SINDICATO UNITARIO DE LA GOBERNACI脫N DEL VALLE DEL CAUCA
NOSOTROSCONTACTO 25 May, 2022

Candidote perdi贸 hasta el alma en las elecciones

Ingenuamente, Candidote sigue creyendo en la democracia y en el juego limpio… 

Por Fernando Alexis Jim茅nez | @misnotasdeldia
Algunos de sus amigos m谩s cercanos (aun cuando hoy duda que lo hayan sido alguna vez), lo convencieron de aspirar a un cargo de elecci贸n popular. En todas las conversaciones le dec铆an lo mismo. 鈥Tu eres el hombre que necesitamos en el poder.  Nadie mejor que t煤, honesto, comprometido con la causa y, adem谩s, transparente en el manejo de los recursos.鈥
Fue as铆 como Candidote, de la noche a la ma帽ana, se inscribi贸 en la registradur铆a. 鈥Creo en la democracia y en el juego limpio.鈥, le dec铆a a su esposa en medio de las discusiones en las que ella, desesperada, argumentaba que estaba loco y le recomendaba consultar un siquiatra.
Busc贸 a Pedro Avivato, un pol铆tico conocido. 脡l no se sorprendi贸 de su decisi贸n, por el contrario, lo anim贸. 鈥Ya ves, llevo siete periodos y creer铆a que me voy a jubilar sirvi茅ndole a mi pa铆s.鈥, expres贸 con orgullo.
De hecho, el hombre hab铆a comenzado como vendedor de frutas en una plaza de mercado y hoy ten铆a casas, finca, negocios y cada a帽o cambiaba de modelo de autom贸vil, sin mencionar que sus hijos estudiaban en el exterior.
鈥撀Y qu茅 me recomienda para desarrollar una buena campa帽a? 鈥, le pregunt贸 con la misma avidez de un disc铆pulo a su sensei.
No te preocupes por eso; simplemente dale vuelo a la imaginaci贸n y a la creatividad鈥, respondi贸 Pedro Avivato al comprobar la ingenuidad de su contendor.
Candidote sonri贸 y se alej贸 repitiendo: 鈥Creo en la democracia y en el juego limpio.鈥, al tiempo que se admiraba por la actitud desprevenida y generosa del avezado pol铆tico quien le animaba a participar de la contienda electoral.
Hipotec贸 la casa, vendi贸 el carro, adquiri贸 un cr茅dito bancario y convenci贸 a su esposa de que le facilitara los ahorros de muchos a帽os que hab铆an destinado a financiar la futura carrera profesional de su hijo. Al muchacho lo presion贸 para sacrificar el marranito en el que guardaba unos cuantos pesos y las monedas que le sobraban de la mesada semanal.
Conf铆en en m铆. S茅 lo que hago. Creo en la democracia y en el juego limpio.鈥, los animaba, como una amplia sonrisa que revelaba su convencimiento.
Invirti贸 el dinero en publicidad. No faltaron los anuncios en redes sociales, los afiches, los pasacalles y las hojas volantes que repart铆a junto a su esposa y el hijo. 鈥La gente quiere ver que nos untamos de pueblo.鈥, aseguraba.
Pedro Avivato, por su parte, se dedic贸 a almacenar cemento, arena y cuanto elemento podr铆a serle 煤til, al tiempo que contrataba la preparaci贸n de centenares de tamales para el d铆a de las elecciones. Todo para 鈥溾 fortalecer la democracia y compartir las ganancias con todos鈥, como sol铆a enfatizar en sus discursos veintijulieros ante las multitudes que aplaud铆an a rabiar y quer铆an sacarlo en hombros, como al torero que corta rabo y oreja en una temporada.
Por fin lleg贸 el d铆a anhelado. Estaba emocionado. Cre铆a en la democracia y en el juego limpio. Pero su entusiasmo fue menguando cuando, al ir en busca de sus amigos, los que le animaron a lanzarse a cargo de elecci贸n popular, le informaron que estaban desayunando con tamal en la sede de Pedro Avivato antes de ir a cumplir con el sagrado deber de sufragar. Y a 茅l, que ve铆a en televisi贸n el seriado de Sim贸n Bol铆var y se cre铆a el nuevo libertador, la moral se le fue al suelo.
Candidote sac贸 tres votos. El suyo, el de su esposa y el de un despistado que no sab铆a c贸mo marcar en el tarjet贸n. Dicen las malas lenguas que, por llevarle la contraria, su suegra vot贸 por otro aspirante y luego andaba feriando los bultos de cemento que le regalaron como compensaci贸n.
Reci茅n amaneci贸, fue a buscarlo Pedro Avivato. Lo salud贸 con una sonrisa impregnada de sorna. Lo anim贸 a seguir creyendo en la democracia y en el juego limpio. 鈥Tal vez en las pr贸ximas elecciones.鈥, le dijo al despedirse.
Y si piensa que voy a decir aquello de que Candidote se encuentra en cuidados intensivos por las quemaduras, se equivoca. Supuso mal porque le contar茅 que lo vieron buscando un gota-a-gota para poder saldar las una y mil deudas que le quedaron en este pa铆s del realismo m谩gico en el que todav铆a creemos en la democracia y en el juego limpio鈥

脕lvaro Ruiz

Cali, Abril/58. Economista con estudios pos universitarios Universidad de la Habana-Cuba. Especializaci贸n Administraci贸n P煤blica UNIVALLE. Directivo Sugoviano y L铆der Comunitario 鈥揓AC, Coordinador de Cuadra. Escribe desde 1984, siendo su primer fragmento 鈥淭risteza y Alegr铆a鈥. Desde entonces no ha cesado de trazar unas cuantas l铆neas denominadas MI VOZ. Su escuela literaria su T铆o el Escritor cale帽o Arturo Alape. Prepara compilaci贸n de sus trazos diversos pero unitarios: Imaginar Futuro como lo dec铆a Galeano.


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Nosotros

El Sindicato Unitario de la Gobernaci贸n del Valle del Cauca-Diverso pero Unitario, es una Organizaci贸n Sindical de Industria y/o rama de actividad econ贸mica de primer grado y mixta, que tiene en su seno a Servidores P煤blicos adscritos en los Niveles Central-Descentralizado, EICES-ESES-de Nivel Dptal. y Funcionaros de Educaci贸n planta FODE .


CONT脕CTENOS

LLAMENOS


  • Registro Sindical No. 00002597 de Noviembre 2 de 2010
  • Nit: 900393920-1


Suscripci贸n


    Categorias