SINDICATO UNITARIO DE LA GOBERNACI√ďN DEL VALLE DEL CAUCA
NOSOTROSCONTACTO 20 Mar, 2023

ppotes

ppotes01/07/2022
Padre-Javier-Giraldo.jpg

16min5410

EL sacerdote jesuita Javier Giraldo, dedicado a la defensa de los Derechos Humanos, y acompa√Īante de la Comunidad de Paz de San Jos√© de Apartad√≥, habl√≥ sobre las amenazas a ese corregimiento, la captura de Otoniel y el balance del Acuerdo de paz .

Nota publicada originalmente en el Diario El Espectador

Javier Giraldo¬†pasa al tel√©fono con la voz m√°s apagada a causa de una gripa que lo afect√≥ los √ļltimos d√≠as del a√Īo. Contesta desde el Urab√°, donde acostumbra a pasar la Navidad junto a los miembros de la¬†Comunidad de Paz de San Jos√© de Apartad√≥, fundada a finales de los noventa en una peque√Īa localidad rural de Apartad√≥ (Antioquia), y una causa que √©l acompa√Īa y que ha resistido las embestidas de todos los grupos armados de la regi√≥n.

El padre Javier, como se lo conoce de forma coloquial, ha sido un referente en la defensa de los Derechos Humanos en el pa√≠s desde que en la d√©cada del ochenta encabez√≥ la Comisi√≥n Intercongregacional de Justicia y Paz. Autor de varios libros sobre el conflicto armado,¬†Giraldo fue muy cr√≠tico con el proceso de paz con los paramilitares y ahora muestra sus reparos a los¬†acuerdos de La Habana, a los que seg√ļn √©l despojaron de ‚Äútoda su fuerza‚ÄĚ.¬†Colombia+20¬†convers√≥ con el padre Giraldo la √ļltima semana de diciembre de 2021 sobre este y otros temas.

A cinco a√Īos de los acuerdos de La Habana, ¬Ņcu√°l es su balance?

Creo que no se toc√≥ ninguna de las ra√≠ces de la violencia en Colombia. En primer√≠simo lugar el problema de la tierra, pero tambi√©n estaba el problema de la democracia y todo el problema de la manipulaci√≥n medi√°tica. Nada de eso se toc√≥ en los acuerdos. De como se desarroll√≥ el acuerdo de paz yo hice un cierto seguimiento los primeros a√Īos y saco una evaluaci√≥n muy negativa de todo.

Entre lo firmado en La Habana en septiembre de 2016 y lo firmado en Bogotá después de pasar por Cartagena, hay unas diferencias enormes. Después vino el paso por el Congreso, que fue fatal. El Congreso y la Corte Constitucional metieron la mano y creo que le quitaron todos los dientes que el acuerdo podía tener, o lo que quedaba, porque ya lo habían despojado de toda su fuerza. Es muy distinto a lo que se pensó en La Habana.

Algo positivo es que casi 13.000 hombres y mujeres que estaban en armas ya no lo están…

Sí, pero han asesinado a muchos de ellos. Es como una constante de todos los acuerdos de paz anteriores: primero, no se tocan las raíces del conflicto; segundo, se asesina a los que se desmovilizan; tercero, se reciclan siempre los factores de la guerra y termina reciclándose la guerra.

El país rechaza los asesinatos de líderes sociales, por el simple hecho de apoyar el proceso de paz.

¬ŅQu√© ha cambiado en la situaci√≥n de violencia y amenazas contra la Comunidad de Paz de San Jos√© de Apartad√≥?

Mirando un poco m√°s atr√°s la situaci√≥n comenz√≥ a modificarse, aunque no con cambios sustanciales, desde la desmovilizaci√≥n del a√Īo 2016 porque se fueron estos grupos de las Farc que hac√≠an presencia,¬†pero el paramilitarismo fue tomando control de todas las veredas. Hoy en d√≠a ya todas las veredas del corregimiento tienen un control mediante presencia de por lo menos una persona o una familia que ellos llaman ‚Äúpuntos‚ÄĚ, que es propiamente un sistema de espionaje.

Ellos convocan permanentemente asambleas de juntas de veredas, ponen sus puntos de vista sobre la agricultura, qué se puede sembrar, qué no se puede sembrar, ponen impuestos ilegales, imponen su modelo de desarrollo, que es antiecológico y va en contra de todo lo que la comunidad ha pensado siempre. En esas asambleas de veredas lanzan amenazas y quieren dejar siempre sentado que ellos son la autoridad de la región.

Nadie se puede oponer a ellos. Todo el mundo se tiene que someter y el que no se someta pagar√° las consecuencias. Hasta ahora no han obligado a la Comunidad de Paz a asistir a esas asambleas, pero cada vez la presi√≥n y la amenaza es m√°s fuerte. Las respuestas que da el Gobierno y las Fuerzas Armadas a todas las quejas que la comunidad le transfiere a la Corte Interamericana de Derechos Humanos, siempre son evasivas diciendo ‚Äúno sab√≠amos, no est√°bamos presentes en la zona‚ÄĚ o ‚Äúvamos a investigar‚ÄĚ y nunca se investiga, as√≠ va avanzando este tipo de control.

El padre Javier Giraldo expresa su preocupación por el desarrollo de los acuerdos de paz.

Otoniel dijo que lo suyo fue una entrega y adem√°s que busca una negociaci√≥n de paz con el gobierno, ¬Ņqu√© opina de ambas afirmaciones?

Creo que es muy ambiguo. Pocas personas en Colombia se tragaron¬†esa versi√≥n de la captura de¬†Otoniel, eso fue una obra de teatro demasiado mal preparada. La presencia del Clan del Golfo ha sido ciertamente de un paramilitarismo coordinado y articulado con la Fuerza P√ļblica. Entre octubre y diciembre en la regi√≥n del Choc√≥ y el norte de Antioquia hubo tal agresi√≥n de los paramilitares coartando todas las actividades, incluso religiosas, que hubo misiones de verificaci√≥n en las que participaron varios obispos, organismos internacionales y humanitarios.

Esas misiones sacaron unos comunicados muy fuertes y resulta que el Ministerio de Defensa está enfurecido contra la Iglesia por esa denuncia y exigió retractación por una de las afirmaciones que aparecen en esas denuncias: la que decía que hay síntomas de que el Clan del Golfo y el Ejército están actuando conjuntamente.

El Ej√©rcito est√° enfurecido exigiendo retractaci√≥n, pero uno se pregunta, ¬Ņqu√© pruebas van a exigir? Si quienes estuvieron en estas misiones escucharon¬†el testimonio de la gente que ha vivido en carne propia las cosas terribles que est√°n haciendo los paramilitares. Las mismas religiosas que est√°n en esas zonas rurales les dec√≠an ‚Äúaqu√≠ est√° la base militar y a pocos metros est√° la base paramilitar‚ÄĚ. ¬ŅC√≥mo van a negar que est√°n actuando juntos?.

Hay una connivencia muy evidente que ya se ha denunciado, no solamente en el norte de Antioquia y el Chocó, sino en el Caquetá, en Putumayo, en Guaviare, que muestra lo mismo: se nota una articulación y connivencia incluso con algunas disidencias, con el Clan del Golfo y otros grupos paramilitares. La situación se ve muy grave.

El Ej√©rcito tiene a su favor que ha dado golpes duros al Clan del Golfo y eso es lo que reclama en su carta de retractaci√≥n el brigadier √ďscar Murillo, comandante de la Fuerza Tit√°n del Choc√≥. Quiz√° es ambiguo eso de la connivencia‚Ķ

Es cierto, yo creo que ellos manejan todo esto dosificadamente, de tal manera que puedan defenderse y mostrar la otra cara, la de la persecución, en determinados momentos. Pero hay algo que salta como una preocupación de fondo y es el problema de la verdad. 

Hasta qu√© punto los grupos que ellos dicen que han golpeado son realmente del Clan del Golfo, o m√°s bien son delincuencia com√ļn o incluso de guerrilla, y tratan de presentarlos as√≠. ¬ŅD√≥nde est√° la credibilidad? ¬ŅD√≥nde est√° la verdad?

M√°s de 13 mil reinsertados han sido asesinados desde que se firmaron los acuerdos de paz.

Las misiones humanitarias han tratado de escuchar el testimonio de las v√≠ctimas. Aqu√≠ los militares piden pruebas y las √ļnicas pruebas v√°lidas son las que van a las Fiscal√≠as o a las Procuradur√≠as, esas no son pruebas dentro de cierto consenso de los movimientos sociales, en primer lugar porque los que van a denunciar entran en un riesgo grand√≠simo y esa no es una v√≠a de denuncia para los movimientos sociales, menos en un momento en que todos los √≥rganos de control est√°n cooptados por el alto Gobierno.

Entonces está de por medio el problema de la verdad, a quién creerle y cómo acceder a la verdad en un momento de estos en que no se puede confiar en los órganos de control. Uno ve tantas mentiras, por miles, de carácter oficial. El sólo hecho de que se destaparan más de 6 mil casos de falsos positivos muestra eso, 6 mil veces que el alto Gobierno fabricó falsas verdades y le presentó al país grandes mentiras relativas a crímenes horrendos que se presentaron como verdades y ahora se destapan.

Eran mentiras revestidas de verdad. Lo mismo es lo que ha pasado con la Comunidad de Paz de San Jos√© de Apartad√≥: si uno mira la masacre del 2005, el gobierno trat√≥ de venderle al pa√≠s la falsa idea de que hab√≠a sido la guerrilla la que hab√≠a hecho esa masacre, ahora es la Corte Suprema de Justicia la que condena a 10 militares. Nos vendieron una falsa verdad durante varios a√Īos, era una mentira oficial revestida de verdad. Eso ha ocurrido multitud de veces.

Hugo Torres, obispo de Apartad√≥, asegura que la captura de Otoniel abre la posibilidad para la paz con el Clan del Golfo, ¬Ņqu√© cree al respecto?

En primer lugar, eso del fin del Clan del Golfo es completamente falso, no fue una captura sino una entrega. Además, no se tocó la estructura de ellos que hace tiempo tenían su nuevo comandante elegido y todas sus finanzas reorganizadas. La estructura sigue sin tocar, lo de Otoniel no afectó para nada esa estructura.

Luego, el solo hecho de todas estas denuncias de connivencia con el Estado, eso no abre nada, al revés, en lugar de un espacio para la paz creo que más bien se agrave el problema de la guerra. El Ejército sabemos que nunca ha luchado como una defensa real de los sectores populares y los movimientos sociales, sino más bien como una represión de todas esas fuerzas. Y ahora se une con estos paramilitares que también son una fuerza contra los movimientos sociales. Se está es agravando el problema de la guerra.

Pero el mismo Otoniel dijo en su comparecencia ante la Justicia Especial para la Paz que ellos están dispuestos a hacer la paz…

Yo no sabr√≠a valorar eso… hasta donde llegar√° la sinceridad de todo esto.


ppotes12/29/2021
falsospositivos-1280x720.jpg

7min6270

Semanas despu√©s, el domingo 8 de octubre de 2006 para ser precisos, apareci√≥ asesinado el cabo Ra√ļl Carvajal, en el cerro de la Virgen, en el corregimiento de Lajas, en el municipio de Tarra, Norte de Santander. Se neg√≥ a asesinar civiles para hacerlos pasar por guerrilleros. Desaf√≠o la pol√≠tica macabra de los “falsos positivos”

Por Ricardo Romero Silva – Escritor y columnista de El Tiempo

Feliz Navidad, don Ra√ļl Carvajal, descanse en paz porque de voz en voz en voz sigue viajando la noticia de que a su hijo, el cabo, lo mataron por negarse a cometer un par de “falsos positivos”.

Mijo, ¬Ņy qu√©?: ¬ŅC√≥mo est√° eso por all√°?–, le pregunt√≥ usted la √ļltima vez que hablaron.

Pap√°, esto aqu√≠ est√° muy feo; a m√≠ me mandaron a matar a dos muchachos para hacerlos pasar como guerrilleros muertos en combate y yo no los quise matar. Yo me voy a retirar–, advirti√≥ √©l joven militar, que hoy encarna a tantos soldados que se negaron a la rutina del horror, como quien va dejando migas de pan en el camino a la verdad.

Semanas despu√©s, el domingo 8 de octubre de 2006 para ser precisos, apareci√≥ asesinado en el cerro de la Virgen, en el corregimiento de Lajas, en el municipio de Tarra, Norte de Santander. Y usted, respetado don Ra√ļl, se dedic√≥ a contar la historia.

Que el hijo que llevaba su nombre pertenec√≠a al Batall√≥n de Infanter√≠a Antonio Ricaurte de Bucaramanga. Que, luego de nueve a√Īos de servicios al ej√©rcito, acababa de ser trasladado a la Unidad Destructor Uno de la Brigada 30 de la Segunda Divisi√≥n.

Y no fue asesinado por un francotirador de las Farc en la tal Operación Serpiente, como se repitió hasta la maldad, porque en aquellas fechas no hubo enfrentamientos en aquellos parajes, sino que fue atado de pies y manos, golpeado, torturado, ejecutado a dos metros de distancia y manipulado por otros soldados para cerrarle el paso a su fantasma, a su verdad:.

Ten√≠a la cabeza rellena de papel peri√≥dico“, dijo usted, don Ricardo. Hace diez a√Īos le dieron los huesos de su ni√Īo, en el camposanto donde hab√≠an sido enterrados, pues no hab√≠a con qu√© pagar la sepultura. Y empez√≥ su odisea para contar lo que pas√≥ como pas√≥.

Pero Colombia ha sido la distancia entre la verdad y la justicia. Usted despert√≥ seguro de su paso a seguir, orden√≥ a su familia que se hiciera a un lado porque “yo ya no quiero llorar a otro“, subi√≥ al furg√≥n Dodge en el que llevaba comida de las veredas a las ciudades, el PAH 605 de Monter√≠a, con los restos del cuerpo que fue su hijo, y vino a la plaza de Bol√≠var de Bogot√°, el mar que recibe todos los r√≠os que ha olvidado, a contarles este relato en la cara a tantos poderosos que se encogen de hombros entre la guerra:

Si usted supiera lo que duele la muerte de un hijo”, le grit√≥ a Uribe en la plaza el domingo 20 de febrero de 2011, “ustedes no han querido dejar que se esclarezca este asesinato“.

Y se parque√≥ diez a√Īos en la avenida Jim√©nez con la carrera 7.¬™ a esperar justicia. Y pidi√≥ a Dios que le dejara vivir hasta que esta historia pasara de vida en vida.

Muri√≥ el s√°bado 12 de junio de este a√Īo, a los 73, por culpa de la peste escabrosa que ha sido el fin de 129.534 colombianos. Escuch√≥ que su hijo era uno de los 6.402 “falsos positivos” con los que dio la JEP. Pero no alcanz√≥ a ver a Santos pidi√©ndoles ‚Äúperd√≥n a todas las familias, v√≠ctimas de este horror, desde lo m√°s profundo de mi alma‚ÄĚ.

No supo que al principio de esta Navidad ‚Äďla moraleja de la Navidad es, se sabe, que vivir es volver a nacer‚Äď 21 militares aceptaron cargos por cientos de ejecuciones extrajudiciales; no imagin√≥ que su gente vendr√≠a aqu√≠, a Bogot√°, a seguir su tarea, a pedir que su furg√≥n quede parqueado en el Centro de Memoria, Paz y Reconciliaci√≥n:

‚ÄúNecesito que mi hermano y mi padre descansen donde quiera que est√©n‚ÄĚ, dijo su hija Doris en un funeral plagado de tapabocas, “ni siquiera sab√≠a que esto era silencio“.

Feliz Navidad, se√Īor Carvajal, descanse en paz que usted ‚Äďcon su historia a cuestas‚Äď no solo es el personaje de este a√Īo en el que fuimos llamados a decirnos la verdad, sino que ser√° siempre el colombiano que dej√≥ en claro que ning√ļn padre merece ser evangelista de su hijo.

P√°gina del autor www.ricardosilvaromero.com


ppotes12/28/2021
7YBMCL7FBRDVJNPWGKOK4TTSCU.jpg

7min3300

La Ley incluye reformas al Código Penal, al Código Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana, al Código de Extinción de Dominio y a la Regulación de armas, entre otros.

Por Horacio Duque, analista político

El Congreso de Colombia, la Presidencia de la Rep√ļblica y el Ministerio de Defensa expidieron una Ley de supuesta seguridad ciudadana que en realidad es un estatuto para establecer una serie de disposiciones e instituciones que remodelan el r√©gimen pol√≠tico para establecer a plenitud una dictadura neonazi que permita aplastar los movimientos sociales y las organizaciones pol√≠ticas opositoras al Estado olig√°rquico colombiano e impedir el acceso al poder del Pacto Hist√≥rico y su candidato Gustavo Petro.

La Ley incluye reformas al Código Penal, al Código Nacional de Seguridad y Convivencia Ciudadana, al Código de Extinción de Dominio y a la Regulación de armas, entre otros. Se trata de un compendio de normas que legalizan prácticas criminales oficiales, neo paramilitares y de particulares. Es un licenciamiento para matar; una aberrante salida fascista del gobierno uribista.

La Ley de seguridad del sub presidente Duque es la repetici√≥n de la Ley de los Caballos de la hegemon√≠a conservadora (1886-1930), del r√©gimen chulavita del corporativismo falangista de Laureano G√≥mez (1950-1954), de la dictadura militar de Rojas Pinilla, del Estado de sitio del Frente Nacional, del Estatuto de seguridad de Turbay Ayala y su sistema de torturas (1978-1982) y de la seguridad democr√°tica uribosantistas (2002-2014), con sus ‚Äúfalsos positivos‚ÄĚ, 9 millones de desplazados y las masacres de campesinos.

Es pues la continuidad de la línea de violencia y represión conservadora como elemento estructural del Estado oligárquico colombiano

Esta Ley es una recomposición regresiva y oscurantista del sistema de dominación oligárquico colombiano frente a la potente movilización social registrada en Colombia desde 2019 para exigir la eliminación del modelo neoliberal, la implementación de los acuerdos de paz, la protección de la vida de miles de líderes sociales y excombatientes de las Farc y el fin de las masacres en las que la policía se convirtió en actor central como lo acaba de demostrar varios informes de organismos internacionales de los Derechos Humanos.

La Ley de seguridad de Duque es un esquema neonazi que convierte en delincuencia las protestas sociales y las movilizaciones populares para lo cual tipifica un conjunto de delitos con penas que rayan en la cadena perpetua, establece la plataforma del neo paramilitarismo urbano con la argucia de la ‚Äúleg√≠tima defensa privilegiada‚ÄĚ e impone el libre mercado para administrar el r√©gimen carcelario y penitenciario.

Se trata de una Ley de guerra plagada de clasismo y racismo, la cual establece que si una personas es objeto de un atraco en locales comerciales o en vehículos, puede detener el ataque a punta de bala.

As√≠, con la ‚Äúnovedosa‚ÄĚ Ley se da v√≠a libre a la imposici√≥n de la pena de muerte para saqueos, atracos y jaladores de veh√≠culos, aceptando que Estado que es incapaz de combatir la delincuencia y la soluci√≥n que tiene es la de armar a determinados grupos de personajes como lo pudimos observar recientemente con la situaci√≥n del pistolero cale√Īo Andr√©s Encobar quien acompa√Īado por la polic√≠a y protegido por esta disparo contra los integrantes de la Minga que realizaban sus protestas en la capital del valle del Cauca. Esta Ley se mueve con la idea de que el Estado se apoye en ciertos particulares violentos para supuestamente garantizar la seguridad de las comunidades.

Esta Ley aprobada a las carreras al final de la actual legislatura tiene un prop√≥sito pol√≠tico que dif√≠cilmente se puede ocultar; todo apunta a golpear la campa√Īa electoral de la Oposici√≥n democr√°tica que realiza el Pacto Hist√≥rico y su candidato presidencial Gustavo Petro con amplia acogida entre la opini√≥n y muchas posibilidades de acceder a la Presidencia. En Colombia los periodos electorales son los m√°s violentos de su historia, pero esta Ley anuncia un infierno para imponer a plomo y fusil el candidato de la ultraderecha que se√Īale el gran capo del fascismo colombiano (Matarife).

Con la Ley de seguridad desde la Presidencia quieren favorecer los candidatos del Centro democr√°tico y de las otras facciones de la ultraderecha con varias listas al congreso y con pre candidatos presidenciales en las consultas que se adelantaran el 13 de marzo del 2022.

Siendo así es necesario considerar acciones internacionales de denuncia desde la Oposición y procesos de movilización popular que hagan retroceder estas salidas del totalitarismo fascista colombiano.

NOTA IMPORTANTE: El presente artículo fue tomado de portales internacionales de noticias por la actualidad de su contenido y análisis del devenir nacional. Lo que está escrito allí, compromete al autor y no al pensamiento sugoviano.


ppotes12/22/2021
ivan-duque-primera-linea-e1640202722914.jpg

4min4560

Ya este presidente se fue as√≠: torpe, mediocre y de espaldas a una generaci√≥n que en vez de aplaudirlo lo abuchea, se burla de √©l y le prepara muchos A√Īos Viejos en todo el pa√≠s para quemarlos como la peor pesadilla que padecieron en este 2021.

Por Ra√ļl Ram√≠rez, periodista.

Cuando Giovanni Jurado, más conocido como Eko, interpeló en el espectáculo que Duque tenía montado en Cali, el rostro de los acólitos del presidente se desencajó.

“Presidente, ¬ŅUsted cu√°ndo va a reconocer a las v√≠ctimas del paro? ¬ŅPor qu√© tiene un proyecto de Ley que reprime con pena de muerte la protesta social? ¬ŅC√≥mo va a garantizar que las elecciones del 2022 no nos la van a robar?”, interrog√≥ fluidamente el joven que hace ocho meses, con centenares m√°s, protagoniz√≥ uno de los estallidos sociales m√°s potentes que se hayan registrado en la ciudad, y que ayer estaba sentado en el auditorio en calidad de reci√©n electo Consejero Municipal de Juventud.

El presidente, el m√°s joven que haya tenido el pa√≠s, empez√≥ por lo √ļltimo: compar√≥ el proceso electoral del pr√≥ximo a√Īo con las elecciones realizadas el pasado 5 de diciembre donde se eligieron los Consejeros Municipales de Juventudes; uno de ellos, su interpelador. Es decir, para Duque es tan similar la elecci√≥n presidencial como las de los CMJ. En ellas se juegan los mismos intereses, el mismo bot√≠n, la misma burocracia. ¬°Vea pues!

“¬ŅT√ļ sentiste irregularidades en la que te eligieron? ¬Ņpusiste la demanda? ¬Ņporqu√© no la pusiste?“, acosaba, preguntaba y se contestaba el presidente, como si no viviera en este pa√≠s.

Sobre los 48 j√≥venes asesinados en Cali, se fue por las ramas: “Aqu√≠ no permitimos la violencia contra los manifestantes“, declar√≥ sin aclarar por obra y gracia de qui√©n en la ciudad se cometi√≥ ese genocidio, y porqu√© los civiles y polic√≠as que dispararon contra los j√≥venes y los ind√≠genas siguen sin ser judicializados y se pasean por campa√Īas electorales de su partido.

Duque alardeaba de su poder en el escenario, sin notar que -antes que a un Estadista- sus respuestas reflejaban la peque√Īez de sus ideas y la poca estatura √©tica y moral de qui√©n arrastrar√° toda su vida esos cr√≠menes.

Duque creía estarle hablando a un jardín infantil y no a los jóvenes que vivieron en carne propia las consecuencias de sus políticas, jóvenes que vieron caer a su lado a otros muchachos que reclamaban salud, educación, comida y diálogo; y que a cambio recibieron un disparo de fusil.

Ya este presidente se fue as√≠: torpe, mediocre y de espaldas a una generaci√≥n que en vez de aplaudirlo lo abuchea, se burla de √©l y le prepara muchos A√Īos Viejos en todo el pa√≠s para quemarlos como la peor pesadilla que padecieron en este 2021.

En el 2022 estos muchachos tienen la palabra.

 


ppotes12/21/2021
boric-700x391-1.jpg

5min3530

Lo de Chile bien puede tener su resonancia en Colombia en los primeros seis meses del 2022. Amanecer√° y veremos, a no ser que la violencia se expanda para bloquear la insurgencia revolucionaria de las masas.

Por Horacio Duque, analista internacional

Los resultados electorales de las votaciones presidenciales en Chile este 19 de diciembre del 2021 confirman el vigor del nuevo ciclo  de cambios progresistas en la región.

La ultraderecha pinochetista representada por Kast quedó relegada  y la ciudadanía fue consecuente con la enorme movilización desatada desde el segundo semestre del 2019 contra el modelo neoliberal y el poder de las oligarquías financieras y mineras que se apropiaron del Estado y de amplios bienes comunitarios desde la dictadura del General Pinochet y la perversa transición política gestionada por la denominada Concertación que contemporizo con toda la fantasía neoliberal y el consumismo postmoderno.

La casta dominante chilena es muy poderosa y existía el temor justificado por la desviación del proceso democratizador y de insurrección social que se presentó desde el 2019, mediante varias medidas o maniobras mediáticas y el recurso a la violencia con la militarización de la Macro zona sur donde habitan los Mapuches.

Además, la Convención constitucional en funciones ha sido objeto de la presión para acotar su trabajo a la construcción de un Estatuto armónico con los Ejes de la Constitución de 1989, inclinada hacia el mercado capitalista y contraria a los derechos fundamentales de la sociedad.

El pronunciamiento de ayer, no obstante las contradicciones pol√≠ticas y discursivas de Boric, le da un respiro a las mayor√≠as populares y recarga la potencia de la multitud para que se enfoque en una transici√≥n estructural que haga el corte definitivo con el paradigma neoliberal, socialdemocratizante, en su pen√ļltima versi√≥n.

EL CONTEXTO COLOMBIANO

En los mismos t√©rminos estamos en Colombia. La ultraderecha retardataria y violenta agota toda suerte de maniobras para impedir la expresi√≥n pol√≠tica de las poderosas movilizaciones de masas ocurridas desde el 2019. La m√°s reciente salida corre por cuenta de la verborrea populista de Rodolfo Hern√°ndez, una especie de Trump andino, que haciendo gala de su asquerosa fortuna derrocha demagogia contra los pol√≠ticos corruptos y a favor de la arremetida policial contra los manifestantes estigmatizados como v√°ndalos por la Presidencia de la Rep√ļblica, el Ministro de la Defensa y el Fiscal.

Hernández esta disparado y lo que puede suceder es que con las ínfulas agregadas por la maquina mediática del uribismo, el debate se centre entre este personaje y Gustavo Petro, la figura principal del Pacto Histórico, la coalición democrática que crece como alternativa popular para el cambio y las reformas estructurales.

Lo cierto es que la escena política nacional se mueve por la preponderante incidencia de Petro que en el mediano plazo debe expresarse en la elección de un amplio grupo de senadores (40) y representantes (50) como un bloque legislativo comprometido con la propuesta programática del Pacto histórico.

Lo de Chile bien puede tener su resonancia en Colombia en los primeros seis meses del 2022. Amanecer√° y veremos, a no ser que la violencia se expanda para bloquear la insurgencia revolucionaria de las masas.


ppotes10/03/2021
pandora-pp-box.png

9min6080

El chileno Sebasti√°n Pi√Īera, el dominicano Luis Abinader, el ecuatoriano Guillermo Lasso figuran en la filtraci√≥n al ICIJ. Entre los exmandatarios destacan los colombianos Gaviria y Pastrana. En Brasil aparecen implicados el ministro de Econom√≠a y el presidente del banco central.

Millones de documentos filtrados, que dieron pie a la mayor colaboración periodística en la historia, revelan los secretos financieros de 35 jefes y exjefes de Estado, más de 330 funcionarios en más de 91 países y territorios, así como un abanico global de fugitivos, estafadores y asesinos.

Estos papeles secretos exhiben los negocios¬†offshore¬†del Rey de Jordania, de los presidentes de Ucrania, Kenia y Ecuador, del primer ministro de Rep√ļblica Checa, y del exprimer ministro brit√°nico Tony Blair. Los archivos tambi√©n detallan las actividades financieras de quien es considerado ministro no oficial de propaganda del presidente ruso Vladimir Putin, y de m√°s de 130 multimillonarios de Rusia, Estados Unidos, Turqu√≠a y otras naciones.

Los documentos filtrados revelan que muchos de los actores que podr√≠an acabar con el sistema¬†offshore¬†son en realidad beneficiarios de sus servicios, escondiendo bienes en sociedades de papel y¬†trusts¬†‚Äďo fideicomisos‚Äď mientras sus gobiernos hacen poco para frenar el flujo global de dinero il√≠cito que enriquece a delincuentes y empobrece a las naciones.

Pastrana y Gaviria, quienes se presentan como poseedores de las soluciones para el país, figuran entre los evasores de impuestos y quienes se favorecieron de los paraísos fiscales.

Entre los tesoros escondidos que revelan los documentos, destacan:

  • Un castillo de 22 millones de d√≥lares en la Rivera Francesa, con cine y dos piscinas, comprado a trav√©s de sociedades¬†offshore¬†por el Primer Ministro populista de Rep√ļblica Checa, un multimillonario que ha hecho campa√Īa contra la corrupci√≥n de las √©lites econ√≥micas y pol√≠ticas.
  • M√°s de 13 millones de d√≥lares escondidos en un opaco¬†trust¬†en las Grandes Llanuras de Estados Unidos por el v√°stago de una de las familias m√°s poderosas de Guatemala; una dinast√≠a que controla empresas de fabricaci√≥n de jab√≥n y labiales, y que ha sido acusada de provocar da√Īos a sus trabajadores y al medio ambiente.
  • Tres mansiones en la costa de Malib√ļ que el Rey de Jordania compr√≥ por 68 millones de d√≥lares a trav√©s de tres sociedades¬†offshore¬†a√Īos despu√©s de la Primavera √Ārabe, en la cual los jordanos salieron a las calles para protestar contra el desempleo y la corrupci√≥n.

Estos documentos secretos son conocidos como los Pandora Papers o Papeles de Pandora.

El Consorcio Internacional de Periodistas de Investigaci√≥n (ICIJ) obtuvo m√°s de¬†11.9 millones de documentos confidenciales¬†y encabez√≥ un equipo de m√°s de¬†600 periodistas de 150 medios ‚Äďdel que forma parte¬†IDL-Reporteros‚Äď, quienes dedicaron dos a√Īos a examinarlos meticulosamente, a rastrear las fuentes y a excavar en los archivos judiciales y otros registros p√ļblicos de decenas de pa√≠ses.

Los documentos filtrados provienen de¬†14 firmas proveedoras de servicios¬†offshore¬†instaladas en varios pa√≠ses. Estas firmas incorporan sociedades de papel y otros escondites¬†offshore¬†para sus clientes, quienes generalmente buscan mantener sus operaciones financieras en las sombras. La informaci√≥n incluida en los archivos supera en cerca de tres veces el n√ļmero de operaciones¬†offshore¬†de jefes de Estado reveladas en las anteriores filtraciones de documentos sobre para√≠sos fiscales, y m√°s de dos veces el n√ļmero de transacciones de servidores p√ļblicos.

Los hallazgos del ICIJ y de sus medios aliados exhiben cómo la finanza ultrasecreta ha infiltrado la política internacional y muestra por qué los gobiernos y las organizaciones globales han hecho tan poco para acabar con los abusos financieros en jurisdicciones extraterritoriales.

Un análisis realizado por el ICIJ a los documentos secretos identificó 956 sociedades en paraísos fiscales vinculados con 336 políticos y funcionarios de alto nivel, incluyendo jefes de Estado, ministros, embajadores y otros. Más de dos tercios de estas sociedades fueron incorporadas en las Islas Vírgenes Británicas, una jurisdicción que durante mucho tiempo fue considerada como una pieza clave en el sistema offshore.

Por lo menos 11 mil 300 millones de d√≥lares est√°n guardados en sociedades¬†offshore, seg√ļn un estudio publicado en 2020 por la Organizaci√≥n para la Cooperaci√≥n y el Desarrollo Econ√≥micos (OCDE). Debido a la complejidad y el secretismo de este sistema, resulta imposible distinguir cu√°ntos de estos recursos est√°n ah√≠ por evasi√≥n de impuestos u otros delitos, y cu√°ntos vienen de fuentes leg√≠timas y han sido reportados ante las autoridades tributarias.

Líderes mundiales, los que esquilman los recursos del pueblo, sacaban los recursos de sus respectivas naciones y las llevaban a paraísos fiscales.

EN TODOS LOS RINCONES DEL MUNDO

La investigaci√≥n Pandora Papers revela los due√Īos secretos de sociedades¬†offshore, cuentas bancarias an√≥nimas, jets privados, yates, mansiones y obras de arte de Picasso, Banksy y otros artistas. La informaci√≥n que ofrece es m√°s detallada que la que suelen obtener las autoridades gubernamentales.

Entre los personajes que los documentos vinculan con bienes¬†offshore¬†resaltan la superestrella de cricket de la India Sachin Tendulkar, la diva de la m√ļsica pop Shakira, la supermodelo Claudia Schiffer y un mafioso italiano conocido como ‚ÄúLell El Gordo‚ÄĚ.

Raffaele Amato, ha sido vinculado con al menos una docena de asesinatos. Los documentos filtrados ofrecen detalles sobre una sociedad de papel registrada en Reino Unido, que Amato utiliz√≥ para comprar terrenos en Espa√Īa poco antes de huir de Italia, con el objeto de instalar en la pen√≠nsula ib√©rica su propio grupo criminal. Amato, cuya historia inspir√≥ la multipremiada pel√≠cula ‚ÄúGomorra‚ÄĚ, est√° cumpliendo una pena de c√°rcel de 20 a√Īos. Los abogados de Amato no contestaron solicitudes de comentarios.


ppotes09/15/2021
TAYWGLNL5BGZDPYTZLJ37I4OMY.jpg

8min5620

El pr√≥ximo 16 de septiembre la Fiscal√≠a llamar√° a juicio al mayor Jorge Mario Molano, quien est√° suspendido. Ser√° acusado por homicidio pues, seg√ļn los cotejos periciales, todo indica que le dispar√≥ al joven Santiago Murillo en Ibagu√© sin que fuera necesario y desconociendo todas las directivas para el uso de armas. La defensa del polic√≠a sostiene que es inocente.

Tomado de El Espectador 

A las 2:40 de la madrugada del pasado 2 de mayo, el mayor Jorge Mario Molano (suspendido por la Polic√≠a) entreg√≥ su arma de dotaci√≥n. Lo hizo en las instalaciones de la Fiscal√≠a de Ibagu√©, horas despu√©s de que el joven Santiago Murillo, de 19 a√Īos, cayera baleado por un disparo que le perfor√≥ el coraz√≥n en la calle 60 con carrera 5 de la capital del Tolima. La pistola en manos de Molano, con serial SP 0169540, es una de las pruebas con las que la Fiscal√≠a va a llevar a juicio al polic√≠a, pues el registro coincide con el proyectil encontrado en el hombro de la v√≠ctima, un joven quien no participaba del paro nacional y quien en su √ļltima noche regresaba de la casa de su novia.

El Espectador¬†conoci√≥ el escrito de acusaci√≥n en contra del suspendido mayor Molano que la Fiscal√≠a prepar√≥ para el juicio que iniciar√° el pr√≥ximo jueves 16 de septiembre. El polic√≠a asistir√° a la audiencia desde la c√°rcel Picale√Īa (Ibagu√©), pues est√° preso preventivamente. En el documento, el ente investigador expuso su hip√≥tesis sobre el homicidio de Murillo, bas√°ndose en informes periciales, documentaci√≥n de investigadores de polic√≠a judicial y un total de 39 testimonios. Se trata del primer llamado a juicio por los homicidios atribuidos a miembros de la Fuerza P√ļblica en el pasado paro nacional, los cuales podr√≠an ser hasta a 77, seg√ļn Temblores ONG y el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz).

Entre los fundamentos de la acusaci√≥n, se describe que el pasado 1 de mayo, sectores sociales convocaron a movilizaciones en Ibagu√©. En la calle 50 con carrera 5, a eso de las 8:20 p.m., se presentaron des√≥rdenes y algunos manifestantes lanzaron piedras contra miembros de la Polic√≠a y las instalaciones de una tienda Panamericana. ‚ÄúLa situaci√≥n es conocida por Jorge Mario Molano, quien para el momento de los hechos, fung√≠a como comandante del CAI Norte o estaci√≥n Norte, y el teniente Andr√©s Parra, adscritos a la Polic√≠a Metropolitana de Ibagu√©. Los dos oficiales se ubican en la calle 60 con carrera 6, en donde en dicha esquina desenfundan sus armas de dotaci√≥n en ese primer momento y cada uno realiza detonaciones hacia el piso y al aire‚ÄĚ, se√Īala la Fiscal√≠a.

UN BUEN MUCHACHO, ASEGURA SU FAMILIA

Miguel Murillo, su pap√°, lo recuerda como un muchacho querido por sus amigos, por su familia, por las mam√°s de sus amigos, por todos los que estaban a su alrededor. ‚ÄúEra un pelado educado, juicioso, sociable,¬†una persona responsable, era un excelente ni√Īo‚ÄĚ, relat√≥ y a√Īadi√≥ que Santiago sol√≠a pasar mucho tiempo en la casa y que cuando sal√≠a, por lo general era con √©l a montar en bicicleta o con su novia Estefan√≠a, y que, de vez en cuando, iba a la casa de su t√≠a.

La policía representada en el Esmad, reaccionó violentamente ante la protesta social en Ibagué. Resultó muerto, en las movilizaciones, el joven Santiago Murillo.

Aunque algunas versiones previas se√Īalaron lo contrario,¬†el pap√° de Santiago dice que su hijo no particip√≥ en las protestas. Aunque se acerc√≥ a una zona de manifestaciones, quiz√° por curiosidad,¬†Miguel tiene la certeza de que su hijo no estaba manifest√°ndose ni mucho menos lo hizo lanzando piedras o con violencia,¬†algo que de cualquier forma no justificar√≠a, si es que as√≠ ocurri√≥, que recibiera un disparo de un integrante de la Polic√≠a.

‚Äú√Čl no era de las personas que participan en esas cuestiones. Yo soy hincha del Tolima, pero nunca le inculqu√© eso, porque a la edad de ellos me daba miedo que de pronto √©l pudiera ser parte de ese grupo‚ÄĚ, explic√≥ Murillo, quien resalt√≥ que apoya las protestas y exigencias ciudadanas, pero jam√°s el vandalismo y los disturbios.¬†‚ÄúNi yo, ni Santiago, nunca le di la educaci√≥n para que hiciera eso‚ÄĚ, explic√≥.

UN ASESINATO DE LA POLIC√ćA

Miguel Murillo pidi√≥ que termine la violencia y agradeci√≥ a todos los que han marchado por su hijo y le han dedicado homenajes. ‚ÄúPero eso no me lo va a devolver, lo que quiero es que esto no se repita (…) que todo se resuelva y que no quede impune, porque¬†eso fue un asesinato de mi hijo por parte de un polic√≠a‚ÄĚ, sostuvo.

A pesar de la situaci√≥n descorazonadora de Miguel, despu√©s de la p√©rdida de su √ļnico hijo, los tr√°mites no dan espera.¬†Estuvo toda la ma√Īana en la Fiscal√≠a y le informaron que la investigaci√≥n ya est√° avanzando, pues solicitaron las grabaciones de las c√°maras de seguridad.¬†Adem√°s, el alcalde de Ibagu√©, Andr√©s Fabi√°n Hurtado, tambi√©n se acerc√≥ a √©l y le prometi√≥ que su gobierno se esforzar√° para que no haya impunidad en el caso.


ppotes08/23/2021
000_1MP1AT-e1629728157454.jpg

4min4100

Lo que ha olvidado el gobierno de Duque–despu√©s de √Ālvaro Uribe, el peor presidente de Colombia–, es que el Paro Nacional no se ha “desmovilizado”. Por eso, este 26 de agosto salimos a marchar.

El Comité Nacional de Paro convocó para este 26 de agosto nuevas y masivas movilizaciones en todo el país. Se pretende continuar con las protestas que se iniciaron desde el 28 de abril y que han traído frutos para la ciudadanía. Cabe recordar que gracias a las movilizaciones se cayó la reforma tributaria que afectaría gravemente los intereses de la mayoría de colombianos.

Sobre las nuevas movilizaciones este 26 de agosto, Francisco Maltés, vocero del Comité Nacional de Paro dijo que las protestas serán pacificas en las principales capitales del país. En un vídeo publicado a través de redes sociales expresó las motivaciones que llevarán a la gente nuevamente a las calles.

Son dos las principales razones para las movilizaciones de este 26 de agosto. La primera es exigirle al congreso que d√© tramite a¬†los proyectos de ley que fueron presentados por el Comit√© Nacional de Paro¬†y decenas de congresistas a finales del mes pasado. Estos proyectos de ley fueron construidos con base en el¬†pliego Nacional de Emergencia¬†que desde el a√Īo pasado han venido proponiendo desde el Comit√© Nacional de Paro.

El segundo punto por el cual se har√°n las movilizaciones este 26 de agosto tiene que ver con la nueva reforma tributaria. Se protestar√° contra este nuevo proyecto porque estipula varias medidas que van en contra de las peque√Īas y medianas empresas y contra el patrimonio y los trabajadores p√ļblicos.¬†‚ÄúEsta reforma contribuir√° a la liquidaci√≥n de peque√Īas y medianas empresas toda vez que le da el mismo tratamiento fiscal que a las grandes empresas‚ÄĚ dijo Francisco Malt√©s. ¬†

La reforma tributaria, contra la cual se protestar√° este 26 de agosto, tambi√©n pretende congelar los salarios p√ļblicos por 10 a√Īos. Esto ir√≠a en detrimento de la calidad de vida de m√°s de un mill√≥n doscientos mil trabajadores y sus familias. Adem√°s, la reforma contempla suprimir los cargos p√ļblicos que queden vacantes. Por otro lado, estipula el proyecto, darle facultades al gobierno para que suprima o fusione entidades estatales. As√≠ se abre el camino para la venta y privatizaci√≥n de los activos de la naci√≥n que son patrimonio de todos.

Finalmente, Maltés invitó a que todos los colombianos se movilicen pacíficamente este próximo jueves 26 de agosto.


ppotes08/19/2021
pORTADA-1280x643.jpg

3min4560

Por iniciativa de varios agentes de tr√°nsito afiliados al SUGOV, se desarroll√≥ una labor de pintura y se√Īalizaci√≥n en los municipios de Restrepo y Riofr√≠o.

Texto: Fernando Alexis Jiménez РFotografías: Oliverio Montealegre T.

Siempre se ha dicho que los sindicalistas son sinónimo de exigencias reivindicatorias y no falta el bárbaro que asegura que hasta problemáticos. Tremendo equívoco. Lo que se desconoce es que, de la mano de la beligerancia en defensa de los derechos de la clase trabajadora, también somos propositivos.

Una muestra fehaciente es la decisi√≥n de varios compa√Īeros agentes de tr√°nsito afiliados al Sindicato Unitario de la Gobernaci√≥n del Valle del Cauca‚ÄĒSUGOV–, quienes pintura en mano, se dieron a la tarea de se√Īalizar Restrepo y Riofr√≠o, contribuyendo decididamente a la disminuci√≥n de la accidentalidad.

Est√° claro que no forma parte de su Manual de Funciones. Lo asumieron de manera voluntaria, sin dejar de lado el entusiasmo y el compromiso con la comunidad. Dicho sea de paso, los moradores de los dos municipios, acogieron esta labor con entusiasmo.

Los dejamos con algunos registros gr√°ficos que nos env√≠an los compa√Īeros sugovianos‚Ķ


ppotes06/21/2021
5d1f89e72d60b.jpeg

2min5210

Sobre lo sucedido en Colombia, seg√ļn los datos que ofreci√≥, del 28 de abril al 16 de junio se registraron 56 muertes (54 civiles y 2 agentes de polic√≠a), especialmente en Cali, adem√°s de 49 v√≠ctimas de violencia sexual.

Agencia Francesa de Prensa (AFP)

La Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, denunci√≥ este lunes los “mayores y m√°s graves retrocesos” en materia de derechos humanos “que hayamos visto nunca”, en un discurso ante el m√°ximo √≥rgano de la ONU en la materia.
En su pronunciamiento, la expresidenta chilena hizo referencia a la situaci√≥n en Colombia y mostr√≥ su “grave preocupaci√≥n” por la represi√≥n contra manifestantes.

“Para recuperarnos de los mayores y m√°s graves retrocesos en materia de derechos humanos que hayamos visto nunca, debemos tener una visi√≥n que cambie la vida y una acci√≥n concertada” para ponerla en pr√°ctica, dijo Bachelet a los miembros del Consejo de Derechos Humanos, que este lunes empieza su 47¬™ sesi√≥n.

“Necesitamos (…) sociedades que, aunque diversas, compartan compromisos fundamentales para reducir la desigualdad y avanzar en todos los derechos humanos”, dijo la funcionaria.

Sobre lo sucedido en Colombia, seg√ļn los datos que ofreci√≥, del 28 de abril al 16 de junio se registraron 56 muertes (54 civiles y 2 agentes de polic√≠a), especialmente en Cali, adem√°s de 49 v√≠ctimas de violencia sexual.

Autoridades civiles y la Defensoría del Pueblo elevan este balance a al menos 61 personas fallecidas, entre ellas dos uniformados.

Bachelet subray√≥ tambi√©n que “aunque la mayor√≠a de manifestaciones fueron pac√≠ficas, se registraron algunos episodios de violencia” y anim√≥ “al di√°logo para resolver la crisis”.



Nosotros

El Sindicato Unitario de la Gobernaci√≥n del Valle del Cauca-Diverso pero Unitario, es una Organizaci√≥n Sindical de Industria y/o rama de actividad econ√≥mica de primer grado y mixta, que tiene en su seno a Servidores P√ļblicos adscritos en los Niveles Central-Descentralizado, EICES-ESES-de Nivel Dptal. y Funcionaros de Educaci√≥n planta FODE .


CONT√ĀCTENOS

LLAMENOS


  • Registro Sindical No. 00002597 de Noviembre 2 de 2010
  • Nit: 900393920-1


Suscripción


    Categorias