en la organizaci贸n?

DV:聽La informaci贸n se conoci贸, b谩sicamente, por la prensa, pero la informaci贸n era compartimentada; adem谩s de eso, se suced铆an acciones tras acciones, entonces casi que de inmediato vino una acci贸n muy grande, la del Karina, el barco que quiso entrar por el Pac铆fico y que fue hundido por la Armada. Esa fue una operaci贸n que ocurri贸 dos meses despu茅s de los sucesos del Choc贸.

Entonces una operaci贸n iba opacando otra operaci贸n, y no eran muchos los espacios para discutir esto que estaba ocurriendo. Por decirte que la siguiente reuni贸n grande despu茅s de estos sucesos fue en 1982. Antes no hubo otros momentos para discutir, para pensar, para analizar qu茅 era lo que estaba ocurriendo.

Al caribe帽o, Jaime B谩teman Cay贸n, se atribuye el ser uno de los fundadores de la guerrilla urbana del M-19, inspirada en la legendaria insurgencia de los tupamaros.

VA: A trav茅s de la tragedia que vive la columna de guerrilleros que desembarc贸 en las playas choconas, se percibe una dirigencia desconectada de la realidad de los territorios, de las comunidades. 驴Es as铆?

DV:聽Hubo una sobrevaloraci贸n de la fuerza. Pretender que 40 combatientes atraviesen esa selva profunda como es el Choc贸 en unas condiciones de m铆nimos o casi nulos apoyos de comunidades era un desprop贸sito por decir lo menos. Creo que no hubo un estudio previo de las condiciones pol铆ticas, econ贸micas y sociales de la regi贸n. Y no se cont贸 con unos apoyos suficientes para hacer esa traves铆a.

Listado de desembarcados en la Ensenada de Utr铆a

VA: 驴Podemos concluir entonces que fue una operaci贸n improvisada?

DA:聽Yo creo que ah铆 s铆 hay improvisaci贸n y aparte de eso tambi茅n creo que hay mucho voluntarismo, mucho af谩n de hacer las cosas. En alguna parte del libro digo que la 茅poca era casi una consigna de dos palabras: 鈥淗谩gale, compa帽ero鈥. Y significaba seguir para adelante, pese a las dificultades y a las contingencias que se estaban presentando, para lograr los prop贸sitos que se ten铆an.

Todo eso se sintetiza en una palabra, voluntarismo, que fue un elemento que domin贸 por un largo tiempo el accionar del M-19.

En esta camioneta van se realizaron por m谩s de cincuenta d铆as, las negociaciones entre el gobierno nacional y el M1-9 en cabeza de la legendaria “Chiqui”, cuyo nombre real era Carmenza Cardona Londo帽o.

VA: En un aparte del libro, uno de los guerrilleros que desert贸 de aquella operaci贸n calific贸 al M-19 de oportunista, inmediatista, socialdem贸crata y aventurero. 驴Est谩 de acuerdo con esa descripci贸n?

DV:聽Yo no la comparto. Tal vez lo 煤nico que compartir铆a de esa afirmaci贸n, de esas cuatro categor铆as, dig谩moslo as铆, es la de socialdem贸crata porque el M-19, a partir de 1980, empieza a identificarse con esa corriente pol铆tica que ten铆a much铆sima fuerza en ese momento en el mundo.

Pero las otras no lo comparto. Por supuesto que hubo momentos de improvisaci贸n, de falta de planeaci贸n, de excesiva confianza en la propia fuerza, pero de ah铆 de catalogar a la organizaci贸n y a la dirigencia como oportunista es un concepto que no comparto.

VA: En algunos apartes de su libro se perciben algunas acciones del M-19 como ingenuas. 驴Considera que el M-19 fue una guerrilla ingenua?

DV:聽Si, puede ser ingenuidad.聽 Yo creo que esa excesiva confianza en la propia fuerza tiene un trasfondo de ingenuidad. Creo que desconocer los avances los avances que ten铆a la Fuerza P煤blica tambi茅n es un poco de ingenuidad.

Pero tambi茅n tenemos que partir de una realidad muy concreta y es que est谩bamos viviendo bajo el Estatuto de Seguridad, un periodo muy complejo para el pa铆s, donde el respeto a los derechos humanos fue m铆nimo; qu茅 no decir del respeto a los combatientes. No hab铆a una situaci贸n favorable para actuar de otra manera.

Te aceptar铆a lo de la ingenuidad, pero dentro de esas categorizaciones. Pero no era una ingenuidad que buscara perjudicar a la organizaci贸n. La palabra oportunismo si creo que tiene mucho de eso, satisfacer un inter茅s personal o grupista.

Una escena dolorosa para Colombia: el gobierno se neg贸 a entrar en di谩logo con la guerrilla del M-19 y prefiri贸 sacrificar la vida de decenas de civiles.

VA: Una vez concluida su cr贸nica, 驴cambi贸 en algo su percepci贸n sobre Jaime Bateman, el m谩ximo dirigente del M-19 en aquellos a帽os?

DV:聽Yo creo que 茅l pudo haber hecho m谩s en ese momento, pudo haber profundizado una reflexi贸n, pudo haber analizado y haber avanzado en una autocr铆tica. Claro, decir esto m谩s de 40 a帽os despu茅s es muy sencillo, pero creo que s铆 era necesario que el M-19 hubiera ordenado muchos m谩s espacios de mayor discusi贸n y deliberaci贸n.

Ahora hab铆a una situaci贸n que tambi茅n dificultada todo. La organizaci贸n estaba estructuralmente incompleta. La cabeza la hab铆a pr谩cticamente arrancado. Todos los miembros del Comando Superior y muchos de la Direcci贸n Nacional estaban presos. Y hab铆an pasado por detenciones arbitrarias, por la tortura. El 煤nico del Comando Superior que estaba libre era Jaime Bateman, quien estaba dirigiendo una organizaci贸n en condiciones bastante precarias de acompa帽amiento. Eso tambi茅n puede explicar un poco las dificultades y las incongruencias.

Hubo mandos que asumieron tareas para las cuales no estaban preparados porque otros mandos mejor preparados y con mayor formaci贸n estaban presos.

VA: Para aquella 茅poca de los hechos, 驴cu谩l era su funci贸n en la estructura del M-19?

DV:聽En 1981 estaba fuera del pa铆s, estaba haciendo lo que nosotros llam谩bamos trabajo internacional, que era un trabajo amplio, abierto y tambi茅n clandestino. Yo estaba en Ecuador, eso no es un secreto, porque en alguna oportunidad me detuvieron y, por supuesto, que eso se conoci贸.

Jaime B谩teman Cay贸n, antes de morir en un accidente a茅reo, le propuso al gobierno nacional avanzar hacia la concresi贸n de una paz dialogada.

鈥淪olidaridad鈥 de Cuba y Panam谩

VA: Su cr贸nica deja muy claro el papel que los gobiernos de Cuba, con los hermanos Castro a la cabeza, y Panam谩, con Omar Torrijos, tuvieron un papel clave en la operaci贸n que llev贸 a los 40 combatientes a la Ensenada de Utr铆a. 驴Qu茅 an谩lisis hace al respecto?

DV:聽Esas situaciones se ve铆an como solidarias. Estamos hablando de 1980, 1981: hab铆a triunfado la revoluci贸n sandinista en Nicaragua (1979) y era un momento de m谩ximo avance de las fuerzas revolucionarias en Centroam茅rica. Es decir, hab铆a toda una euforia en favor de la lucha armada, eso no se puede negar.

De manera que ese apoyo cubano con relaci贸n a la capacitaci贸n militar se ve铆a como parte del internacionalismo, como la solidaridad que ellos, por el hecho de ser una revoluci贸n avanzada, brindaban a los movimientos revolucionarios de Am茅rica Latina. No fue s贸lo al M-19, sino a much铆simas organizaciones del continente y de otros continentes.

Y con relaci贸n a Panam谩 dir铆a lo mismo, estaba a la cabeza del gobierno Omar Torrijos, un militar nacionalista, revolucionario, que hab铆a logrado que el canal transoce谩nico pasara a manos paname帽as; adem谩s, y, adem谩s, ten铆a una preocupaci贸n por la paz en Colombia.

VA: 驴Y c贸mo ese inter茅s de Torrijos se articulaba con las operaciones del M-19?

DV:聽Estamos en 1981, y para ese momento la organizaci贸n hab铆a hecho propuestas relacionadas con la posibilidad de una negociaci贸n pol铆tica del conflicto. Jaime Bateman, durante la toma de la Embajada de Rep煤blica Dominicana hab铆a escrito una propuesta de paz.

De manera que el M-19 buscaba con estas acciones del Choc贸, Nari帽o y Putumayo, acortar los tiempos de la guerra, hab铆a las condiciones para seguir cabalgando sobre una propuesta de paz y en eso se mantuvo durante la d茅cada de los a帽os ochenta hasta lograr la paz en el noventa.

VA: Con la creaci贸n de la Comisi贸n de Esclarecimiento de la Verdad, 驴usted cree que ambos pa铆ses, como Estados, deber铆an aportar algo al respecto de ese tipo de apoyos a la insurgencia colombiana?

DV:聽No s茅 si la Comisi贸n de la Verdad ha avanzado en ese sentido, pero creo que parte de la verdad y de las inc贸gnitas que todav铆a existen sobre el conflicto est谩n en esos pa铆ses. De hecho, los cubanos en una 茅poca tuvieron unos archivos muy organizados de todas sus actividades, no los dejaban ver, pero ten铆an registros de lo que hac铆an, de qui茅nes, c贸mo, d贸nde, con qui茅n y por qu茅, s铆 lo ten铆an. Verlos ser铆a un gesto para alcanzar una verdad m谩s integral de lo ocurrido en Colombia.

La retoma del Palacio de Justicia por parte del ej茅rcito, llev贸 a que civiles fueran literalmente sujetos a “ejecuciones sumariales” por considerarlos cercanos al M-19.

En busca de los cuerpos

VA: 驴Cu谩l es su valoraci贸n sobre el comportamiento del Ej茅rcito en la persecuci贸n, eliminaci贸n y desaparici贸n de los combatientes del M-19 en Choc贸?

DV:聽El Ej茅rcito actu贸 en esta operaci贸n como estaba actuando en muchas otras actividades antisubversivas, sin ning煤n miramiento a los derechos humanos. Recordemos que estaba vigente el Estatuto de Seguridad, bajo el cual las Fuerzas Armadas ten铆an un visto bueno para sus actuaciones.

Recordemos tambi茅n que organismos internacionales como al Comisi贸n Interamericana de Derechos Humanos y Amnist铆a Internacional estuvieron atentos al desarrollo de las violaciones a los derechos humanos en Colombia.

Este es un caso de desaparici贸n forzosa, de los 40 combatientes que llegaron a la Ensenada de Utr铆a 35 est谩n desaparecidos. El hecho ha sido conocido por la UBPD, que ha hecho varias misiones de prospecci贸n. Creo que todav铆a hay una gran parte de la verdad de lo que ocurri贸 que est谩 por resolverse y puede resolverse por la v铆a de la localizaci贸n de los cuerpos de las personas que se encuentran desaparecidas.

VA: 驴Habr谩 militares activos, o por lo menos vivos y ya retirados, que puedan saber de esa operaci贸n y de lo ocurrido con los combatientes?

DV:聽Yo estuve tanteando por esos lados y no tengo informaci贸n directa de personas que hayan participado en los sucesos.

VA: 驴Su libro tiene alg煤n mensaje para el Ej茅rcito?

DV:聽S茅 que varios oficiales en servicio activo o en retiro han le铆do el libro, y claro, en el fondo lo que quisi茅ramos todos es que de parte del Ej茅rcito se diera la mayor informaci贸n posible. Casos como el que relato de la familia Monta帽a Sanabria, en la que nueve personas de esa familia estuvieron comprometidas en estos hechos de parte de la guerrilla. Son familias que a煤n est谩n esperando conocer a fondo la verdad de lo que ocurri贸.

VA: 驴Cu谩l ha sido la tarea de la UBPD en este caso?

DV:聽La Unidad de B煤squeda ha hecho su tarea en distintas partes del territorio, pero no ha tenido resultados exitosos, de manera que no hay ninguna evidencia a煤n.

Ejercicio de memoria

En la gr谩fica el escritor Dar铆o Villamizar. Vivi贸 las mejores 茅pocas de lucha del M-19, seg煤n lo relata.

VA: En medio de los hechos de hace cuatro d茅cadas y ahora en la b煤squeda de los restos est谩n las comunidades afros e ind铆genas del Choc贸. 驴En el desarrollo de su investigaci贸n, tuvo la oportunidad de hablar con algunos de sus voceros o voceras?

DV:聽S铆. Para este trabajo hice cuatro viajes a Choc贸, el primero de ellos fue a la Ensenada de Utr铆a, donde desembarcaron, ah铆 tuve la oportunidad de hablar con pobladores de la regi贸n, que en aquellos a帽os eran j贸venes, y con dos de los tres de los conductores de los botes en los que se transportaron los combatientes (el terceo ya hab铆a muerto), y con sus familias.

Despu茅s ya las regiones m谩s hacia la cordillera Occidental, en la zona habitada por afrodescendientes e ind铆genas Ember谩, habl茅 con pobladores. En el libro est谩 el acta de defunci贸n de doce guerrilleros que, presumiblemente, fueron enterrados en una poblaci贸n que se llama Piedra Honda, por los lados del Alto And谩gueda, habitado por unas 300 personas, donde hay mucha pobreza.

Ah铆 tuve la oportunidad de hablar con hombres y mujeres que, en esa 茅poca tambi茅n estaban muy j贸venes, y pudieron ver situaciones como, por ejemplo, el desembarco de los cuerpos que llevaron a esa poblaci贸n en helic贸ptero. Las personas recuerdan estos hechos con tristeza.

VA: No fue f谩cil para esas comunidades la situaci贸n. Les llegaba la guerra.

DV:聽Es una poblaci贸n afro e ind铆gena afectada: unos armados que llegaron a su territorio sin nadie haberlos llamado; detr谩s de ellos llegaron otros armados que tambi茅n ven铆an con intenci贸n de capturarlos o de darlos de baja.

VA: 驴Habl贸 con las familias sobre el tema? 驴C贸mo han reaccionado a su historia?

DV:聽Algunas familias lo han le铆do, particularmente hay una familia en la que tres de sus integrantes lo leyeron muy emocionados y se han conmovido profundamente. Hay familias que durante 40 a帽os no supieron nada de esta historia, entre ellas la mam谩 de 鈥楲a Chiqui鈥, a quien personalmente le entregu茅 una copia de su diario. Ella me dijo que es lo primero que recibe de su hija en 40 a帽os. Ese es el nivel de los sentimientos que est谩n puestos en el libro.

VA: Por 煤ltimo, poco se habla de combatientes guerrilleros desaparecidos en combate a manos del Ej茅rcito. Casos como el de Choc贸 debe haber en otros lados. 驴Por qu茅 es necesario saber de eso en el pa铆s?

DV:聽Generalmente se habla de guerrilleros muertos en combate, pero poco se dice de guerrilleros que fueron desaparecidos, pero es un hecho. En este caso mis preguntas a m铆 mismo, y mis preguntas en el libro, y mis preguntas a los otros actores armados son: 驴d贸nde est谩n sus cuerpos?, 驴d贸nde fueron enterrados?


Sugov04/20/2022
IMG-20220415-WA0005-1280x720.jpg

9min2420

A pesar de las m煤ltiples acciones del SUGOV, la administraci贸n departamental del Valle del Cauca sigue dejando de lado la urgencia de reparar las caba帽as de los servidores p煤blicos. Las d茅biles estructuras de madera, se est谩n cayendo a pedazos.

No exageramos. Es m谩s, decidimos verificarlo. Y fuimos hasta el lugar. Comprobamos que las caba帽as de Juanchaco, construidas para que en ocasiones especiales, los servidores p煤blicos de la Gobernaci贸n del Valle del Cauca tuvieran espacios de esparcimiento con su familia, se est谩n cayendo a pedazos.

Dicen que desean acabar con las caba帽as para entregarle el terreno a la Armada Nacional鈥攏os dijo Ramiro Mosquera. Lleva a帽os en el lugar. Nos cont贸 que ese ha sido un proyecto de tiempo atr谩s–: Argumentan que, fortaleciendo la presencia militar, protegen al Pac铆fico. Puro cuento, ac谩 estamos en una pobreza la berraca y nadie hace nada, menos el gobierno departamental, nos tiene olvidados como a las caba帽as

Al fondo, el rumor del mar. Las olas que mueren en la playa y, en un vaiv茅n que no termina, se alejan con desgano en medio de la espuma, como letras fugaces escritas en la arena y se desdibujan como fotos viejas.

-En el SUGOV denunciamos eso, que las caba帽as se est谩n acabando y que, ac谩 se rumora, el terreno quedar谩 en manos de la Armada. Dijeron que especul谩bamos–, le dijimos al hombre, que con la certeza de quien no es chismoso, sino que repite algo cierto, nos respondi贸 casi de inmediato.

驴Cuento? No, que va. Y si no, d铆game, 驴Por qu茅 est谩n as铆? No huelen a madera y humedad, sino a tristeza y abandono

Coincidimos con Ramiro. No hay derecho. Llevan tiempo respondi茅ndole al SUGOV que invertir谩n en su mejoramiento, y nada.

Ramiro fue disc铆pulo de Luis Enrique Urbano Tenorio, o mejor conocido como Peregoyo, autor de 鈥Mi Buenaventura鈥. Aun cuando se compuso en 1961 y el tema alcanz贸 la gloria cuatro a帽os despu茅s, 茅l que estaba joven, lo acompa帽aba con las maracas.

Fue una 茅poca buena, 驴no cree?

Claro que buena. Se bailaba toda la noche, especialmente en los carnavales de agosto. Aunque desde julio empezaba el jolgorio--, nos relata. Y cuando le preguntamos por Yecid Gonz谩lez, el dirigente sugoviano, reflexion贸 unos instantes:

S铆, creo que lo conoc铆. Le gustaba ir a rumbear los domingos en la tarde, en el Caney. Con una sola cerveza, se bailaba a todas las muchachas. Tira paso, lo vi, le gustaba la salsa, pero tambi茅n el currulao, el tamborito, el abozao, el patacor茅, la juga o el bunde, y el sonido inconfundible del cununo

Y retoma el asunto de Juanchaco. Vive hace doce a帽os all铆. Recuerda que hubo una 茅poca, cuando estaba de gobernador, 脕ngelino Garz贸n, en que ten铆an las caba帽as en buen estado.

Usted viera como ten铆an de bonitas las caba帽as; la madera la pintaron de colores. Les hac铆an mantenimiento鈥

–驴Y en la 茅poca de Ubeimar?

–驴Ubeimar, el bland贸n? All铆 fue cuando comenzaron a caerse las caba帽as. Un d铆a Dilian dijo que en Juanchaco habr铆a un polo de desarrollo econ贸mico, algunos lloramos de la emoci贸n, una vecina compr贸 una carreta dizque para venderle frutas a los turistas que llegar铆an como langostas en cosecha tierna, y nada. Primero se le da帽贸. Por ah铆 tiene una de las ruedas de la carreta, para trancar la puerta principal… 驴y las caba帽as? All铆, sosteni茅ndose en cuatro horcones, por pura terquedad, para no caerse y darle gusto a la Gobernaci贸n鈥

驴Y con Clara Luz?

D茅jelo as铆鈥 le digo, d茅jelo as铆鈥

En la ma帽ana cay贸 una lluvia fuerte. En el horizonte del mar hasta se vieron rel谩mpagos y uno que otro trueno que se perd铆a en la distancia. Los habitantes dicen que siempre llueve duro en Semana Santa.

Los considero鈥攏os dice鈥Con ese aguacero, debe haber ca铆do mucha agua dentro de las caba帽as鈥suelta la carcajada–. Como esta ese techo desbaratado, es mejor dormir afuera.

En la noche lo volvimos a ver. Ramiro estaba jugando domin贸, con otros parroquianos, en la tienda La Abundancia, de do帽a Eufemia. Es una estancia peque帽a, con estantes hechos con tablas y guadua. No ofrecen mucho, salvo arroz, aceite, sal, az煤car y caf茅. Tambi茅n panes, pero llevan tres d铆as en la vitrina. Los traen del puerto. est谩n algo duros, pero no hay m谩s…

D铆gale a Clara Luz que haga algo por las caba帽as, que se deje ver, aunque sea con alguito.

Volvimos a las caba帽as. Hace un calor h煤medo, aguantable. Y si, le vamos a decir a la Gobernadora que no se olvide de las caba帽as que son para el uso de los servidores p煤blicos鈥 Y que se acuerde de los moradores de La Bocana, La Barra, Punta Soldado, Juanchaco y Ladrilleros que en 茅poca de campa帽a repet铆an con una sonrisa de esperanza: “La tenemos Clara“, pero hoy la ven m谩s oscura que una noche sin estrellas en Buenaventura.



Nosotros

El Sindicato Unitario de la Gobernaci贸n del Valle del Cauca-Diverso pero Unitario, es una Organizaci贸n Sindical de Industria y/o rama de actividad econ贸mica de primer grado y mixta, que tiene en su seno a Servidores P煤blicos adscritos en los Niveles Central-Descentralizado, EICES-ESES-de Nivel Dptal. y Funcionaros de Educaci贸n planta FODE .


CONT脕CTENOS

LLAMENOS


  • Registro Sindical No. 00002597 de Noviembre 2 de 2010
  • Nit: 900393920-1


Suscripci贸n


    Categorias